Síndrome Metabólico o Síndrome X

0
493

Se dice que una persona padece Síndrome Metabólico o Síndrome X, cuando presenta en
su cuerpo un conjunto de patologías (enfermedades), que en conjunto, pueden causar
más daño que si se presentaran en forma individual. Estas patologías son: diabetes,
alteración en el perfil lipídico (dislipidemia), presión arterial elevada, insulinorresistencia y
a la vez, obesidad (índice de masa corporal (IMC) alto), que por si sola ya es un
componente de alteración que puede ir asociado a los otros elementos, pero como un
elemento adicional y presente en casi todos los pacientes de este tipo. Con tres de los
siguientes factores anteriormente descritos, ya se puede diagnosticar el síndrome
En entrevista con el Dr. Cirujano Fernando Pérez Galaz miembro titular del colegio
mexicano de cirugía para la obesidad y enfermedades metabólicas y director de la clínica
multifuncional Balianz, comentó “el síndrome metabólico se está volviendo muy común
en los Estados Unidos, y en gran parte de México devido a la mala alimentación y falta de
ejercico de las personas en el país”.
Los médicos no están seguros si el síndrome se debe a una sola causa. Pero muchos de los
riesgos del síndrome están relacionados con la obesidad. Los dos factores de riesgo más
importantes para el síndrome metabólico son:
• Peso excesivo alrededor de la parte media y superior del cuerpo
(obesidad central). Este tipo de cuerpo se puede describir como “en forma de
manzana”.
• Resistencia a la insulina. La insulina es una hormona producida en el páncreas. La
insulina es necesaria para ayudar a controlar la cantidad de azúcar en la sangre. La
resistencia a la insulina significa que algunas células en el cuerpo usan la insulina
de manera menos eficaz de lo normal. En consecuencia, el nivel de azúcar en la
sangre se eleva, lo cual provoca que la insulina aumente. Esto puede incrementar
la cantidad de grasa corporal.
Otros factores de riesgo incluyen:
• Envejecimiento
• Genes que hacen a la persona más propensa a sufrir esta afección
Cambios en las hormonas masculinas, femeninas y del estrés
• Falta de ejercicio
Las personas con síndrome metabólico a menudo tienen uno o más problemas que
pueden estar ligados a la afección, como:
• Aumento en el riesgo enfermedades cardiovasculares como hipertensión (presión
arterial alta), infartos y arritmias cardiacas.
• Aumento de los niveles de sustancias en la sangre que son un signo de inflamación
en todo el cuerpo
• Pequeñas cantidades de una proteína llamada albúmina en la orina
Tratamiento del síndrome metabólico
Existen diferentes tratamientos para esta enfermedad. Ningun tratamiento puede ser
visto como único, la estrategia es mejorar el estado de salud del paciente con dieta,
ejericio, medicamentos y en algunos casos cirugía metabólica. Peréz Galaz menciona que
está comprobado que esta asociación reduce significativamente la circunferencia
abdominal y la grasa visceral, mejora significativamente la sensibilidad a la insulina,
disminuye los valores plasmáticos de la glucosa y puede prevenir o retardar la aparición
de la diabetes mellitus, tipo II.
Planificación dietética
Para conseguir este objetivo son necesarias algunas medidas básicas:
• La determinación de peso, altura, índice de masa corporal circunferencia
abdominal son medidas iniciales necesarias para la planificación dietética.
• La planificación dietética debe ser individualizada y programada para una
perdida de peso corporal sustentable del 5 al 10% del peso inicial.
• El consejo medico o de un nutricionista puede ser muy importante.
• Es fundamental que los niños, los adolescentes y los padres sean concientes de
la necesidad de combatir el exceso de peso.
• La dieta debe ser equilibrada, teniéndose en cuenta las necesidades calóricas
mínimas para el desarrollo físico.
La dieta debe dar preferencia a verduras, hortalizas y frutas con un mínimo de grasas
saturadas, hidratados de carbono y sal .
Actividad física
Los beneficios asociados a la actividad física en jóvenes incluyen la pérdida de peso con
mejoría de los parámetros metabólicos, la reducción de la presión arterial y de la
resistencia a la insulina, el bienestar psíquico, la predisposición para la actividad física en
la edad adulta, el aumento de la expectativa de vida y la disminución del riesgo de
enfermedad cardiovascular .
De una forma general, podemos decir que actualmente los jóvenes están practicando
menos ejercicios. La atracción por la televisión, los videojuegos y ordenadores tienden a
mantenerlos dentro de casa. Y se ha reducido la práctica de montar bicicleta, e incluso la
práctica de juegos deportivos en los parques. En las escuelas, las nuevas exigencias
curriculares han disminuido el tiempo que antes se destinaba a la actividad física. Las
familias son cada vez más sedentarias y todo este conjunto de factores deben ser
modificados.
Conclusiones
La clínica Multifuncional especializada en obesidad mórbida Balianz, diagnóstica los
factores para el surgimiento del síndrome metabólico los cuales son: obesidad abdominal,
valor de triglicéridos, aumento en la presión arterial e hiperglicemia. El diagnóstico de SM
se puede hacer con la presencia de al menos tres de estos componentes. Los factores de
riesgo son fundamentales para la aparición del mismo. El tratamiento preventivo es un
factor principal para evitar la aparición del síndrome y dentro de esta la planificación
alimentaria en la búsqueda de un peso normal y la actividad física son medidas que se
deben considerar como de primera elección para la prevención.
Entre las diferentes estrategias recomendadas en los pacientes con sobrepeso/obesidad y
SM destaca la prescripción de una dieta hipocalórica, las

Deja un comentario