Viajes

Lugares imperdibles para practicar ecoturismo en el Caribe Mexicano

El Caribe Mexicano destaca como uno de los principales destinos turísticos del país, gracias a su diversidad de espacios naturales que lo convierten en un lugar ideal para el ecoturismo. Esta forma de viaje se centra en la preservación de la naturaleza y la cultura local, ofreciendo una amplia gama de actividades que permiten a los visitantes sumergirse en su entorno mientras se minimiza el impacto ambiental.   

La Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (CONANP) y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), señalan que México es considerado un país megadiverso por albergar más del 10% de las especies del mundo en cerca de 226 Áreas Naturales Protegidas (ANP) que existen actualmente y desempeñan un papel fundamental en la conservación del medio ambiente. Quintana Roo, por su parte, alberga 20 ANP, que representan alrededor del 25% del territorio estatal, convirtiéndolo en un punto atractivo con numerosas actividades ecoturísticas, ideales para los amantes de la naturaleza.

Aquí algunas recomendaciones que no deben pasar desapercibidas para todas las personas que buscan experiencias turísticas que estén en armonía con el ecosistema:

Disfruta del Cenote del Cocodrilo Dorado y del Santuario del Manatí en Chetumal

Situado al sur de Chetumal, en la línea fronteriza entre México y Belice, el Cenote del Cocodrilo Dorado ofrece una experiencia única para los amantes del rapel, con la emocionante opción de descender una pendiente de 70 metros de altura para admirar tanto la inigualable entrada al cenote, como una vista excepcional que se suma a otras actividades como senderismo, ciclismo de montaña y espectaculares tirolesas. Pero para aquellos que prefieren algo más tranquilo, también hay opciones para disfrutar del entorno natural, a través de la observación de aves o relajantes paseos en kayak.

El Cenote del Cocodrilo Dorado es también conocido por las leyendas que lo rodean. Se rumora entre los pobladores que en las noches se ve emerger de las profundidades del agua un cocodrilo de oro, y que en la pendiente más alta se puede observar, bajo la luz del sol, la silueta de un cocodrilo dorado.Este maravilloso paraíso escondido no solo ofrece paisajes inolvidables, sino también una biodiversidad asombrosa. Combinado con una variedad de actividades para practicar ecoturismo de aventura, este destino se convierte en el lugar ideal para una experiencia inolvidable.

Además, en la Bahía de Chetumal, frente a las costas de la capital quintanarroense, se encuentra el Santuario del Manatí, declarado Área Natural Protegida desde 1996 para proteger a esta mítica criatura de la caza furtiva y donde actualmente es posible realizar su avistamiento de forma responsable, así como adentrarse a conocer las más de 300 especies de flora y 200 de fauna que se refugian en esta zona.

Kayak, paddle boarding y snorkel en la Laguna de los Siete Colores en Bacalar.

El Pueblo Mágico de Bacalar, ubicado a solo 30 minutos al norte de Chetumal es reconocido como un paraíso para los amantes de la naturaleza, ofreciendo una amplia gama de actividades que van desde la visita obligada al Fuerte de San Felipe, que ofrece una de las mejores vistas de la Laguna de los Siete Colores; pasando por la práctica de kayak, paddleboarding en los Rápidos de Bacalar y el Estero de Chac, donde se pueden observar los prehistóricos estromatolitos; hasta una parada en la Isla de los Pájaros para conocer criaturas como el cenzontle dominico, el gavilán caracolero y las calandrias, entre otras especies.

En la Laguna de los Siete Colores, los visitantes pueden sumergirse en la incomparable belleza de sus diferentes tonalidades, mientras disfrutan de actividades diseñadas tanto para los buscadores de aventuras como para aquellos que buscan relajarse. Desde emocionantes sesiones de snorkel y paseos en kayak hasta la serenidad del paddleboarding y los relajantes paseos en barco, hay algo para todos los gustos. Además, en la laguna se encuentran el Cenote Negro y el Cenote Azul, dos maravillas naturales caracterizadas por sus aguas cristalinas y perfectas para un refrescante baño. Bacalar no solo ofrece aventuras, sino también una rica historia y variedades gastronómicas que se pueden explorar a través de los diversos restaurantes ubicados en la Plaza Principal, convirtiéndolo en un destino completo para todos los visitantes.

Buceo y nado con cocodrilos en la Reserva de la Biósfera Banco Chinchorro en Mahahual

La Reserva de la Biósfera Chinchorro es un área natural protegida considerada como el atolón coralino más grande del país y se encuentra ubicado a solo 24 kilómetros de la costa de Mahahual. Es un sistema arrecifal incomparable, hogar de diversas especies como tortugas marinas, delfines, manatíes, cocodrilos y muchas otras con quienes los más aventureros podrán interactuar a través de los tours de avistamiento y/o actividades de nado con cocodrilos. Además, también se ofrecen actividades como buceo, snorkel y por supuesto, la observación de la vasta flora y fauna que caracteriza al lugar.

Las aguas de la reserva son ideales para todo fanático del buceo gracias a que ofrecen una visibilidad de hasta 60 metros debido a su nivel de claridad, donde además de contemplar la vida marina, también se puede explorar la historia del lugar, pues a solo 8 metros de profundidad se encuentran los museos submarinos que contienen diferentes galeones antiguos y los restos de más de 69 buques hundidos.

Excursiones y recorridos en Maya Ka’An

La región de Maya Ka’An alberga una comunidad maya que preserva con orgullo sus culturas y tradiciones ancestrales. Esto brinda a los visitantes la oportunidad única de sumergirse en la autenticidad local, interactuando con los residentes y explorando los sitios arqueológicos de la zona a través de interesantes recorridos que muestran los procesos de extracción del chicle en Muyil o del uso de las plantas medicinales en Felipe Carrillo Puerto. Todo esto se combina con innumerables oportunidades para conectar con la naturaleza a través de una variedad de actividades ecoturísticas, destacando los tours de avistamiento de aves nativas, migratorias y endémicas que convergen en la región.

La Reserva de la Biósfera Sian Ka’an, por ejemplo, designada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es una de las principales atracciones del lugar. Cuenta con una amplia biodiversidad abarcando selvas, manglares, lagunas y arrecifes de coral, siendo así el hábitat de más de 300 especies de aves, jaguares, cocodrilos, pumas, tortugas, entre otras especies.

Dentro de Sian Ka’an se encuentra el antiguo canal maya, en el que se realiza una flotación de más de 1 kilómetro en la suave corriente de agua, además de los canales y lagunas de Muyil, rodeados de una exuberante vegetación y aguas cristalinas que los visitantes pueden explorar mediante relajantes paseos en kayak o en tranquilas lanchas. Además, las playas vírgenes de la reserva, al ser parte del Arrecife Mesoamericano, la segunda barrera de coral más grande del mundo, ofrecen la oportunidad de contemplar delfines, tortugas y una gran diversidad de peces, brindando una experiencia natural incomparable.

El Caribe Mexicano cuenta con una variedad de destinos naturales impresionantes y actividades emocionantes, ideal para los viajeros que buscan conectar con la naturaleza y vivir aventuras inolvidables al mismo tiempo que respetan el medio ambiente.

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Discover more from Style by ShockVisual

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading