Receta de falafel de atún

0
100

Una peculiar combinación

Durante la última década, la cocina de Oriente Medio ha conquistado paladares alrededor del mundo gracias a su frescura, aroma, valores nutricionales y un potente sabor.

Una creación de las más representativas de aquellas tierras es el Falafel; croquetas hechas a base de garbanzos, habas o una combinación de ambas que generalmente se acompañan con pan pita. Aunque su nacimiento siempre ha sido tema de debate; Arabia, Israel y Egipto se disputan la creación de este singular plato, ya que en esas regiones suelen utilizarse muchos condimentos e ingredientes como ajo y cilantro que son componentes esenciales de este manjar, de ahí el origen de su nombre que proviene del verbo árabe “falfala”, que significa condimentar .

Es un platillo tan versátil que permite saborearlo como snack, entrada o si introduces las croquetas en pan de pita caliente, puedes degustarlo a manera de bocadillo. Hoy, te invitamos a descubrir los sabores característicos de la gastronomía oriental con un toque especial, anímate y prepara un Falafel de Atún Dolores® en aceite.

¿Qué necesitas?

• 2 latas de Atún Dolores® en aceite
• 3 dientes de ajo, picados
2 cucharaditas de comino molido
• 1 taza de pan molido
• 1 cucharada de bicarbonato o levadura en polvo
• 1 cucharadita de sal
• 1 pizca de pimienta molida
• 500 g de garbanzos cocidos
• ⅔ taza de cebolla morada, picada
• ½ taza de perejil liso fresco
• ½ taza de cilantro fresco
• ½ cucharadita de pimienta cayena molida
• Aceite para freír

¿Cómo las preparamos?

• Lava con agua los garbanzos.
• Después cuécelos y escurre. Al terminar, tritúralos en un procesador de alimentos junto con la cebolla, ajo, perejil, cilantro y 1 taza de agua.
• Mezcla hasta conseguir una textura espesa.
• Añade sal, comino, pimienta, bicarbonato y mezcla un poco más.
• Retira la mezcla del procesador y colócala en un tazón, posteriormente agrégale el atún y revuelve con un tenedor.

• Deja reposar durante 30 minutos.
• Forma con la mezcla pequeñas esferas con ambas manos. Tip: Si la mezcla queda demasiado húmeda y es difícil formar las bolitas, agrega un poco de pan molido.
• Pon a freír las bolitas en abundante aceite de oliva a fuego medio hasta que queden doradas.
• Sirve caliente y disfruta su inigualable sabor.

El falafel contiene alrededor del 20% de proteínas, su componente principal son legumbres y esto lo convierte en un platillo alto en fibra pero bajo en aminoácidos; sin embargo, esos nutrientes esenciales se los estarás otorgando con el atún. Otra forma perfecta de equilibrarlo puede ser incorporando arroz como guarnición.

Con esta peculiar combinación no solo innovarás en la cocina, también vas a preparar un plato con múltiples beneficios para tu salud. La gastronomía es fuente de riqueza, con imaginación se pueden hacer aprovechables todos los ingredientes que la naturaleza provee y renovar un ícono culinario de cualquier región del mundo.

Deja un comentario