Buen vivirVida y Estilo

¿Por qué la mayoría de las resoluciones de año nuevo fallan?

Al finalizar un año, el ambiente que nos rodea es de esperanza, prosperidad, buenos deseos, sueños y metas que queremos lograr para el siguiente año, lo que genera muchas expectativas, así como cada vez que juegas en casino Vulkan Vegas.

Bien es cierto que con la llegada de un nuevo año se deben trazar metas para alcanzar y se debe tener un propósito, pero “algo” sucede luego del primer o primeros meses del año, dejamos la dieta, posponemos las metas, decimos frases como “lo haré mañana”, “mañana empiezo”, “aún tengo tiempo”, “la próxima semana” y así llega otro fin de año.

La pregunta que todos nos hacemos, ¿por qué fracasan las resoluciones de fin de año?,  ¿por qué es tan difícil cumplir las resoluciones de fin de año?, y más importante aún ¿cómo cumplir con las resoluciones de fin de año?, la finalidad de la siguiente lectura, es conocer que nos frena en el cumplimiento de dichas metas y que podemos hacer para alcanzarlas.

Razones por las cuales no se cumplen las resoluciones de nuevo año

  • Las resoluciones no son específicas: muchas veces solemos hacer propósitos muy pocos específicos, como por ejemplo, “quiero ser más sana”, “quiero verme mejor”, “quiero ser al fin feliz”, y en ellas visualizamos que no están completas, ser más sana puede referirse a comer mejor, comenzar a entrenar, comer menos, quizás descansar más. Verme mejor, ¿desde qué perspectiva?, física, mental, emocional. La misma felicidad es una decisión y depende de nosotros mismos, no de otra persona. Cuando una resolución  no es una meta clara y detallada es muy difícil de cumplirla.
  • Resoluciones no realistas, resoluciones fantasiosas: se trata de cuando un individuo se propone una meta que realmente es complicada de lograr, un claro ejemplo sería para una persona obesa prometerse bajar 10 kilogramos de peso en un mes, primero es una meta peligrosa, porque bajar de peso debe ser guiado de la mano de un especialista, segundo porque se requiere un compromiso real para comenzar una dieta, se requiere saber cocinar, amar cocinar, tener el tiempo para preparar alimentos sanos y la voluntad.
  • Resoluciones sin planes estructurados: todo propósito debe tener un plan con pasos a seguir para poder lograr el objetivo, decir deseo hacer un pastel sin saber los ingredientes, las porciones y como se van agregando cada uno, hace imposible hacer un pastel, lo mismo sucede con las resoluciones. Muchas personas desean comer sano, pero no saben cómo preparar comidas variadas y saludables, esto dificulta alcanzar el objetivo.
  • Resoluciones no cumplidas denota cero compromisos: para una persona que está acostumbrada a no cumplir sus resoluciones resulta difícil empezar hacerlo de la nada, debe existir un cambio real o una meta muy clara y precisa, para poder lograr ese cambio. Se puede iniciar el año con el deseo inmenso de alcanzar esa resolución, pero si falla el compromiso con uno mismo, semana a semana se va perdiendo el foco y ya no se insiste en cumplir la resolución y decimos frases como; “se hizo lo que se pudo”, “para el próximo mes, si me propongo”, “aún estoy joven, puedo hacerlo en cualquier momento”.

Cómo lograr cumplir con las resoluciones de año nuevo

En la sección anterior, nos podría llevar a pensar que cumplir una resolución es una misión imposible, pero debes primero saber en qué estamos fallando para poder realizar los respectivos correctivos y al fin alcanzar las metas propuestas, con la entrada del nuevo año.

Uno de los primeros pasos es trazar una meta clara y realista, debe ser pequeña para poder lograrla con éxito, la energía que se siente tras lograr cumplir una primera meta es inimaginable y es fuente de motivación para ampliar esa misma resolución, subirla de nivel y proponerse metas más complejas.

Lo segundo sería establecer una meta precisa, un ejemplo sería, “hoy me preparé un plato de comida saludable”, y esta misma resolución hacerla al día siguiente, los hábitos son esenciales para alcanzar nuestros objetivos, estos hábitos nos permiten tener una mejor disciplina.

Un plan que ayudaría a cumplir con la resolución anterior, sería aprender a reconocer los alimentos saludables, aprender nuevas técnicas de cocina, buscar personas que nos motiven o que tengas  resoluciones similares a las propias, este tipo de consejos en práctica favorecen a cumplir una resolución de nuevo año.

Limite las resoluciones de nuevo año, si es una persona que no suele cumplirlas, ver una larga lista de metas por alcanzar le harán sentir abrumado, es mejor concentrarse en una a la vez, en una resolución significativa, por ejemplo, si ha deseado desde hace mucho tiempo mejorar su peso, centre toda su atención a esa meta principal, cuando vea los primeros cambios estará preparado para asumir nuevos retos, porque sabrá que si es capaz.

Los propósitos de nuevo año no son imposibles, se necesita voluntad y disciplina para lograr cambios positivos en nuestras vidas.

author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar