NiñosVida y Estilo

¿Y si celebramos que nuestras hijas no son perfectas?

En Tümu, buscamos dar a las niñas un espacio donde se sientan acompañadas, entendidas y celebradas. Nuestra meta es darles todas las herramientas necesarias para que crean en ellas mismas y logren ser su mejor versión. 
La que ellas quieran. La que ellas sueñan.

Les enseñamos que lo importante no es ser la mejor del mundo, sino ser lo mejor que ellas puedan ser. Dar su 100%. Eso quiere decir que se pueden caer, equivocar, perder, no tener ganas, llorar… pero que a pesar de eso, se levantan, persisten y siguen adelante. 

Llega la cuarentena y las adolescentes, como todos, se quedan con mucho por hacer, sin ver a sus amigos y sin poder seguir con su vida “normal”.  Excepto que a ellas les llega en un momento vulnerable, donde gran parte de su aprendizaje, diversión y felicidad depende de su vida social.

Las niñas necesitan algo que celebrar, algo que las celebre a ellas. Algo que les recuerde lo importante que es su existencia, lo felices que nos hacen. Necesitan ser el centro de atención (positiva), de la diversión y la celebración. Necesitan saber que valoramos todo lo que ellas representan y debemos alejarnos de esperar la perfección.

Celebremos que nuestras hijas son humanas, tienen anhelos, miedos, sueños, inquietudes, tristezas y esperanzas.  Porque son justamente esta mezcla de emociones lo que las hace únicas. Abramos la puerta de su mente (hoy es la única que podemos abrir, pero por siempre será la más importante) para que busquen su felicidad, su libertad y su propósito en la vida.

Este día del niño, dejemos a un lado lo que nos preocupa en nuestra vida de adultos y hagamos un espacio para reconocer y celebrar que nuestras niñas son quienes son.

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar