Radiante de punta a punta con Palmer’s

0
119

Desde las puntas de los pies, hasta las puntas del cabello, el aceite de coco es un gran aliado para perfeccionar, nutrir, reparar e iluminar las pieles más secas y las melenas más maltratadas.

Consigue lo mejor del coco, al natural, sin aceites minerales y sin parabenos, con la línea Coconut Oil Formula de Palmer’s, y logra la perfección en sólo cinco pasos:

1. Comienza el día limpiando tu cabello con la deliciosa fórmula de reparación y brillo del Shampoo Reparador Aceite de Coco. Su aceite, obtenido ética y sustentablemente, junto a la vitamina E, la keratina y el aceite de monoi, limpia con suavidad y rehidrata el cabello maltratado, rizado, procesado o teñido.

2. Acondiciona y desenreda al instante con la cremosa consistencia del Acondicionador Reparador Aceite de Coco que contiene también aceite de argán, algas marinas y keratina para una acción restauradora y profunda en cada uso.

3. Suaviza y dale un aspecto suave y sano a tu piel después del baño, y tantas veces como lo necesites, con la exquisita fórmula ligera de aceite orgánico de coco, aceite de almendras dulces y de macadamia, aderezada con leche de coco, manteca de karité y de cacao contenidos en la Loción Corporal Aceite de Coco. Tu piel quedará radiante y protegida.

4. Nutre y suaviza tus manos con la Crema para Manos Aceite de Coco que, con su fórmula a base de aceite de coco, manteca de cacao y vitamina E, protege y evita la deshidratación, dando un resultado suave y terso que también beneficiará a tus uñas.

5. Haz tu spa en casa con el Aceite Corporal Aceite de Coco: sumérgete en la tina con agua tibia y añade unas gotas de aceite, después aplícalo directamente en las zonas más deshidratadas de tu piel para repararla y suavizarla en profundidad.

Mientras le das este tratamiento a tu cuerpo, aplica la Mascarilla Reparadora Intensiva para devolver luminosidad y proteger tu cabello del quiebre, del frizz y de las puntas abiertas, gracias a su exclusiva fórmula con aceite de monoi, proteína de seda, keratina y leche de coco.

Leave a Reply