Zonas de seguridad en caso de sismo

0

·       En los últimos tres meses, han sido detectados más de 6 mil 700 sismos en México.

Por su ubicación geográfica, nuestro país es una zona altamente sísmica y propensa a sufrir daños por el impacto que pueden ocasionar estos movimientos. Solo en los últimos tres meses el Servicio Sismológico Nacional (SSN) reportó más de 6,700 temblores de diferentes magnitudes.

El SSN también informa un aumento de estos fenómenos naturales, mientras en 2005 contabilizó 1,210, en 2020 fueron 30,130 con epicentros en diversos puntos del territorio mexicano. Datos de AXA México, estiman que hubo daños por más de $55 millones de pesos entre sus asegurados por el sismo del pasado 7 de septiembre con epicentro en Acapulco; siendo cristales rotos, daños a contenidos (electrodomésticos, espejos, entre otros) y fisuras en los acabados de las paredes las principales afectaciones en los hogares.

En caso de ocurrir un sismo de gran magnitud es importante estar prevenidos. Por ello, AXA México te ayuda a saber cuáles son las zonas más seguras a las que debes acudir según el lugar donde te encuentres:

En casa: Cuando suena la alerta sísmica, intenta salir en los primeros 50 segundos a una zona segura, lejos de postes, árboles o cables que puedan caer. Si no es posible, aléjate de vidrios, vitrinas o muebles que puedan caerse. Identifica previamente los muros de carga y columnas dentro de tu domicilio (que al golpearlo no suene hueco) y dirígete a él inmediatamente. En caso de no encontrar uno, resguardarte a un costado de algún mueble pesado y colócate en posición fetal, cubriendo tu cabeza con las manos de manera de poder generar un espacio vital confinado en caso de algún colapso. Si puedes, apaga interruptores de luz, cierra llaves de paso, de agua y gas. Si te estás bañando, cierra la llave del agua, procura proteger tus pies con la toalla o zapatos y dirígete a la zona de seguridad.

La zona de seguridad es cualquier área libre de objetos que puedan caer y lastimarte. Debes contar con una en cada nivel de la casa.

Altos niveles en edificio: No utilices elevadores ni escaleras. Aléjate de vidrios, vitrinas o muebles que puedan caerse. Identifica previamente los muros de carga y columnas dentro del inmueble o (que al golpearlo no suene hueco) y dirígete a él inmediatamente. En caso de no encontrar uno, resguardarte a un costado de algún mueble pesado y colócate en posición fetal, cubriendo tu cabeza con las manos de manera de poder generar un espacio vital confinado en caso de algún colapso. Terminando el sismo desaloja el inmueble siguiendo la ruta de evacuación si los brigadistas consideran que es seguro.

Bajos niveles en edificio: Si estás en los primeros dos pisos, intenta salir en los primeros 50 segundos.

En vía pública: Permanece lejos de ventanas y edificios dañados por sismos anteriores, idealmente camina hacia un camellón. Aléjate de postes, cables de luz y árboles que puedan caer.

En establecimientos comerciales: Acude a los puntos de reunión definidos previamente por las brigadas de Protección Civil.

En automóvil o camión: Reduce la velocidad y detente en un lugar seguro (evita estar debajo de puentes o junto edificios altos). Los pasajeros deben mantenerse en sus asientos hasta que todo vuelva a la normalidad.

En el metro: Si estás en la estación, repliégate hacia los muros en andenes y pasillos, sin rebasar la línea amarilla, sigue la ruta de evacuación que indique el personal de seguridad. Si haya una falla eléctrica, no prendas cerillos o encendedores para alumbrar tu camino, los andenes cuentan con luces de emergencia.

Si te encuentras dentro de un vagón, permanece en tu lugar y sujétate firmemente. No acciones la palanca de emergencia. El personal del Sistema de Transporte Colectivo (STC) indicará por dónde podrás descender y caminar sin riesgos. Al llegar al andén, sube con precaución las escaleras. Si puedes, ayuda a las personas que lo necesiten.

Identifica las brigadas de acuerdo con el color de su chaleco: blanco para primeros auxilios, rojo para prevención y combate de incendios, naranja para repliegue y evacuación, verde para comunicación.

La prevención es vital ante este tipo de eventos. Por ello, lo mejor es realizar un plan de emergencia previamente junto con tu familia, para que estén listos al momento que ocurra un sismo.

Para más información sobre seguros para el hogar, visita: https://axa.mx/seguro-de-danos/seguro-de-hogar

Deja un comentario