Joaquín Cosío y José María de Tavira protagonizan: LA DESOBEDIENCIA DE MARTE

0
72

• Anunciamos los dos últimos días de la obra del laureado escritor mexicano, Juan Villoro.
• Bajo la dirección de Antonio Castro, una producción de Magnífico Entertainment
• Diseño de escenografía del destacado artista visual Damián OrtegaNow

El Centro Cultural Helénico anuncia las últimas semanas de la obra La desobediencia de Marte del escritor mexicano Juan Villoro, protagonizada por Joaquín Cosío y José María de Tavira, actores de reconocida trayectoria en los escenarios.
La desobediencia de Marte trata el encuentro de los astrónomos Tycho Brahe y Johanes Kepler. Movidos por la admiración y la desconfianza, ambos se reunieron en el año 1600 en el castillo de Benatek, Bohemia, para descifrar las órbitas de los planetas. Kepler era científico teórico; Brahe, científico empírico. El primero conocía el curso de las estrellas mejor que nadie, pero sólo el segundo podía interpretarlas. Si uno prevalecía, el otro sería olvidado. Para llegar a la ecuación definitiva, había que sortear recelos, envidias y amenazas. La disputa entre los astrónomos se mezcla con la vida íntima de Cosío y De Tavira. Lo más lejano se vuelve próximo.
1600 y 2017: el universo y el teatro, dos astrónomos y dos actores, enigmas científicos y privados. Invocando el espíritu beligerante del dios guerrero, esta obra es un combate, un desafío, donde los hechos no sólo se expresan en el comportamiento de los astros sino también en la gravitación de la comedia humana.
El director Antonio Castro traslada de forma excepcional la narrativa de Juan Villoro a un duelo escénico interpretado por dos grandes actores, Cosío y De Tavira, el actor maduro y el joven: dos generaciones enfrentadas que, a su manera, también son objeto de violentos procesos de atracción y repulsión. Esta puesta en escena cuenta además con la colaboración de Damián Ortega, uno de los artistas visuales más importantes de México, quien re-interpreta el mundo de los científicos renacentistas bajo una óptica contemporánea.

Leave a Reply