¿Por qué vale la pena asegurar tu hogar?

0

En México hay 32.9 millones de hogares según el INEGI[1] y se estima que solo alrededor de un 4.5% está asegurado[2]. Sea que se trate de casas o departamentos, de alquiler o de viviendas propias, lo que es indudable es que la inversión que se hace al adquirir o rentar un lugar es a largo plazo, además de lo que significa en términos de tranquilidad. Una casa es un lugar donde uno debe sentirse seguro y por tanto algo que debe estar protegido.
No obstante, existen muchas amenazas, desde las más pequeñas hasta las más graves, que pueden afectar la estabilidad financiera y personal de las familias. Desde una sencilla fuga de agua hasta un incendio o una catástrofe natural, las posibilidades de perder el patrimonio son reales.
Si se toma en cuenta que una casa promedio en la Ciudad de México cuesta alrededor de un millón y medio de pesos[3], es fácil dimensionar la importancia que tiene en la economía de una persona o familia. El impacto de cualquier daño puede ser grande.
Afortunadamente, existe una manera de transferir o reducir el riesgo: los seguros de hogar. “Se trata de productos que pueden ser muy sencillos o muy completos, según las necesidades y los intereses de cada cliente. Como un traje a la medida. Protegen el inmueble y los bienes en el interior y, además, se pueden elegir distintas coberturas opcionales que hacen el seguro mucho más robusto, por ejemplo, proteger tu hogar de los daños por sismos u otras catástrofes o elegir los servicios de asistencias que más le convengan según sus necesidades”, señaló Vanessa Delly, Subdirectora Residential & SPL de Chubb Seguros México.
Las alternativas de dónde elegir son tantas como los requerimientos de protección en un hogar. El valor de las casas y departamentos puede hacer suponer que los precios de los seguros son muy elevados y tal vez por eso la penetración sea tan baja. Pero, al contrario, la realidad es otra. El costo de un seguro de hogar básico puede ser sorprendentemente bajo, sobre todo si se decide hacer el pago mensualmente. Para darse una idea, hay muchas reparaciones en el hogar o gastos por emergencias que por sí mismas podrían costar mucho más que lo que se invierte en un seguro en todo un año.
“Para responder a estas preocupaciones y necesidades de tantos millones de hogares, existe ABA Hogar Seguro[4], un producto de la línea ABA, de Chubb Seguros México. Al igual que el resto de nuestros productos, ofrece un tiempo de respuesta inigualable y un servicio de excelencia. También se ajusta a las circunstancias de cada región. En el caso de lugares como la Ciudad de México, Guerrero o Morelos, ¿por qué no optar por una cobertura opcional contra sismos? Existen esas y más opciones, según dónde se encuentre la casa o departamento. Es una decisión que puede salvar el patrimonio de años o décadas y, lo mejor, no tiene que ser muy costosa”, añadió Vanessa Delly.
Sea cual sea la cobertura o paquete que se elija, siempre la mejor decisión es acudir con un agente profesional, dispuesto a contestar todas las dudas que existan y a dar el seguimiento necesario para contratar o hacer valer una póliza de seguro. La información y la correcta elección del producto, es fundamental para que, ahora sí, la familia se sienta plenamente tranquila en el hogar.

Deja un comentario