Cómo redefinir el ADN de tu compañía para convertirla en un éxito

0
436

Tres formas de acelerar un espíritu innovador que forme equipos y empresas más eficientes

La definición de una organización exitosa ha ido evolucionando en las últimas décadas. Mientras que antes se pensaba en grandes conglomerados y corporaciones, los listados de las compañías más admiradas actualmente están encabezados por empresas con un enfoque importante en la creatividad y que, desde su origen, se han encargado de crear disrupción en sus mercados.

“Ésta es la nueva perspectiva que el resto de los negocios tienen cuando piensas en definir el ADN que puede llevarlas al éxito”, aseguró Mario Cantón, director de Customer Experience de Steelcase México, líder global en innovación e investigación de entornos laborales.

A su vez, insights recientes de la firma Ernst & Young indican que las compañías exitosas son aquellas que adoptan una cultura colaborativa. Esto, según explica Mario Cantón, implica propulsar un espíritu de innovación que pueda percibirse tanto en los productos y servicios que ofrecen, como en el espacio mismo donde trabajan los colaboradores.

“La fórmula del éxito en el mundo digital suele estar representado en varias startups que, además de destacar por modelos disruptivos, tienden a fundamentar sus estrategias en cuatro principios: autenticidad, personalidad, agilidad y pasión”, agregó el experto.

Con el fin de adoptar eficientemente estos elementos dentro de cualquier tipo de empresa y cambiar el mindset por un esquema más innovador, las compañías pueden comenzar por estos tres pasos:

Hacer que el espacio refleje tu cultura

El éxito se manifiesta más allá de los reportes financieros; también se refleja en el entorno y sentido de pertenencia del talento.

“La expresión de la identidad de la organización en el entorno ayuda a que las personas tengan mayor empatía por su equipo, así como por el resto de la empresa, haciéndolos sentir un mayor compromiso. Consecuentemente, las personas tienen una mejor actitud y desempeño”, aseguró Cantón.

Por ello, el experto indica que es vital contar con una planeación, diseño y optimización de los lugares físicos donde interactúan y trabajan los empleados, tomando en cuenta tanto el tipo de actividades que realizan, como la personalidad que la compañía desea transmitir.

Dominar la disrupción

El primer paso para cambiar las reglas en una empresa o en toda la industria es crear disrupción y, a su vez, para lograrlo, es necesaria la innovación. Para poner en marcha este ciclo, los equipos deben enfocarse en la creatividad, pues, según explican expertos de firmas como Deloitte, ésta será una habilidad primordial del siglo XXI.

Dar soporte al bienestar y crear espacios que inspiran al pensamiento creativo será crítico para formar colaboradores que piensen “fuera de la caja”.

Adoptar la agilidad

Cambios como nuevos espacios de lounge adaptados para el trabajo individual o mesas altas ideales para reuniones rápidas pueden hacer una enorme diferencia para los empleados que tienen un ritmo rápido. Facilitar que adopten esa flexibilidad y demostrar que ellos tienen total control sobre cómo y dónde trabajan, empodera al talento para colaborar, pero también para ser más productivos a nivel individual.

Tomando este camino, promueves equipos muchos más ágiles, capaces de adaptarse al cambio, haciendo que tanto las ideas, como el potencial de crecimiento fluya a lo largo de tu empresa.

Deja un comentario