¿Depresión navideña?

0
754

Se acerca la época navideña y es normal asociar el invierno con un periodo del año que a
cada persona le provoca un sentimiento en particular. Así como algunas fechas nos
pueden provocar felicidad, tranquilidad y paz; hay temporadas que se viven de manera
diferente y con sentimientos depresivos aunado al clima en temporada de frío. La época
decembrina es un periodo del año que ocasiona emociones particulares.
La depresión es el estado anímico que se caracteriza por una serie de emociones y afectos
de tristeza, nostalgia, dolor y sufrimiento. El Trastorno Afectivo Estacional es un tipo de
depresión que sigue un patrón estacional, se le conoce comúnmente como “Tristeza en
Invierno” y se caracteriza por la presencia de estados depresivos que acontecen al llegar
el periodo de otoño-invierno.
Se muestra a través de los siguientes síntomas:
1. Alteraciones en el estado de ánimo
2. Tristeza
3. Anhedonia (incapacidad para sentir placer)
4. Ansiedad
5. Desesperanza
6. Falta de interés
7. Menor capacidad de concentración
8. irritabilidad
9. Disminución de la energía.
10. Pensamientos negativos
Una característica predominante de manera física es el exceso de sueño, el aumento de
apetito, abatimiento, aumento de peso, sentimientos de inutilidad y rechazo interpersonal.
Por ejemplo, las personas se acuestan relativamente temprano a su hora acostumbrada,
sus actividades no se logran realizar con satisfacción e incluso se presentan dificultar para
¿Depresión navideña?
llegar a término, por otro lado, las interacciones con las personas que las rodean se vuelen
conflictivas.
El Trastorno Afectivo Estacional surge de una interacción de factores entre los que se
encuentra la genética, los neurotransmisores, el sistema endocrinológico y el sistema
inmune. Su prevalencia es elevada en latitudes norte altas y se diagnostica con mayor
frecuencia en mujeres jóvenes, sin embargo, es importante mencionar que aquellos que
viven en lugares donde las horas de luz del día son más cortas, tienen un mayor riesgo de
desarrollar dicho trastorno. Ya que está comprobado que la luz de día juega un papel
importante en la producción de melatonina y serotonina del cerebro.
Lo que sucede en invierno es que el cuerpo produce más melatonina (estimulación del
sueño) y menos serotonina (reduce la depresión). Dicho trastorno o síntomas depresivos
pueden ocasionar graves complicaciones como comportamientos suicidas, problemas en el
ámbito escolar, laboral, abuso de sustancia y conflictos en las relaciones interpersonales.
El tratamiento recomendado en algunas ocasiones es el tratamiento farmacológico como
antidepresivos acompañados de una terapia psicológica que le permita regular el equilibrio
de manera física y emocional. La psicoterapia le permitirá a la persona no solo evitar
sentimientos negativos como la tristeza sino la oportunidad de tener herramientas para
identificar la causa de dicha depresión; así como brindar un espacio de confianza en donde
se pueda hablar de todas las angustias, miedos y sentimientos displacenteros que
ocasionan los festejos o temporadas de invierno.
Se ha reportado que en épocas decembrinas dicho trastorno influye de manera significativa
en el índice de suicidios y casos de depresión a nivel mundial. Hay elementos importantes
que acompañan en algunas ocasiones la intensidad de la enfermedad, ya que son épocas
en donde se extrañan a todas aquellas personas que ya fallecieron, se realiza una
evaluación de lo que se ha obtenido en el año provocando nostalgia, culpa y tristeza.
Para prevenir el Trastorno Afectivo Emocional es importante llevar una alimentación
saludable, tener buenos hábitos de sueño, dormir la cantidad necesaria de horas, hacer
ejercicio y buscar actividades físicas que brinden placer, evitar el consumo de drogas y
alcohol ya que pueden empeorar el cuadro depresivo. E involucrarse en actividades
solidarias y grupales en entornos positivos y afectuosos.
La navidad es un periodo del año de muchas emociones, el clima frío y poco soleado
tiende a causar tristeza, aunado a ello es un periodo que se caracteriza por excesos de
comida, consumismo e incluso soledad. Es importante identificar desde cuando se empieza
a sentir triste la persona ya que estos eventos solamente son desencadenantes de rasgos
previos ante esta enfermedad. Es decir, la época del año y los elementos externos serán lo
que muestre a la luz el estado de animo depresivo, sin embargo, se presenta una alta
probabilidad de que ya existieran síntomas previos.
En México no existen cifras precisas que apunten a que estos factores mantengan a los
habitantes deprimidos como en el caso de países como Noruega, Estados Unidos, Nueva
Zelanda, etc. Sin embargo, existen otros factores que pueden llevar a los mexicanos a
deprimirse en la última recta del año: el clima, el aspecto social, económico y la evaluación
personal.
Entre los principales focos rojos para identificar si una persona se encuentra en depresión y
para saber si es depresión navideña o un trastorno afectivo estacional es importante tomar
en cuenta el tiempo en el que se presentan los síntomas, si pasando la fecha decembrina o
época de invierno la persona no logra recuperarse es importante evitar un trastorno
depresivo mayor. Por ello. se recomienda acudir con un profesional para evaluar y buscar
un tratamiento, ya que se necesita ayuda especializada para salir de una enfermedad como
la depresión.

Deja un comentario