Reinventa la tradicional cocina mexicana

0

Para los mexicanos, septiembre es un mes muy especial debido a las fiestas patrias que conmemoran un año más de independencia nacional. Además del emotivo grito la noche del día 15, las delicias tradicionales como el pozole, pambazos y los chiles en nogada se vuelven también los protagonistas.

Todos estos platillos típicos del mes tienen componentes en común. En nuestra tradicional cocina existen ingredientes que son fundamentales para potencializar el sabor y color de cada plato.

La gastronomía mexicana forma parte de nuestros más preciados tesoros. En este mes patrio Dolores® Premium te invita a conocer algunas curiosidades de los 3 ingredientes más representativos de nuestra culinaria:

1.       Maíz. Este ingrediente es el cultivo que genera más valor económico para nuestro país. En México contamos con 59 variedades nativas de maíz criollo y con 64 variedades en total de este grano, con una producción que supera los 27 millones de toneladas anuales[1].

El consumo de maíz está relacionado a la nixtamalización con cal, proceso que elimina la cubierta del grano haciéndolo menos fibroso, lo cual crea una masa más elástica que permite la elaboración de tortillas y más subproductos, también incrementa el contenido de calcio en el alimento además de optimizar la asimilación de proteínas.

Diversas pruebas arqueológicas indican que el maíz era el cultivo más venerado y el alimento básico de las antiguas civilizaciones maya, azteca y olmeca.

2.       Frijol. Era cultivado en Mesoamérica desde hace 9 mil años y fue una de las principales especies que se integró a la dieta básica de las culturas indígenas que habitaban nuestro país, permitiéndoles una alimentación muy nutritiva por ser un alimento enriquecedor.

En el mundo se conocen alrededor de 150 especies de frijoles, de las cuales 70 se encuentran en México con gran variedad de tamaños y colores. Es un producto estratégico para nuestro país, pues su producción anual supera 1 millón 100 mil toneladas siendo Zacatecas el estado que ocupa el primer lugar en volumen de producción[2].

3.       Chiles. Es uno de los cultivos más importantes en nuestra nación; desde la época precolombina se utilizaba como condimento en diversos platillos e incluso, funcionaba a manera de medicamento natural gracias a sus valores nutritivos como la vitamina C.[3]

De acuerdo con la Agencia de Servicios a la Comercialización y Desarrollo de Mercados Agropecuarios (ASERCA), en nuestro país se reportan 64 tipos de chile que se consumen en una amplia variedad de platillos representativos, y de los cuales, se tienen evidencias de su cultivo en México desde hace aproximadamente 6,000 años[4]

Existen algunos chiles secos o deshidratados que cuentan con la peculiaridad de no picar pero si de tener un potente sabor como el guajillo, un condimento seco color café rojizo y originario de Zacatecas que realza el sabor del platillo en el cual se utilice además de que añade un color rojo bastante atractivo. Por eso Dolores® Premium te comparte una rápida receta para que reinventes un antojito típico mexicano y conmemores nuestra gastronomía al mismo tiempo que consientes tu paladar: pambazos de papa con atún.

¿Qué necesitas?

·         1 lata de lomo sólido de atún en aceite de Dolores® Premium

·         5 chiles guajillos

·         3 mini panes de pambazos

·         2 jitomates2 cucharadas de aceite vegetal

·         1 papa picada en cuadritos

·         1 ajo

·         1 trocito de cebolla

·         ¼ de cebolla finamente picada

·         Crema, lechuga y queso para acompañar.

¿Cómo los preparas?

·         Añade aceite a un sartén y vierte la papa picada junto con la cebolla.

·         En un recipiente, muele los dos jitomates junto con 1/4 taza de agua para crear un caldillo de jitomate. Posteriormente agrégalo al sartén donde tienes las papas y la cebolla. Hierve por 5 minutos y añade el atún. Mezcla bien.

·         Por otra parte, desvena los chiles guajillos, ponlos a cocer por 10 minutos y una vez listos, muélelos con 1 ajo y un trocito de cebolla.

·         Cuela la mezcla y fríe por 5 minutos.

·         Rellena cada pambazo con la mezcla de atún con papa y remójalo en el chile ya preparado.

·         Fríelo en un sartén previamente caliente, con una cucharadita de aceite y dóralo al gusto por cada lado.

·         Acompaña con crema, lechuga y queso al gusto.

Con esta propuesta reinventaras un clásico de los antojitos mexicanos y le aportarás a tu cuerpo algunos beneficios nutricionales del atún y sus complementos.

Deja un comentario