Limpieza de ventanas sin marcas

0
218

Cuando el sol llama a la puerta y brilla sobre las ventanas, salta a la vista la suciedad que se ha ido acumulando durante los meses anteriores y que impide que penetren los primeros rayos de sol. No hay motivo para permitir que a uno le arruinen el buen humor, por eso Kärcher te ofrece consejos sobre cómo limpiar las ventanas sin problemas y sin marcas.

CONSEJO DE EXPERTO
De: Urte Paaßen, Maestra en Economía Doméstica
«Un truco bastante conocido para obtener unas ventanas limpias y sin marcas, es pulir los cristales posteriormente con papel de periódico. Pero esto no siempre es aconsejable: la tinta puede dejar manchas indeseadas, especialmente en los marcos de ventanas de color blanco. Es mejor usar gamuza, paños de microfibra o trapos de lino para vajillas. Una opción muy rentable es usar ropa vieja, están especialmente indicadas las blusas, camisas o los pantalones de lino que se puedan cortar para hacer trapos».

CONSEJO 1
Una buena programación y la preparación adecuada son muy importantes en la limpieza de ventanas. Quien quiera tener una visibilidad sin marcas no debería limpiar nunca sus ventanas, cuando les den directamente los rayos del sol o el calor sea inteno, ya que la solución de limpieza aplicada puede secar más rápido y deje antiestéticas marcas. Antes de empezar el trabajo, deben recogerse todos los objetos que se encuentren sobre el alféizar de la ventana. Y al preparar la solución de limpieza, hay que utilizar con medida el detergente, porque de lo contrario podría formarse una capa de lubricante. Además de un limpiacristales, también se recomienda un simple detergente.

CONSEJO 2
En la limpieza de ventanas a menudo se olvida el marco, a pesar de estar tan expuesto a las influencias externas como los cristales. Antes de la limpieza también debe siempre limpiarse el marco de las ventanas. La suciedad gruesa se elimina rápidamente con una escoba tradicional o un paño seco y, a continuación, se limpia a fondo el marco con un trapo húmedo o la cara blanda de una esponja. La elección del detergente depende del material del marco de la ventana: para la madera, por ejemplo, hay detergentes que protegen de la erosión. Los marcos de plástico pueden limpiarse con detergentes antiestáticos especiales para plástico que impiden que se deposite la suciedad en ellos. Se recomienda usar un quitamanchas para manchas resistentes, especialmente en marcos de plástico blancos.

CONSEJO 3
Ahora ya se puede empezar. Hay personas que limpian las ventanas con un labio de goma, para ello se recomienda primero aclarar a fondo los cristales con una esponja o un trapo sin pelusas; y después se desliza el labio de goma empezando por arriba, se lleva hacia el borde inferior haciendo movimientos en forma de ocho para eliminar la humedad, que después se retira con un paño. Para terminar, pulir los cristales con una gamuza.
Con la limpiadora de cristales de Kärcher es más fácil. Con la botella pulverizadora, la funda de microfibra y el detergente para limpieza de ventanas de Kärcher, la ventana se humedece en un abrir y cerrar de ojos y se elimina la suciedad gruesa. A continuación se aspira el agua sucia con el equipo, de modo que no queda ni rastro de humedad y es imposible que se formen marcas.

Leave a Reply