Logra residencia americana mediante su matrimonio gay

0
550
Trás 20 años de encontrarse viviendo como indocumentado en los Estados Unidos, el venezolano Pablo García, consiguió finalmente su tarjeta verde gracias a su matrimonio con un esposo Santiago Ortiz. Lo relevante de la nota es que fue gracias a su matrimonio gay lo que le ayudo a su residencia permanente. 

Y es así que la pareja homosexual, fue una de las docenas de similares beneficiadas con una decisión del Departamento de Seguridad Nacional, para otorgar la residencia a los no heterosexuales en reconocimiento a leyes estatales y federales, aprobadas recientemente y que garantizan la equidad en derechos civiles a parejas del mismo sexo. Seguridad Nacional instruyó a la Agencia de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) para que aplicarán la ley.

El ahora residente en Nueva York (ciudad donde los derechos de las parejas gays son plenamente reconocidos), Pablo García , lamentó no haber podido asistir al funeral de sus padres en Venezuela, quienes fallecieron en fechas separadas, por no contar con documentación legal para poder salir y regresar de EU. Y es que hace 20 años, Pablo, quien es dramaturgo, llegó al barrio ElmhurstQueens, en NY, y fue ahí donde conoció a su actual marido, Santiago Ortiz, de 57 años de edad, puertorriqueño que trabajaba como profesor de psicología en escuelas públicas de Nueva York.

Santiago no pudo apoyar a su esposo Pablo para que obtuviera un reconocimiento legal hasta que aprobarán la ley de Matrimonio Igualitario en el estado de Nueva York. Después que un tribunal federal de los Estados Unidos, decidiera que el matrimonio auténtico, es el que se establece entre un hombre y una mujer, la Corte Suprema revirtió la decisión en junio de este año; luego del edicto del más alto tribunal de la nación, inmigración comenzó a aceptar solicitudes de residencia a parejas del mismo sexo. Pero pese a la aprobación estatal de la unión gay, la referida ley federal desautorizó que se les diera la tarjeta verde a los homosexuales y lesbianas, García y Ortiz, habían sido parte de miles de demandantes contra la referida ley federal que prohibía concederles la legalización. Y es ahora, que inmigración les está enviando las tarjetas verdes por correo.

 

 Santiago y Pablo

Leave a Reply