¿Sabes las diferencias de un fondo de inversión a otro?

0
346

Si ya tienes un ‘guardadito’ y tienes en mente dar el paso de ahorrador a inversionista, lo primero que debes hacer es fijar una meta, conocer cuál es tu perfil de inversionista, y también las diferencias entre los Fondos de Inversión, para que elijas el más adecuado.

El primer paso es establecer una meta de inversión, es decir, tener claro el objetivo temporal y un aproximado de los rendimientos, asumiendo que no hay ganancias garantizadas. Lo importante de este proceso es que tus objetivos y plazos sean realistas, para que sea más sencillo cruzar la meta de inversión. [1]

Teniendo definido el rendimiento deseado para nuestro ahorro, deberás identificar cuál es tu perfil de inversionista. Para ello, es necesario evaluar algunos elementos como tu nivel de tolerancia al riesgo, edad y situación patrimonial.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, hay tres perfiles de inversionista.[2]

A. El conservador: es aquel que está menos dispuesto a “soportar” el riesgo e invierte predominantemente en instrumentos de deuda.

B. El moderado: es un poco menos reacio al riesgo e invierte un porcentaje moderado de su dinero en deuda y renta variable (acciones).

C. El agresivo: aquel que quiere ganar más, por lo que está dispuesto a asumir mayor riesgo y destina un mayor porcentaje de su inversión a la renta variable.

En cuanto conozcas tu perfil recuerda que los Fondos de Inversión son instrumentos dirigidos a pequeños y medianos inversionistas y estos son administrados por profesionales que tienen como fin generar rendimientos a través de la inversión en carteras diversificadas.[3]

Esta alternativa también es conocida como sociedad de inversión, dado que reúnen el ahorro de varias personas que al participar se convierten en inversionistas, aunque no tomen las decisiones individuales en cada momento. El Fondo invierte los recursos de la sociedad en diferentes instrumentos para reducir riesgos y mejorar los rendimientos. [4]

Existen diversos fondos e instrumentos en los que se puede invertir y se clasifican en cuatro, de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV). [5]

  1. Fondos de Inversión de Renta Variable. Es el que puede invertir en acciones, títulos de crédito, capital de empresas privadas y en instrumentos de deuda públicos y de empresas privadas, y otros documentos que autorice la CNBV mediante disposiciones de carácter general.
  2. Fondos de Inversión en Instrumentos de Deuda. Es el que exclusivamente puede invertir en valores de deuda, públicos y de empresas privadas.
  3. Fondos de Inversión de Capitales (FINCA’s). Es el que invierte sus recursos de manera temporal en empresas privadas que requieren recursos a largo plazo para financiar su operación.
  4. Fondos de Inversión de Objeto Limitado. Es el que invierte exclusivamente con los instrumentos financieros definidos en sus estatutos y en su prospecto de información al público inversionista.

Acércate con los expertos de Principal para que te orienten acerca de los 15 Fondos de Inversión que tienes al alcance de tu cartera y te presenten el abanico de instrumentos financieros y puedas hacer crecer tus ahorros.

También puedes visitar el Simulador de Fondos de Inversión de Deuda que te ofrece Condusef, donde podrás comparar los diferentes fondos de inversión, sus rendimientos y características. [6]

Por: Principal

Deja un comentario