LA HUELLA DE AGUA Y EL IMPACTO PROFUNDO DEL SER HUMANO

0
81

Las actividades humanas consumen y contaminan mucha agua.

Hasta recientemente, existían pocos estudios sobre el uso de agua en la cadena de producción de la industria de bienes y servicios. Entender, visualizar y concientizar sobre el impacto de nuestras decisiones de consumo, ha llevado a diversos actores de la escena internacional a promover una mejor administración y manejo de este vital recurso, México no ha sido la excepción y por eso empresas como WaterStation han puesto en marcha sistemas inteligentes de consumo.

Y es que las actividades humanas consumen y contaminan mucha agua, las más evidentes y fáciles de entender son las que utilizan el agua en forma directa: bañarnos, lavar ropa y platos, cocinar, utilizar el inodoro, tomar agua, entre otras. Sin embargo, cualquier actividad lleva implícito un uso y contaminación de agua que no es evidente y por eso el concepto de Huella de Agua ha sido considerado por algunos como un referente para medir el impacto del ser humano en sus actividades.

Debido a esto, los trabajos del Dr. Arjen Y. Hoekstra, profesor y experto en la gestión del agua de la Universidad de Twente en Holanda, dieron como resultado en 2002 el concepto Huella de Agua, esta se refiere al cálculo del volumen total del líquido utilizado y contaminado en la elaboración de cualquier producto o servicio, durante su cadena de suministro.

Por ejemplo, el consumo de agua directo por persona en una ciudad en promedio es de 300 litros al día. En México, según un informe de 2018 de la Comisión Nacional del Agua, el consumo nacional per cápita fue de 1 978 m3 al año, mientras que el promedio global fue de 1 385 m3/año/hab.

Un dato importante es que el consumo doméstico directo únicamente representa 5% de nuestra huella de agua, el 95% lo conforma lo que conoce como agua virtual, que es el agua que consumimos a través de los productos y servicios que utilizamos. Justamente por eso, empresas como WaterStation han dado soluciones para eliminar por ejemplo los garrafones del hogar y oficina mediante modernos aparatos purificadores de agua y así propiciar una Huella de Agua de menor impacto.  Una opción a largo plazo que equivale a eliminar el garrafón por 10 años, evitando así contribuir en esta problemática de hasta 21 millones de botellas de plástico al día.

WaterStation recomienda estas acciones para disminuir nuestra huella de agua personal:

•             Una dieta más saludable basada en verduras y legumbres, disminuyendo el consumo de carne y granos, puede reducir nuestra huella total en un 35% (una dieta vegetariana hasta en un 55%).

•             Disminuir nuestro consumo de textiles, comprar menos ropa y donar la ropa usada.

•             Disminuir el uso de papel y plásticos

•             Disminuir el uso del coche

•             Disminuir uso doméstico (ahorradores de agua, eliminar fugas, conciencia)

•             Jardines eficientes (sistema de irrigación, utilizar plantas nativas de la zona)

•             Sistemas de reúso (recolección de agua pluvial, recirculación de aguas grises)

•             Conservar energía (iluminación LED, Electrodomésticos eficientes, paneles solares)

Gastar menos agua también nos ahorra dinero y nos hace más saludables, por eso es muy importante entender, visualizar y concientizar sobre el impacto de nuestras decisiones de consumo de agua.

Deja un comentario