Se estima que 30% de los niños tienen problemas visuales… ¿Ya revisaste la salud visual de tus hijos?

0
293

Inicia el ciclo escolar y con este nuevos retos para tus hijos, todos están preparados para iniciar la nueva aventura: útiles escolares, uniformes, mochilas, loncheras, etc. Pero ¿alguna vez has llevado a tu hijo con un especialista para que le haga un examen de la vista?
Se calcula que un 30% de los niños tienen problemas visuales los cuales impactan negativamente en su salud, desarrollo escolar e interacción social.
Una buena visión es crucial para la educación, se estima que el 80% del aprendizaje de los niños es adquirido por medio de la vista.
¿Cómo saber cuándo revisar la salud visual de tus hijos?
Es recomendable hacer una primera valoración desde que nacen, es ahí donde se diagnostica que las estructuras oculares se encuentran en buen estado, posteriormente se recomienda realizar un examen completo alrededor de los 3 años de edad y en la medida de lo posible hacerlo cada 6 meses contemplando que el sistema visual en los niños continúa en desarrollo.
También es recomendable que estés atento a los signos o síntomas que pueden presentar tus hijos, pues es una forma de ayudar a encontrar un buen diagnóstico y tratamiento si es que requiere de corrección visual, algunas de las señales son:
• Se sienta demasiado cerca del televisor o del pizarrón
• Se acerca demasiado los objetos a la cara.
• Dolores de cabeza en la parte frontal.
• Se frota constantemente los ojos.
• Presenta sensibilidad a la luz más de la normal.
• Si practica algún deporte tiene complicaciones para atrapar algún objeto.
• Ojos rojos y llorosos.
¿Cuáles son los padecimientos visuales más comunes en niños?
Miopía: es un problema refractivo donde la imagen se forma por delante de la retina, provocando problemas para ver las cosas de lejos, pero no de cerca.
Hipermetropía: un paciente con este problema es aquel en donde la imagen se forma detrás de la retina, dando como resultado que vean mejor de lejos que de cerca. Muchas veces es acompañado de fatiga visual.

Astigmatismo: surge por una pequeña deformidad de la superficie de la córnea, da como resultado un enfoque poco claro de objetos y distorsión de objetos cercanos y lejanos. En el caso del astigmatismo es importante realizar exámenes de la vista periódicos a los niños, ya que un solo ojo puede compensar la visión del otro lo que podría parecer “normal” pero con el paso del tiempo el problema se puede complicar.
Recomendaciones del experto:
Enrique Blanco, gerente de relaciones profesionales de Essilor México recomienda: “Si tu hijo necesita una corrección visual busca armazones fabricados con materiales flexibles seguros y divertidos, que siempre vayan acompañados de una lente oftálmica resistente, lo ideal para cualquier paciente es el material de policarbonato el cual es un material flexible recomendado por su resistencia al impacto y también por su característica de protección a la radiación UV y la luz azul violeta nociva como las lentes Airwear Transitions con tecnología Crizal Prevencia de Essilor”.
Añade también que es importante fomentar el uso de gafas de sol, pues tan solo el 80% de toda la exposición dañina a los rayos UV ocurre antes de los 18 años.
Otra sugerencia es reducir el tiempo que pasan los niños frente a cualquier dispositivo electrónico. De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, un niño menor de 2 años podría pasar máximo 30 minutos al día, niños de 3 a 5 años 1 hora al día, mayores de 6 años no más de 2 horas.

Deja un comentario