RENTA VACACIONAL: PARAÍSO DE INVERSIÓN EN LA RIVIERA MAYA

0
99

En los últimos años, el Sureste mexicano se ha convertido en una de las opciones más atractivas de inversión inmobiliaria en el país. El Financial Times ubicó a México, y en específico a la Riviera Maya, entre los 10 mercados inmobiliarios con mayor crecimiento en el mundo, destacando que desde el último lustro, las ventas de bienes raíces han incrementado 20% cada año. 

La evidente belleza natural del destino y su amplia oferta inmobiliaria son grandes atractivos para inversionistas nacionales y extranjeros, que además de buscar una propiedad para el descanso o la diversión, pueden optimizar esta inversión rentando a otros visitantes o turistas.    

A pesar de enfrentar retos como el arribo masivo de sargazo y la falta de promoción en los principales mercados internacionales, el Sureste mexicano reportó un 82% de ocupación en el primer semestre del 2019, siendo uno de los destinos preferidos para vacacionar, donde Cancún y Playa del Carmen encabezan los primeros lugares de afluencia turística. “La Riviera Maya es el mercado inmobiliario de más rápido crecimiento en México, el incremento de la población fue de un 410% en los últimos 17 años, en donde la demanda de turistas, crece tan rápido como la de alquileres” menciona Chris Gill, Director de Ventas de SIMCA Desarrollos. “La renta vacacional es un aspecto que llama la atención de muchos inversionistas, pues la ocupación turística de esta es de un 65% anual” agrega. Invertir en bienes raíces se ha convertido en una práctica común y segura para conformar un patrimonio, pues los bienes inmuebles no dependen tanto de las fluctuaciones financieras y las devaluaciones de una moneda, por el contrario, los bienes raíces generalmente aumentan su valor al paso del tiempo. Según cifras mencionadas por SIMCA, desarrolladora Inmobiliaria del Sureste, cada uno de sus proyectos inmobiliarios tiene un incremento del 28% del valor invertido durante el proceso de construcción, adicional a que utilizando su plataforma de renta vacacional Happy Address, los propietarios obtienen un retorno del 10 al 12% anual, motivo por el cual la compañía cuenta ya con más de 1,700 clientes para cerca de 30 proyectos en Mérida, Playa del Carmen, Cancún y Tulum. 

Dado el creciente “efecto AirBnB” y la alta ocupación turística por renta vacacional en el Sureste Mexicano, Happy Address ofrece la oportunidad a propietarios de dar en renta sus casas y departamentos a turistas y visitantes a través de la plataforma, diversificando la oferta de alojamientos con experiencias como chef privado, asistencia a la medida, transportes o alimentos, entre otros. “Happy Address ayuda a nuestros propietarios a contar con un retorno de su inversión inmobiliaria: las rentas se agendan de forma ordenada y con total apoyo de nuestros colaboradores, aprovechando así la derrama económica que deja el turismo en la Riviera Maya”, comenta Gill. 

Sin duda el Sureste mexicano continuará su crecimiento y serán aquellas opciones que ofrezcan soluciones integrales y seguras de inversión que sobresalgan y llamen la atención de posibles clientes.  

Deja un comentario