Reciclaje, un transformador de vidas

0
48

La Organización de las Naciones Unidas sostiene que de no reducirse las emisiones de gases de efecto invernadero, es probable que a finales de siglo la temperatura mundial aumente hasta 1,5 grados, provocando daños irreparables en los ecosistemas. Por ello, la UNESCO declaró el 17 de mayo como el Día Mundial del Reciclaje con el objetivo de generar conciencia e incorporar este hábito en la población.

Al hablar de reciclaje se toman en cuenta las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Estas acciones, que se pueden realizar desde casa, ayudan a revertir el cambio climático, pero además contribuyen a mejorar la economía de las comunidades.

En este marco, la alianza de Mars y la Fundación Mitz lleva 11 años siendo un caso de éxito en zonas de escasos recursos de la Ciudad de México y su área conurbada del oriente del Estado de México, específicamente Palo Solo, Mixcoac, Bondojito, Nezahualcóyotl y Chimalhuacán.

Todas las semanas un grupo de mujeres se reúnen para trabajar en el centro de la Fundación Mitz en Chimalhuacán. Ahí transforman desechos donados por empresas como Mars en artesanías como bolsas, estuches, portarretratos, llaveros, entre otros. Estos mismos productos se venden alrededor del mundo, lo cual les da un ingreso estable para mejorar su calidad de vida y la de sus familias. 

Este modelo de negocio, por medio del reciclaje, logra un círculo virtuoso de desarrollo sostenible que incluye el cuidado del planeta y el bienestar de las comunidades. Gracias a estas acciones, se han reutilizado más de 80 toneladas de empaques, de los cuales aproximadamente el 60% fue donado por Mars.

Esta transformación de residuos ha generado oportunidades de empleo para más de 720 mujeres, un equivalente a $9.1 millones de pesos en sueldos justos para ellas. Además, reciben cursos y capacitaciones en temas que ellas consideran relevantes, como finanzas personales, administración del hogar, autoestima y defensa personal.

Este ciclo de reciclaje genera la venta de más de 315 mil productos. Con las utilidades se apoya a la educación infantil, aportando hasta el momento $2.65 millones de pesos a esta causa, sumando 4,000 becas a alumnos de La Casa de los Niños de Palo Solo.

“En Mars estamos convencidos que el mundo que queremos mañana empieza con la manera de hacer negocio hoy; la relación entre Mars y Mitz es un ejemplo tangible.  Ambos compartimos principios que nos guían a tomar decisiones que impacten de manera positiva a las comunidades y al planeta, en este caso beneficiando a las mujeres de Chimalhuacán y sus familias”, menciona Paulina Ruíz Lang, Gerente de Comunicación de Mars Wrigley Confectionery México.

“La alianza entre Mars y Mitz es mucho más que un proyecto filantrópico: es un modelo de economía circular. Nuestro modelo de trabajo busca crear un planeta más sano e impulsar a las personas: generamos oportunidades de empleo y desarrollo al transformar desperdicios industriales en productos únicos y artesanales”, estableció Judith Achar, Presidenta y Fundadora de Mitz.

Mars y Mitz invitan a las personas ser parte de este virtuoso círculo comprando productos con causa. Del 08 al 20 de mayo el 20% de las ventas de las artesanías compradas en www.mitz.org.mx o en Amazon Handmade, se destinarán a la rehabilitación del centro para la mujer de Mitz en Chimalhuacán

Deja un comentario