Tips y consejos para pintar tu casa

0
548

Consulta diferentes muestrarios antes de decidirte por un color: las tonalidades cambian de una firma de pintura a otra. Elige un tono más apagado que el de la muestra, pues al pintar subirá la intensidad.
Pídele al pintor que pinte tres o cuatro muestras en la pared, de un metro como mínimo, y así comprobarás como quedan sobre la pared.
Una vez elegidas las muestras, no te decidas en seguida. Observa el color definitivo cuando la pintura haya secado, al cabo de unas horas. Así verás como quedarán en realidad.
Comprueba como varía la pintura al contacto con la luz natural. El efecto cromático en una pared varía según la cantidad de luz que está recibiendo. Mira las muestras a distintas horas del dia.
Acerca alguno de los muebles de la habitación a la prueba de color para comprobar cómo quedan el uno con el otro. De esta manera podrás apreciar más claramente el contraste entre las paredes y los muebles.
Es posible que, una vez pintada la pared, el color adquiera un matiz diferente al que esperabas. Para evitar sorpresas, haz esta prueba con pequeñas muestras: coloca el color elegido junto a otros tonos de la misma gama y compáralos entre si. Veras que así es más fácil elegir el color deseado sin sorpresas.
Recuerda, una vez elegido el color, escoge uno más claro del que te gusta: verás que, una vez pintada toda la superficie, el color se vuelve mas intenso.
Si te estás planteando pintar toda la casa del mismo color, debes saber que las estancias con menos luz, necesitan pintarse en un tono algo mas claro que las luminosas. De esta formas conseguirás un efecto visual del mismo color en toda la casa.
Ten en cuenta que el presupuesto del pintor incluye tantas pruebas como necesites, así que no te conformes hasta que no hayas encontrado el color exacto.

Deja un comentario