¿Qué acciones están tomando los Gen Z’s para viajar más sustentable?

0
184

El 63% de los jóvenes de la Generación Z ni siquiera visitaría un destino si supiera que el exceso de turismo representa una amenaza.

Es fácil pensar que la Generación Z, mexicanos entre 16 y 24 años de edad, es el grupo más concientizado en temas sociales y ambientales que generaciones anteriores, ya que han demostrado ser una sociedad “hiperconectada”. Pero ¿vivirán y viajarán a la altura de las expectativas puestas sobre sus jóvenes hombros? ¿Hasta qué punto seguirán el ejemplo de los que ya adoptaron un estilo de vida sustentable?

Booking.com, el líder mundial en conectar a los viajeros con la más amplia variedad de lugares increíbles para quedarse, llevó a cabo una encuesta* a nivel mundial en 29 mercados para descubrir los comportamientos y ambiciones de viaje de esta generación. Los resultados develan aquellas acciones que está realizando esta generación de mexicanos para lograr que sus viajes tengan un impacto positivo en la sociedad y el medio ambiente:

Viajar para ayudar

El 57% de los jóvenes mexicanos de la generación Z piensa que hacer voluntariado durante sus próximas vacaciones hace de su viaje una experiencia más auténtica, y el 46% está interesado en hacerlo en su próximo viaje, comparado con el 31% del promedio global, demostrando que los mexicanos quieren ayudar a la comunidad. Además, un 55% de ellos considera que es importante contribuir a la comunidad local que visitan.

No es necesario formar parte de un grupo para enterarse de este tipo de actividades. Alojamientos como Único 20° N 87°W están al alcance de todos para reservar tus próximas vacaciones con causa. Un alojamiento poco convencional, ya que, con solo escoger hospedarte ahí, te dan la oportunidad de formar parte de un programa de voluntariado para donar artículos como ropa, mantas, juguetes y suministros escolares, para aportar a las comunidades de los alrededores. Las donaciones se pueden entregar en la tienda de los artesanos dentro de la propiedad, y como muestra de agradecimiento, los huéspedes reciben descuentos en sus compras. Además, este alojamiento envuelve a sus huéspedes en la cultura de la Riviera Maya con su cocina basada en ingredientes locales y decoraciones artesanales en cada habitación para así, continuar aportando al trabajo de la zona.

Turismo disperso

Esta generación es muy consciente del planeta, ya que más de la mitad indicó que el impacto ambiental que los viajes tienen sobre los destinos es un factor importante que se debe tener en cuenta (64%). Por si fuera poco, el 67% de los jóvenes mexicanos visitaría un destino menos conocido en vez de un popular si esto significa menor impacto en el medio ambiente, y el 63% ni siquiera visitaría un destino si supiera que el exceso de turismo representa una amenaza.

Esto suena más fácil dicho que hecho, pero afortunadamente México cuenta con muchos destinos escondidos el turismo masivo. Una gran opción si buscas alternativas a resorts en playas mexicanas es la costa del pacífico, y alojamientos como Celeste del Mar en San Agustinillo un sitio fuera del radar, ubicado entre dos reservas naturales y enfocado en preservar un hábitat esencial para la proliferación de la tortuga Golfina o el Zoa Hotel en Mazunte, donde disfrutarás de la comida más fresca preparada sólo con producto local recolectado por el chef.

Dejar huella, pero no ecológica

Al momento de planificar y reservar un viaje, los Gen Z’s mexicanos prefieren quedarse en alojamientos que respeten el medio ambiente (73%). Para ellos, también es importante ser conscientes antes de llegar, ya que el 70% de los viajeros jóvenes mexicanos elegiría reducir su huella ecológica limitando la distancia recorrida en los viajes.

Cuando de viajar se trata, las distancias pueden ser limitantes, pero la Ciudad de México cuenta tanto una diversidad de actividades dentro de la ciudad como de destinos a pocas horas de distancia. Un sencillo viaje en autobús de dos horas te llevará a Valle de Bravo, donde te toparás con alojamientos como Las Luciérnagas, un hospedaje con certificación ecológica de 5 habitaciones en medio del bosque.

Una vez en el destino, también es importante la huella que dejan, ya que el 78% indica que están dispuestos a usar medios de transporte más ecológicos, como autos de alquiler híbridos o eléctricos, transporte público o simplemente caminar y andar en bicicleta. ¿Por qué no disfrutar de un staycation en la ciudad más amigable para andar en bicicleta del país? la Ciudad de México. En Patio 77, el primer Bed & Breakfast ecológico en la ciudad ubicado en una mansión renovada de 1890.

Para saber más sobre la relación entre los Generación Z y los viajes, puedes visitar nuestra página de internet Destination Gen Z.

Deja un comentario