Por qué es bueno visitar un punto de venta inmobiliario?

0
168

“No dejar nada a la imaginación ayuda a ver con objetividad si esa compra será una buena inversión”.

Con la tecnología, las visitas virtuales a inmuebles te evitan la fatiga de recorrer cada uno de los departamentos de tu interés, por toda la ciudad, pero una vez que tienes una propiedad en especial en la mira, los expertos recomiendan que acudas a revisarla físicamente al punto de venta.

¿Por qué? La comercializadora Quiero Casa, enumera algunos de los motivos más relevantes, con la finalidad de que cada comprador esté 100% satisfecho con su inversión, ya que las propiedades pueden destinarse para uso del propietario y en algunos casos, para el arrendamiento o venta posterior, de modo que debe estar plenamente convencido de la adquisición.

Para tener certeza sobre dimensiones.

La visita física a la propiedad de tu interés te da nociones reales acerca del tamaño del espacio disponible. Es distinto ver a través de un catálogo o un plano a estar parado(a) en él para visualizar la distribución de piezas y saber con precisión si todos los habitantes estarán cómodos.

Otros aspectos que se valoran con claridad son las entradas de luz y ventilación natural, de acuerdo a la posición del edificio; factores imprescindibles que, a la larga, podrían involucrar gastos extra en energía si deben sustituirse deficiencias de iluminación, a través lámparas adicionales y de flujo de aire mediante aclimatadores artificiales.

Para idear la decoración.

¿Qué estilos van con la arquitectura? ¿Los materiales conjugan con los estilos que traes en mente? ¿Qué colores y texturas podrás implementar en el nuevo hogar? Estas y otras tantas preguntas estarán en tu mente mientras solo veas el departamento en fotografías.

Por ello, nada como plantarte en la futura propiedad y vislumbrar cómo equilibrar la decoración de tus sueños con la arquitectura, acabados, texturas de paredes en cocina, sala o comedor. De esta forma, tendrás ideas muy claras sobre cómo jugarás con los estilos, diseños y colores.

La altura de los techos, por ejemplo, es básica para contemplar colocación de cuadros, adornos y lámparas; los materiales del piso, por otro lado, te permitirán saber si quieres  alfombrado o solo tapetes en algunos sitios.

Para contemplar el tipo de muebles.

¿El lugar exigirá que compres muebles más pequeños o más grandes a los que ya tienes? ¿De qué material? Estos temas determinarán la facilidad o dificultad de desplazamiento, en el primer caso y en el segundo, el cuidado de tu inversión, pues el clima típico de la zona en que se ubique el departamento puede resultar perjudicial para el mobiliario.

En temperaturas con bajos o altos índices de humedad, por ejemplo, algunos metales se corroen, mientras que en temperaturas cálidas, se deforman.

Para cálculo de tiempo en recorridos.

Puede no convencerte del todo esa zona en que se ubica el departamento que te gustó, sin embargo, si planeas un recorrido de ensayo hacia tus puntos de desplazamiento básicos como oficina, colegios, centros comerciales, mercados o zonas de entretenimiento, quizá te lleves una grata sorpresa descubriendo que hay vías de comunicación bien conectadas que pueden optimizar tus tiempos, uso de combustible o manera de desplazarte.

Quiero Casa te invita a no dejar nada a la imaginación y ver con objetividad si esa compra será una buena inversión. Cada proyecto de esta firma no solo es ideal para hacer realidad tus sueños y mejorar la calidad de vida, sino también para ofrecer ubicaciones estratégicas a lo largo de toda la ciudad, que pueden generar plusvalía a mediano y largo plazo.

Deja un comentario