Notas de producción MÁS ALLÁ DE LA MONTAÑA

0
1044

¿Qué si tu vida dependiera de un extraño?
Después de que una tormenta en el horizonte provoca la cancelación de su vuelo a Nueva York, la talentosa fotoperiodista Alex Martin se encuentra atorada en Idaho la noche previa a su boda. En un intento por hacer todo lo posible y llegar a casa a tiempo, se le ocurre la idea improbable de alquilar un avión a Denver con la esperanza de tomar esa misma noche el vuelo nocturno que la lleve a Nueva York. Otro pasajero varado, Ben Bass, un neurocirujano experto que tiene que regresar a la costa este para realizar una operación crítica de vida o muerte, le expresa sus propias dudas con respecto al plan, pero finalmente se une a ella.
Mientras Alex y Ben se alejan del clima despiadado en una pequeña avioneta Piper de dos plazas, su piloto sufre un derrame masivo, y la pequeña aeronave choca con las nieves profundas de las montañas Uinta, al noreste de Utah. Atrapados en esta región remota con muy pocas esperanzas de ser rescatados, los dos viajeros, que se encuentran agotados, emprenden un peregrinaje aterrador y transformativo a lo largo de las extensiones inolvidables del terreno vasto y escabroso, que los llevará a luchar contra los elementos, los animales y el tiempo. Bajo las circunstancias más extremas imaginables, poco a poco comienzan a confiar uno en el otro, y un vínculo poderoso crece entre ellos —uno que reconfigurará el curso de sus vidas.
Una historia arrolladora de amor y supervivencia, MÁS ALLÁ DE LA MONTAÑA es protagonizada por la ganadora del Premio de la Academia® Kate Winslet (Steve Jobs, The Reader) y el ganador del Globo de Oro® Idris Elba (Beasts of No Nation, Luther, Mandela: Long Walk to Freedom). La película es dirigida por el realizador nominado al Premio de la Academia Hany Abu-Assad (Paradise Now, Omar), a partir de un guión del escritor nominado al Premio de la Academia Chris Weitz (About a Boy) y J. Mills Goodloe (The Age of Adaline), basado en el libro de Charles Martin. Una producción Chernin Entertainment Production presentada por Fox 2000 Pictures, MÁS ALLÁ DE LA MONTAÑA es producida por Peter Chernin, p.g.a., Jenno Topping, p.g.a., y David Ready, mientras que Becki Cross Trujillo y Fred Berger fungen como productores ejecutivos.
MÁS ALLÁ DE LA MONTAÑA se estrena en cines el 6 de octubre de 2017.

UNA AVENTURA DESGARRADORA, UN ROMANCE ÉPICO

Con su novela THE MOUNTAIN BETWEEN US, el autor Charles Martin creó una historia emotiva y de suspenso que analiza cómo dos extraños con personalidades distintivas se aceptan y adaptan el uno al otro bajo una presión extrema. Esa crónica —la historia evolutiva de cómo dos protagonistas cautivadores se abren paso a través de un paisaje brutal hacia la salvación, y, a final de cuentas, hacia el amor— inspiró al productor nominado al Oscar® Peter Chernin (Hidden Figures). En su esencia, la historia ofrecía una exploración entrañable del espíritu optimista, amoroso y generoso de la humanidad, que nos hace recordar siempre tener esperanza y vivir en el presente.
El veterano realizador compró los derechos de la novela de Martin hace cinco años con la idea de adaptar la inusual historia de amor para la pantalla grande, y hacer una película en la misma tradición de clásicos tales como Dr. Zhivago y Out of Africa.
“Me llamó mucho la atención la idea de hacer una historia de amor a gran escala”, comenta Chernin. “Estaba muy impactado por esta historia de dos personas que, en esencia, están fracturadas o incompletas, quienes, a través de esta experiencia, cambian sus vidas y evolucionan hasta convertirse en lo que son. Estas son dos personas en la situación más extrema imaginable. El hecho de que se enamoren es una de las razones que les permite sobrevivir este sufrimiento extraordinario”.
Casi desde donde se le vea, Alex Martin y Ben Bass son una pareja incompatible. En sus respectivas profesiones, ambos están consagrados y su nivel de compromiso es inigualable, pero es hasta ahí donde las similitudes terminan.
Alex es atrevida, intrépida y enérgica; una reportera gráfica conocida por sus métodos disidentes y determinación obstinada. Fiel a su costumbre, deja hasta el último momento su viaje a Nueva York y termina varada en Idaho un día antes de su boda con su novio de toda la vida Mark. Cuando su vuelo es cancelado debido al clima, está determinada a encontrar una solución, por lo que se asocia con un extraño para alquilar una avioneta que los llevará a los dos más cerca de su destino.
Ben Bass es un reconocido neurocirujano infantil, camino a Nueva York para realizar un procedimiento vital y complicado a la mañana siguiente. Es preciso, metódico y disciplinado, tanto en su vida como en su carrera, y, aunque reacio a abordar el avión pequeño, no ve opción alguna. Esa decisión pone en marcha una serie desgarradora de eventos que preparará el camino para que Alex y Ben forjen un vínculo profundo, único y perdurable.
En los papeles de Alex y Ben están dos de los actores más respetados que trabajan en la actualidad: la ganadora del Premio de la Academia Kate Winslet (The Reader) y el ganador del Globo de Oro Idris Elba (Luther). “Estos son dos actores serios, de talla mundial”, comenta Chernin. “La idea de ponerlos juntos en esta historia intensa y emotiva hacía que todo se sintiera todavía más especial. Los dos llegaron al proyecto con un nivel serio de compromiso. Estaban muy emocionados de tener la oportunidad de actuar uno frente al otro, y estaban muy comprometidos a hacer que esta historia fuera de gran calidad”.
Winslet tiene un currículo casi incomparable, salpicado de actuaciones sobresalientes que se remontan décadas atrás —con frecuencia ha dicho que le gusta interpretar a mujeres que considera “de armas tomar”, una descripción que sin lugar a duda aplica a Alex. “Es el tipo de mujer que no se dará por vencida hasta que consiga su historia”, comenta Winslet. “Es una de esas mujeres que ha estado antes en zonas de guerra, trabajando veinticuatro horas sin parar y sin dormir. Es valiente, muy valiente”.
En Alex, dice que vio la oportunidad de interpretar a una protagonista poderosa, cuya fuerza y claridad mentales se vuelven una parte vital para su supervivencia; una mujer que está tan bien delineada como Ben, e igual de activa. “Cuando leí por primera vez el guión, de hecho, me llamaron la atención tanto Alex como Ben”, comenta Winslet. “Me encantó la idea de que estos personajes iban a llevar sobre sus hombros toda la película de principio a fin. Nunca había leído un guión así. Y también creo en lo que dice la historia —que puedes cambiar, como persona, de maneras inconmensurables, y de que es muy posible experimentar algo así y después no poder ser capaz de regresar a la manera en como era tu vida, o poder seguir adelante con respecto a la manera en la que creías que se iba a convertir. Estos dos personajes experimentan muchos cambios gracias a la experiencia que comparten. Eso me cautivó mucho”.
De igual manera, Idris Elba, bien conocido por sus agudas actuaciones en la serie Luther, para la BBC, y en películas tales como Beasts of No Nation y Mandela: Long Walk to Freedom, se sintió atraído al papel de Ben, un hombre tan fuerte y capaz, como atractivo. “Me llamaron mucho la atención la historia y las circunstancias extremas en las que estas dos personas se encuentran”, comenta. “Se sentía como algo a lo que le podía hincar el diente desde un punto de vista dramático. Asimismo, nunca había interpretado un papel protagónico romántico, lo que para mí fue tomar un rumbo totalmente nuevo.
“Esta película explora el concepto de que no hay lugar perfecto para conocer a alguien del que te vas a enamorar más adelante”, añade Elba. “De hecho, en ocasiones los escenarios más extremos se convierten en un mejor lugar para entender si puedes amar a alguien o no, porque te estás enfrentando a ellos bajo una circunstancia que no es cómoda. Como actor, debes de situarte en ese momento lo más cerca posible, a lo que sea que esté viviendo el personaje, y Ben ha pasado por mucho. Su vida personal es un caos cuando lo conocemos, y se torna incluso más complicada en esta montaña”.
Para contar esta fascinante historia de romance y supervivencia, Chernin y la productora Jenno Topping recurrieron al aclamado director palestino Hany Abu-Assad, realizador nominado al Oscar por sus dramas extranjeros Omar y Paradise Now, ambos dramas políticos que lidian con temas de ocupación y opresión.
“La cosa acerca de Hany es que lidera con el corazón, y no le tiene miedo a todos los matices y la escala emotiva”, comenta Topping. “Quiere explorar los límites más lejanos del alcance emocional al que son capaces de llegar los seres humanos, ya sea en el caso del amor, el miedo, el peligro o la tristeza. Y comunica eso de manera muy efectiva. Una vez que nos dimos cuenta de que no sólo iba a aportar la calidad que le imprime a todo su trabajo, sino que también quería alcanzar una paleta más grande y potente, nos sentimos muy a gusto con él”.
En MÁS ALLÁ DE LA MONTAÑA, Abu-Assad vio la oportunidad de dirigir una historia integral e inherentemente cinemática de un hombre y una mujer que luchan contra los elementos, y que también funciona como una obra íntima y conmovedora para dos actores. “El guión era acerca de la buena naturaleza de los seres humanos y de ese espíritu que les permite convertirse en mejores personas, de tener la capacidad de amar, de tener la capacidad de sacrificarse”, comenta Abu-Assad. “Me pareció muy interesante profundizar en todos estos temas. Esta es, de hecho, la película más grande que he hecho. Existen muchas diferencias con respecto a mis proyectos pequeños, pero también muchas similitudes, pero el principio es el mismo. A final de cuentas, sea la película grande o pequeña, es acerca de la narrativa”.
Winslet ya estaba familiarizada con las primeras películas provocadoras del director y estaba ansiosa por colaborar con él. “Había visto el trabajo previo de Hany y me encantó su manera de narrar”, comenta. “Es de una sencillez impresionante, y, aun así, lidia con emociones muy complejas que con frecuencia son muy difíciles de interpretar en el cine. Por lo regular, están ligadas al conflicto y a la tragedia, pero, no obstante, es capaz de transmitir de alguna manera esas cosas de una manera moderada que se vuelve cautivadora y, en ocasiones, hasta divertida. Sin lugar a duda, es posible encontrar momentos fortuitos de gran humor en situaciones extremas o momentos de gran tragedia y tristeza. Y admiro la manera en la que maneja eso en su realización cinematográfica”.
La historia de MÁS ALLÁ DE LA MONTAÑA se pone en marcha, desde un punto de vista dramático, una vez que el piloto del avión que Alex y Ben han alquilado sufre un derrame a medio vuelo y la aeronave choca —el respetado actor Beau Bridges aparece en un breve, pero memorable rol como el desafortunado hombre. Cuando Ben sale por primera vez de los restos del avión, asimila toda la solitud y desesperación de su predicamento. Para empeorar todavía más las cosas, Alex está lastimada de manera grave —queda inconsciente durante casi dos días. Ben utiliza sus conocimientos médicos para atender sus heridas, y después de que termina por despertar, él sugiere que se pongan cómodos y permanezcan en calma, ya que de seguro llegará ayuda pronto. Es Alex quien se da cuenta que el piloto nunca presentó un itinerario de vuelo, lo que significa que, si van a sobrevivir, deberán tomar cartas en el asunto —y de manera expedita.
“El personaje de Ben siempre está más inclinado hacia el lado de la precaución que Alex”, comenta Winslet. “Así que, mientras que él hubiera preferido mucho más quedarse ahí, en ese avión, y aguardar esperanzado por un rescate, Alex dice, ‘Quizás y somos nosotros los que tenemos que salir de esta espantosa situación, así que, o estás conmigo o no’. Su valentía por salir y comenzar a intentar hacer ese viaje hacia la seguridad y de regreso a la civilización es lo que en realidad hace que avance la historia”.
Para salir de las montañas vivos, Alex y Ben tendrán que cubrir kilómetros y kilómetros de terreno riguroso. Con muy pocas provisiones, emprenden el viaje, acompañados por el perro fiel del piloto. El progreso es lento, y a lo largo del camino, los sobrevivientes se vuelven cada vez más dependientes uno del otro, mientras se enfrentan a una serie de situaciones peligrosas. Los recursos mentales de ella y los físicos de él son ambos necesarios para superar el peligro inminente en el que se encuentran.
“A lo largo de la historia es evidente que chocan al momento de decidir maniobras estratégicas, pero esas son las cosas que también los unen”, comenta Winslet. “Deben de trabajar juntos. Deben de superar esas diferencias. Y después eso los lleva al punto en el que no pueden estar uno sin el otro”.
También comienzan a conocer detalles íntimos acerca de sus vidas —aunque al principio la expresiva Alex es más comunicativa que el reservado Ben. Ella le revela que apenas se acaba de comprometer en matrimonio con Mark, interpretado por Dermot Mulroney, mientras que el introvertido de Ben, por otro lado, escucha música clásica en su teléfono de manera secreta y moderada; un recuerdo de su querida esposa que murió de cáncer años atrás. De manera desinteresada, comienzan a cuidarse el uno al otro. Sin importar la amenaza, ninguno está dispuesto a dejar al otro atrás.
“Esta película es acerca de cuando uno se enamora”, comenta el productor David Ready. Al inicio de su relación, es en gran medida como el yin y yang. Una vez que enfrentan los mismos peligros y retos, sus personajes aprenden uno del otro y crecen. Alex se vuelve más dócil, mientras que Ben se vuelve más vocal y valiente, y comienzan a forjar esa unión para poder sobrevivir”.
“Este es un romance absoluto”, añade Topping. “De hecho, es una parte increíble y bella de la película —cuando pasas por algo tan extremo con alguien, no hay nadie más en el mundo que te conozca de una manera más íntima. Si alguien te quiere después de eso, después de pasar y ver todo eso, nunca podrá haber otro ser humano con el que te puedas conectar de la misma manera”.
Al igual que Alex y Ben, Winslet y Elba abordaron sus papeles de manera distinta, pero con el mismo compromiso intenso hacia el personaje. “Yo me muevo en gran medida con el diálogo, y me gusta asegurarme que los tengamos dominados y que sepamos qué estamos haciendo”, comenta Winslet. “Idris era mucho más como, ‘No te preocupes de eso. Todo es acerca de la energía. Todo es acerca de la atmósfera’. Tuvimos que adaptarnos a la manera de trabajar del otro, porque ambas formas eran muy pertinentes, y necesitábamos de esas dos características para poder ser capaces de sobrellevarla [la experiencia del rodaje]. Es indudable que aprendimos mucho uno del otro”.
“Kate aportó un nivel de profundidad y honestidad en todas las emociones que Alex experimenta”, añade Elba. “Es muy analítica con respecto a los diálogos y el guión, y pasamos mucho tiempo desmenuzándolo hasta el más mínimo detalle para que sonara auténtico. Cuando tienes dos actores que interpretan a personajes que pasan por algo que es muy real —la supervivencia, el amor—es importante que busques la verdad en eso, porque la audiencia puede ver a través de ello. Kate estaba muy al pendiente y fue muy honesta. Reveló muchas cosas personales para interpretar este papel. Ambos lo hicimos. Teníamos que hacerlo”.

ESCALANDO LA MONTAÑA

Para rodar una historia que se desarrolla en la región montañosa más remota de los Estados Unidos —llena de paisajes bellos, pero peligrosos—, Abu-Assad insistió que todas las escenas exteriores de montaña fueran rodadas de tal manera que reflejaran las condiciones potencialmente fatales que Alex y Ben se ven forzados a tolerar, sin el uso de la pantalla verde. Eso significaba encontrar una locación accesible para filmar, que tuviera las mismas cumbres imponentes, así como las carpetas de nieve profundas y vírgenes que les esperan a los viajeros, y reclutar un equipo detrás de cámaras que no se sintiera amedrentado por trabajar bajo condiciones inhóspitas.
“Cuando piensas en ello, la película es sencilla en realidad —son dos personas y un perro en una montaña”, comenta Ready. “Y, no obstante, es muy complejo en cuanto a producción se refiere, y a cómo vas a producir una película que se lleve a cabo en estos ambientes extremos. La autenticidad fue un objetivo de suma importancia para nosotros —la legitimidad del ambiente ayuda a la legitimidad de las actuaciones. Todo es lo mismo”.
MÁS ALLÁ DE LA MONTAÑA arribó a la comunidad pintoresca de Invermere en la cordillera de la montaña Percell, justo en el rincón sudeste de Columbia Británica, Canadá, ya que tenía justo la mezcla precisa de vistas extraordinarias y terreno salvaje que se requerían para darle credibilidad y veracidad al filme. Sin embargo, antes de dirigirse al remoto sitio, Abu-Assad y su equipo de producción —incluyendo la directora de fotografía Mandy Walker, el diseñador de producción Patrice Vermette y la diseñadora de vestuario Renée Ehrlich Kalfus— montaron una de las escenas más impactantes de la película en un foro de Vancouver.
Para simular el aterrador choque de avión, y cómo sobreviven a él Alex y Ben, la producción fabricó una réplica del fuselaje, que después fue montada a un cardán al que equiparon para poder realizar movimientos de cámara complejos y nada convencionales. El mismísimo fuselaje fue todo un set completo sin paredes removibles a los lados —para ingresar a su interior, los actores tenían que subir a través de una pequeña ventana lateral de la avioneta. La escena del choque, captada en una toma continua en movimiento, fue lograda al montar la cámara en un solo cable que entraba por la punta abierta de la nave. Guiada a control remoto, la cámara viajaba en movimientos coordinados de hasta 360º para cubrir las interpretaciones de los actores.
“Rodamos la escena en una sola toma que Hany había diseñado, y fue sorprendente”, comenta Bridges. “Nunca había hecho algo así en mi vida. La cámara, montada en un cable, iba de atrás hacia delante adentro del avión. La sección al frente tenía que tomar distancia para que la cámara pudiera girar rápidamente y captarme en el asiento del piloto, y después se iba para atrás para captar a Idris y Kate en la parte posterior del aeroplano. El viento ruge, el avión se estremece —y lo que me encantó en especial de la toma fue que se necesitaba del esfuerzo de todos para obtenerla”.
Si bien la secuencia requería de una inmensa cantidad de precisión para rodarse, Abu-Assad sintió que era necesario ayudar a generar esa sensación para que la audiencia se sintiera atrapada adentro del avión con Alex y Ben. “Se nos ocurrió la idea de estar adentro del avión con una sola toma porque, cuando editas todas las escenas, la audiencia se siente manipulada y no como parte de la acción”, dice el director. “Al rodarla como una escena continua, están a bordo, sentados ahí, con los otros pasajeros. ¿Pero cómo hacerla? Se convirtió en una inmensa mezcla de ingeniería, actores y dirección. Los movimientos de cámara tenían que ser fluidos sin que perturbaran a los actores. No fue fácil”.
Tan difícil como fue montar el choque, parecía sencillo comparado con los retos que le esperaban a la producción una vez que llegaron a las montañas Percell en enero de 2016. Situadas en el lado oeste de las Montañas Rocosas Trench, los picos están cerca o por encima de los 3,300 metros a nivel del mar. Todas las áreas alpinas elevadas sólo eran accesibles a través de tres helicópteros Bell especiales, diseñados y equipados para manejar a esas desorbitantes altitudes.
Los equipos de seguridad estaban en alerta constante ante las amenazas de peligros naturales, tales como avalanchas. De igual manera, los cambios repentinos de clima eran otros riesgos muy reales. Si el mal clima se hubiera presentado sin previo aviso, los helicópteros quizás y no hubieran tenido tiempo de volar del imponente campo de aterrizaje donde estaban estacionados a las locaciones remotas, para sacar a las estrellas y al equipo de producción de la montaña y transportarlos a una tierra más baja. La producción colocó refugios y equipo de supervivencia en cada locación para dejarles a aquellos que potencialmente hubieran podido ser dejados atrás en la montaña un lugar seguro para esperar a que pasara cualquier tormenta.
De sobra precavidos, sólo Winslet, Elba y el equipo de producción básico volaron a las elevaciones más altas donde, además del frío, la escasez del aire a semejante altitud hacía que el trabajo fuera físicamente más exigente. Cada respiración a alturas tan vertiginosas desafió de una manera severa al reparto y al contado equipo de producción.
“Nunca había hecho algo ni remotamente cerca a esto en cuanto a altitud”, comenta Winslet. “Correr a esas alturas es una agonía absoluta. Sientes cómo el pecho te quema. Soy una persona fuerte y estoy en forma, pero eso fue algo para lo que no estaba nada preparada. Usas mucha más energía para respirar cuando estás a tales alturas. Para mí, fue algo totalmente nuevo ver cómo mantenernos calientes, cómo cuidarnos los unos a los otros, cómo comer de manera apropiada, mantenerte hidratado, y todo ese tipo de cosas. Todo en sí fue supervivencia”.
La directora de fotografía Walker (Tracks, Australia) ya está acostumbrada a rodar en ambientes exigentes, y su inventiva no conocía límites al momento de planear tomas en un terreno invernal: en un momento dado, montó la cámara en un trineo hecho de tablas de snowboard para capturar la imagen perfecta para Abu-Assad.
Aun así, el frío penetrante presentó una serie de retos sólo en cuanto al equipo —las cámaras tenían que estar guardadas en un camión con calefacción para prevenir que las baterías se congelaran, por ejemplo. La planeación era fundamental. “Una vez que estábamos arriba en la montaña, no podíamos bajar de regreso”, comenta Walker. “Así que nos llevábamos todos nuestros lentes y corríamos dos cámaras al mismo tiempo. Para algunas locaciones, enviábamos el equipo unos cuantos días antes y ahí lo dejábamos, para que hubiera cosas esperándonos. También empacamos equipo en cajas que fueran lo más pequeñas posible para hacer traslados vía helicóptero a la montaña y fuera de ella, tan rápido como fuera posible”.
Las condiciones extremas hicieron poco para persuadir a Abu-Assad de ir en búsqueda de una visión cinematográfica asombrosa —a pesar del despiadado clima, no dejaba de capturar tomas arrebatadoras y majestuosas, otra vez sin recaer en la pantalla verde o engaños digitales. Walker incluso pidió un lente hecho a la medida de Panavision para ciertas escenas. “Para él, todo el trabajo de cámara es acerca de la narrativa”, comenta Walker. “No hacemos muchos cortes o cutaways —no es una película con cámara en mano. Intentamos obtener la toma para contarle a la audiencia qué es lo que le está sucediendo a los personajes en ese momento. Nos movemos de la misma manera en la que ellos se mueven, e intentamos estar en sincronía con su viaje”.
En algunos casos, caminar junto a Alex y Ben generó su propio conjunto de problemas. “En ocasiones, sólo podíamos hacer una o dos tomar porque una vez que los personajes dejaban huellas, no podíamos rodar de nueva cuenta sobre la misma porción de tierra”, comenta Walker.
De igual manera, el diseñador de producción nominado en dos ocasiones al Premio del Academia Patrice Vermette (Arrival, The Young Victoria) tuvo que tomar precauciones tempranas para crear sets que se necesitaban para las escenas de montaña. El equipo de Vermette construyó el avión en Vancouver y después supervisó su transporte al terreno montañoso. El fuselaje, incluyendo parte de un ala y el motor, fue transportado por helicóptero a su lugar de descanso a 2,740 m. de altura. La sección de la cola, que es arrancada en el choque, fue colocada a 2,895 m. de altura, al borde del glaciar Delphine.
Cada pieza del avión fue pesada, para que cuando llegara el momento de aerotransportarla para colocarla en posición, los pilotos de los helicópteros que se iban a encargar del traslado de los sets supieran exactamente qué tanto podían cargar de manera segura en un viaje dado.
Debido a que las aeronaves son construidas con materiales ligeros y las ráfagas de vientos alpinos elevados pueden ser muy poderosas, había preocupación de que las piezas de los sets podían ser arrastradas por el viento una vez que estuvieran colocadas en las montañas. Para mantenerlas en su lugar, fueron aseguradas a grandes placas de hierro de 2cm x 1.21m x 2.42m, enterradas en la nieve. No obstante, el viento logró que una pieza de la sección de la cola saliera volando de la montaña (nunca fue recuperada). Con el tiempo encima, una segunda sección de cola tuvo que ser construida, pintada, envejecida y deteriorada en Vancouver, después llevada en auto a la montaña, para después ser aerotransportada y anclada a su posición.
Para decorar todavía más la zona alrededor de la sección de la cola, seis peñascos de 1.8m x .9m fueron creados con hule espuma, volados en helicóptero y anexados a grandes placas transversales de madera, que después fueron enterradas en la nieve. La Madre Naturaleza le añadió el decorado final con todavía más nieve.
Otros sets principales en las montañas, incluidos un refugio hecho con tocones de raíces y la entrada a una cueva de nieve en forma de cúpula, fueron construidos alrededor del perímetro del campamento base de la producción, un altiplano cercano conocido como Horsethief Creek, donde tráileres, camiones con equipo, generadores, unidades móviles y vehículos de transporte estaban todos organizados. En esencia, el área hizo las veces de un set exterior de estudio, lo que le permitió a Abu-Assad continuar rodando, incluso si las locaciones reales en la montaña no eran accesibles en ese momento.
El equipo de diseño comenzó su preparación en noviembre, antes de que la tierra se congelara. El edificio más grande era una cabina dilapidada, donde Ben y Alex se refugian después de que ella sufre una aterradora caída a través del hielo, para caer en aguas gélidas que se encuentran debajo. “La idea de la cabina era crear algo que fuera casi fantasmal, efímero”, dice la directora de arte Cheryl Marion. “Está ahí, pero a menos de que realmente lo estés buscando, no lo ves. Cuando Ben primero le echa un vistazo, no está claro que ahí está. Y esa era toda la idea —que tuviera esta sensación fantasmal”.
Al igual que el fuselaje y la cola de la avioneta, la cabina se construyó en un foro de Vancouver y fue trasladada en camión más de 800 km. bajo condiciones de manejo invernales usualmente traicioneras hasta Horsethief Creek. Ahí, a lo largo de ocho días, fue reconstruida en un campo abierto y vasto, y después avejentada para darle la apariencia de que llevaba mucho tiempo abandonada. El equipo de áreas verdes de la producción regresó a principios de diciembre para plantar sauces y árboles más grandes, y así crear un fondo dramático para la escena.
Para cuando el reparto y el equipo de producción llegaron a principios de enero de 2016 para comenzar a rodar, fue como si los sets habían formado parte del paisaje desde hacía muchos años.
“Desde el inicio, Hany, Mandy y yo queríamos contar con la autenticidad del paisaje —prescindir de la pantalla verde, porque creo que en la actualidad hay muchas películas que se hacen con pantalla verde que hace que las audiencias ya detecten cuándo es real y cuándo no”, comenta Vermette. “Queríamos tener la luz real, los paisajes reales, el precipicio real. Sí, se vuelve mucho más difícil para la producción tomar ese camino. Pero me parece que todos estaban tremendamente orgullosos de lo que se consiguió cada día”.
La productora ejecutiva Becki Cross Trujillo se encargó de gran parte de la compleja logística, una vez que consultaba con los pilotos de helicóptero y el gerente de locaciones Robin Mounsey para determinar si sería seguro rodar en un día determinado. Si le daban el visto bueno, Trujillo viajaba a la locación de ese día con Abu-Assad, Walker, Mounsey y el primer asistente de director Paul Barry para asegurarse que los actores y el resto del equipo de producción necesario fuera capaz de llegar al set desde Horsethief Creek.
“Si podíamos, nos dejaban en la montaña y nos comunicábamos por radio con la gente que estaba abajo”, comenta Trujillo. “Todos en tierra comenzaban a movilizarse para reunir y alistar todo el equipo y demás herramientas para subirlo todo en los otros dos helicópteros. Nunca presionamos por intentar subir a la montaña cuando los pilotos y el gerente de locaciones tenían preocupaciones. Ellos encabezaron ese cargo, y nosotros confiamos en ellos porque queríamos que todos estuvieran a salvo”.
Además de proteger al reparto, al equipo de producción y al equipamiento de condiciones gélidas, a Trujillo se le encargó el cuidado del miembro de reparto canino, Raleigh, quien interpreta al otro sobreviviente del choque, el perro del piloto. “Utilizó una chaqueta de plumón humana”, comenta Trujillo. “Aprendió a usar gafas. Enceraron sus patas para protegerlas, y le pusimos zapatos. Aprendió a subir y bajar del helicóptero, y teníamos una almohadilla de poliestireno en la que lo poníamos parado o acostado para que no estuviera en contacto con el hielo. Fue una curva de aprendizaje para él —afortunadamente, era un perro tranquilo y maravilloso. Le podíamos poner bufandas y gorros, y no tenía problema alguno en que lo hiciéramos”.
El frío penetrante probó ser implacable y despiadado. La primera semana en la locación se presentó una inversión climatológica inusual, en la que las temperaturas en el valle eran más frías que aquellas en los alpinos a gran altitud. Condiciones bajo cero provocaron que motores de camión, generadores, equipo de cámara y demás equipamiento se congelara o se rompiera. Pacas de heno fueron colocadas alrededor de los camiones, casas rodantes y tráileres para conservar el calor. La congelación era una preocupación. En total, MÁS ALLÁ DE LA MONTAÑA estuvo dieciocho días en el terreno riguroso.
“De verdad era un frío gélido”, comenta Winslet. “De hecho, hubo un día en la montaña en la que todo lo que rodamos, lo hicimos en una sola toma, porque hacía tanto frío que era la única forma de salir adelante. Era insoportable incluso quitarte los guantes por dos segundos”.
La diseñadora de vestuario Renée Ehrlich Kalfus estaba consciente de las severas condiciones climatológicas a las que estaría expuesto el reparto el tiempo que estuvieran rodando en la montaña, e hizo lo que pudo para mitigar la incomodidad de los actores. “En realidad no se quejaron del frío”, comenta. “Tenían ropa interior térmica, calcetines eléctricos, guantes que funcionaban con baterías, pero sus rostros estaban expuestos”.
Ben, quien se viste como si estuviera en ropa citadina de moda, está mal preparado para las temperaturas gélidas y el terreno escabroso. “Se ve elegante con su abrigo de casimir y sus botas urbanas de piel”, comenta Kalfus. Pero Walter, el desafortunado piloto, estaba mucho mejor vestido para los climas helados. “Gracias a que el piloto se muere, se pone su ropa”, comenta Kalfus. “Así que, Idris, durante gran parte de la película está actuando, en efecto, bajo el ropaje de alguien más, que no dejó de ser algo interesante que como actor pasara por algo así. Porque el guardarropa en realidad define quien eres”.
Para Kalfus, el principal reto fue crear atuendos que no sólo hablaran de la identidad de los personajes —Alex como una reportera gráfica habilidosa, Ben como un neurocirujano adinerado—, sino que también generaran un interés visual para la duración del filme. “Tenía que crear una apariencia original que se sostuviera por sí sola durante gran parte de la película”, comenta. “Estaba enfocada en añadir mucha textura y color, además de encuadrar el rostro y las siluetas, y darles esta apariencia clásica a los dos para que, nosotros como audiencia, no nos cansáramos de verlos”.
A final de cuentas, el rodaje en la montaña requirió que todos los departamentos fueran flexibles y estuvieran a la altura de condiciones y horarios siempre cambiantes, a sabiendas también de que cada día sólo aportaba seis horas de luz de día utilizable. “De hecho, distó de ser fácil”, comenta Abu-Assad. “En muchas ocasiones, veía al equipo de producción y me parecía que estábamos locos. ¿Por qué estamos haciendo esto? Pero lo hicimos, y estoy muy contento. Estoy orgulloso en haberlo hecho de esta manera”.
El reparto y el equipo de producción estaban satisfechos con lo que consiguieron durante el tiempo que pasaron en las montañas Percell —capturar actuaciones sobresalientes en un terreno imponente y tremendo, así como la grandiosidad vasta y asombrosa del paisaje. A pesar de todas las dificultades físicas, Elba fue rápido en señalar que, “Estas montañas son bellas, las vistas no se acaban nunca y te sientes bastante especial. Yo me sentí muy privilegiado en haber podido hacer esta película y ver estos paisajes que probablemente no podrán ver jamás en la vida real muchos seres humanos”.
Chernin agrega, “Desde el mero principio, sentimos que esta película se tenía que ver de una manera extraordinaria. Se tenía que ver dentro de una escala y esfera de acción del tipo de películas que en muy rara ocasión se hace hoy en día. Esta es una película acerca de la supervivencia. Esta es una película acerca de gente que se ve orillada hacia los bordes de la tolerancia y resiliencia humanas. Es extraordinario por lo que han tenido que pasar”.

ACERCA DEL REPARTO

KATE WINSLET (Alex Martin)

La actriz ganadora del Premio de la Academia® Kate Winslet les ha dado vida a algunos de los personajes más cautivadores y memorables del cine. Su currículo consiste en trabajo que no sólo ha sido aclamado por la crítica, sino que también ha sido exitoso desde un punto de vista comercial. De igual manera, se ha hecho acreedora a una gran variedad de premios y reconocimientos que ilustran su talento y solidifican su lugar permanente en la historia del cine.
Winslet ganó su primer Premio de la Academia®, después de haber sido nominada en cinco ocasiones previas, por su papel como Hannah Schmitz en The Reader (Una pasión secreta), dirigida por Stephen Daldry en el 2008. Por este papel, Winslet también ganó un Globo de Oro®, y los premios SAG, BAFTA, y Critics’ Choice, entre muchos otros. Ese año también protagonizó Revolutionary Road (Sólo un sueño), dirigida por Sam Mendes, que la volvería a reunir con Leonardo DiCaprio, su coestrella de Titanic. Winslet también ganó un Globo de Oro® y recibió muchas nominaciones por su interpretación de April Wheeler.
A los diecisiete años, Kate se hizo de prestigio internacional por su participación en la película Heavenly Creatures (Criaturas celestiales), de Peter Jackson. A este papel le siguió en 1995 su rol como Marianne Dashwood en Sense and Sensibility (Sensatez y sentimientos), de Ang Lee. Por esta actuación, Winslet recibió su primera nominación al Premio de la Academia® y también fue nominada para un Globo de Oro. A la postre, ganaría el BAFTA y el Premio del Screen Actors Guild (Sindicato de actores de cine).
Winslet coprotagonizó con Christopher Eccleston Jude, de Michael Winterbottom; y después interpretó a Ophelia en Hamlet, de Kenneth Branagh. Interpretó a la icónica sobreviviente, Rose, en Titanic, de James Cameron, al lado de Leonardo DiCaprio. Por este papel, Winslet recibió a los veintidós años su segunda nominación al Premio de la Academia®, y tener el honor de ser la actriz más joven en la historia en haber sido nominada para dos Premios de la Academia®.
En 1997, Winslet interpretó a Julia en Hideous Kinky, dirigida por Gillies McKinnon; y en 1998 coprotagonizó con Harvey Keitel la comedia dramática Holy Smoke, de Jane Campion. También actuó en el drama de época Quills (Letras prohibidas, La leyenda del Marqués de Sade), de Philip Kaufman, junto con Geoffrey Rush, Joaquin Phoenix y Michael Caine.
En el 2001, Winslet actuó en la producción de Richard Eyre de Iris, en la que interpretó a Iris Murdoch de joven, mientras que Judi Dench lo hizo de adulta, y por esta actuación Winslet recibió nominaciones al Globo de Oro® y Oscar®. Después protagonizó Enigma, de Michael Apted, un drama de espionaje acerca de descifradores de códigos durante la Segunda Guerra Mundial, y The Life of David Gale, con Kevin Spacey. A la postre, interpretaría a Clementine en Eternal Sunshine of the Spotless Mind (Eterno resplandor de una mente sin recuerdos), por la que recibió nominaciones al Premio de la Academia®, Globo de Oro® y BAFTA a Mejor Actriz. Más adelante, actuaría al lado de Johnny Depp en Finding Neverland (Descubriendo el país de nunca jamás), que en el 2004 fue considerada Mejor Película por el National Board of Review.
En el 2006, Winslet fue vista en All the King’s Men, con Jude Law y Sean Penn, dirigida por Steven Zaillian. Después prestó su voz para la película animada Flushed Away (Lo que el agua se llevó); y terminó el año en la comedia romántica The Holiday (El descanso), al lado de Cameron Diaz, Jude Law y Jack Black. Actuó junto a Patrick Wilson y Jennifer Connelly en Little Children (Secretos íntimos), de Todd Field, por la que obtuvo su quinta nominación al Premio de la Academia® a Mejor Actriz.
Winslet interpretó el papel que le da nombre al título en la multi-premiada miniseries de cinco episodios Mildred Pierce, para HBO, por la que ganó un Emmy®, Globo de Oro® y Premio SAG a Mejor Actriz, en el 2010. Formó parte del ensamble de Contagion (Contagio), de Steven Soderbergh; y protagonizó Carnage (¿Sabes quién viene?), de Roman Polanski, que se estrenó en competencia por el León de Oro en el Festival de Cine de Venecia, en el 2011.
El 2014 vio a Winslet co-estelarizar con Josh Brolin Labor Day (Aires de esperanza), de Jason Reitman. En el 2013, la película se estrenó en el Festival de Cine de Toronto y le valió a Winslet una nominación al Globo de Oro a Mejor Actriz.
En febrero de 2015, Winslet repitió su papel en Insurgent (Insurgente), segunda película de la serie de best-sellers de la autora Veronica Roth. Winslet también actuó en A Little Chaos (En los jardines del rey), un filme dirigido por Alan Rickman y escrito por Allison Deegan. La película también fue protagonizada por Rickman y Stanley Tucci. Más adelante, Winslet interpretó el papel protagónico en The Dressmaker, de Jocelyn Moorhouse, basada en la novela de Rosalie Ham. En ella, Winslet actuó junto a Liam Hemsworth y Judy Davis, y el papel le valió un Premio AACTA a Mejor Actriz. Kate también protagonizó Steve Jobs, al lado de Michael Fassbender. Por este aclamado papel obtuvo nominaciones al Globo de Oro®, BAFTA, así como para el SAG y el Premio de la Academia®.
En marzo de 2016 se estrenó Triple Nine, en la que Winslet actuó al lado de Chiwetel Ejiofor, Casey Affleck y Aaron Paul. También fue vista en Collateral Beauty (Belleza inesperada), junto a Will Smith, Helen Mirren y Keira Knightley, que fue estrenada en diciembre del año pasado. El 2016 también vio a Kate rodar un proyecto aún sin título de Woody Allen, con Justin Timberlake y Juno Temple. La película será estrenada más tarde este año.
En el 2013, Winslet recibió el CBE (Orden del imperio británico), que le concedió la Reina Elizabeth II en una ceremonia en el Palacio de Buckingham. En marzo de 2014, también obtuvo su Estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, para cimentar su estatus entre las estrellas de Hollywood.

IDRIS ELBA (Ben Bass)

Idris Elba, actor ganador del Globo de Oro y SAG, demuestra su versatilidad creativa tanto en cine como en televisión, así como detrás de cámaras como productor y director. Es el primer actor en recibir dos premios SAG en una velada. Continúa cautivando a las audiencias y asegurando su posición como uno de los actores a seguir en Hollywood, con una serie de actuaciones bien recibidas en películas de alto perfil, así como en múltiples series de televisión que han recibido grandes elogios de la crítica.
Previo a su debut en la pantalla grande, la carrera de Elba subió como la espuma en la pantalla chica, gracias a su participación en algunos de los programas más populares del Reino Unido, incluyendo Dangerfield, Bramwell y Ultraviolet. En el 2000, Ultraviolet fue comprada por Fox en los Estados Unidos, lo que le dio a Idris la oportunidad de probar suerte en el mercado estadounidense. Al poco tiempo, se mudó a Nueva York y recibió críticas entusiastas por su interpretación de Aquiles en la producción fuera-de-Broadway de Sir Peter Hall de Troilus and Cressida. Poco tiempo después de eso, obtuvo un papel en la aclamada serie de televisión Law & Order.
No mucho tiempo después de haberse mudado a los EE. UU., Idris obtuvo el papel de Stringer Bell, teniente de un imperio de las drogas en Baltimore, en la aclamada serie de televisión The Wire, para HBO. La interpretación de Elba del complejo, pero letal Bell, es sin lugar a duda una de las actuaciones más fascinantes en la historia de la televisión. En el 2005, su actuación le valió una nominación al Premio NAACP Image a Actor Secundario Sobresaliente en una Serie Dramática.
En el 2005, Elba comenzó su carrea cinematográfica en proyectos tales como Sometimes in April (nominación al Premio NAACP Image), para HBO, Daddy’s Little Girls (nominación al Premio BET), de Tyler Perry, The Reaping, al lado de Hilary Swank, y el thriller de terror 28 Weeks Later (Exterminio 2).
En el 2007, Elba formó parte del reparto de la película nominada al Globo de Oro American Gangster (Gánster americano), de Ridley Scott, con Denzel Washington, Russel Crowe, Ruby Dee y Josh Brolin. A la postre, el reparto recibiría una nominación para el Premio Screen Actors Guild. Después, actuó en RocknRolla, de Guy Ritchie, al lado de Tom Hardy, Obsessed (nominación al Premio NAACP Image), junto a Beyonce Knowles, The Losers (Los perdedores) (nominación al Premio NAACP Image), Legacy (en la que también fue productor ejecutivo), Ghost Rider (Ghost Rider: Espíritu de venganza), al lado de Nicolas Cage, Prometheus (Prometeo), de Ridley Scott, con Michael Fassbender y Charlize Theron, Thor, junto a Natalie Portman y Chris Hemsworth, y Pacific Rim (Titanes del pacífico), de Guillermo del Toro, al lado de Charlie Hunnam, Charlie Day y Rinko Kikuchi. En el 2013, Elba interpretó a Nelson Mandela en la película biográfica Mandela: The Long Walk to Freedom, para The Weinstein Company. Su actuación le valió una nominación al Globo de Oro y otra al Premio NAACP Image. Al año siguiente, protagonizó y fue productor ejecutivo de No Good Deed, un thriller también protagonizado por Taraji Henson. En marzo de 2015, Elba apareció en The Gunman (En la mira), de Pierre Morel, al lado de Sean Penn y Javier Bardem.
Más recientemente, Elba fue visto en Beasts of No Nation, dirigida por Cary Fukunaga, por la que obtuvo los Premios SAG, London Evening Standard y Film Independent Spirit, así como nominaciones al Globo de Oro, BAFTA y NAACP. Fue visto más recientemente en las películas animadas Zootopia y The Jungle Book (El libro de la selva), para Disney, así como en Star Trek Beyond (Star Trek sin límites) y The Dark Tower (La torre oscura). Después será visto en Thor: Ragnarok.
En el 2009, Elba regresó a la televisión cuando se unió al reparto del exitoso programa The Office, en el papel de Charles Minor, el nada impresionado jefe de Michael Scott, para NBC. En el 2010, obtuvo el papel que le da nombre al título de John Luther en la miniserie de drama criminal Luther, para la BBC. Después de la primera temporada, Elba fue nominado para un Emmy por su actuación en Luther, así como por su aparición como actor invitado en The Big C, para Showtime. Su actuación en la primera temporada de Luther le valió un Premio NAACP Image, un Premio BET y un Globo de Oro. En el 2012, Elba recibió una nominación al Emmy por su actuación en la segunda temporada de la serie. La tercera parte de la miniserie de la BBC salió al aire en septiembre de 2013. Su actuación le valió nominaciones al Emmy y al Globo de Oro, así como un Premio NAACP Image. En el 2015, Elba repitió su papel como Luther para el último capítulo de la serie, que constó de dos partes, por el que recibió un Premio Critics’ Choice y nominaciones al Globo de Oro, NAACP y BAFTA TV.
En el 2013, Elba hizo su debut como director con el telefilme The Pavement Psychologist para Sky/Sprout Pictures, como parte de la serie Playhouse Presents, de Sky, protagonizada por Anna Friel, y que Elba también escribió. También creó, dirigió y protagonizó el video musical “Lover of Light” de Mumford and Sons, que ha tenido más de 9 millones de vistas por YouTube hasta la fecha. En el 2014, Elba protagonizó y produjo un documental de dos partes titulado King of Speed, para BBC Two y BBC America, con su compañía productora Green Door Pictures. En el 2015, Elba y Green Door Pictures estrenó el documental Mandela, My Dad and Me, que sigue a Elba durante la producción de su álbum mi Mandela.
En invierno de 2015, Elba lanzó su línea de ropa Idris Elba + Superdry, que combina un estilo clásico de los EE. UU. con gráficas inspiradas en la cultura japonesa, y que está disponible tanto en el Reino Unido como en los Estados Unidos.

DERMOT MULRONEY (Mark)

Dermot Mulroney fue descubierto en la Universidad de Northwestern por un representante de talentos de Hollywood, que hizo que llegara a Los Ángeles en 1985, donde obtuvo su primer papel como actor en la película para televisión Sin of Innocence, para CBS. Desde entonces, Mulroney ha forjado una carrera prolífica en el entretenimiento, que lo ha llevado a actuar en más de cinco docenas de películas y haber interpretado múltiples papeles en televisión a lo largo de los años.
En 1987, Mulroney hizo su debut cinematográfico en Sunset (Asesinato en Hollywood), de Blake Edwards. Sus múltiples créditos cinematográficos incluyen August: Osage County, Dirty Grandpa (Mi abuelo es un peligro), Jobs (Jobs: El hombre que revolucionó al mundo), My Best Friend’s Wedding (La boda de mi mejor amigo), The Family Stone (La joya de la familia), About Schmidt (Las confesiones del Sr. Schmidt), Young Guns (Jóvenes pistoleros), The Wedding Date (El día de la boda), Longtime Companion, Where the Day Takes You, The Grey (Un día para sobrevivir), Kansas City, Bastard Out of Carolina, Point of No Return (La asesina), The Thing Called Love, Copycat (El imitador), Zodiac (Zodiaco), J. Edgar, Stoker (Lazos perversos), The Rambler, Insidious: Chapter 3 (La noche del demonio: Capítulo 3), Truth (Conspiración y poder), Sleepless, y en la actualidad se encuentra rodando Break My Heart 1,000 Times, para el director Scott Speer.
Los créditos en televisión de Mulroney incluyen haber protagonizado el telefilme Long Gone, haber tenido apariciones como actor invitado en Mozart in the Jungle, Shameless y Enlightened, así como un papel recurrente en la comedia New Girl.
Mulroney, un violonchelista con educación clásica que ha estado tocando desde que tenía 7 años, ha aportado sus talentos musicales para la orquesta del premiado compositor Michael Giacchino, para películas que incluyen Dawn of the Planet of the Apes (El planeta de los simios: Confrontación), la franquicia de Mission Impossible, Jurassic World (Mundo jurásico) y Tomorrowland e Inside Out (Intensa mente).
BEAU BRIDGES (Walter)

Beau Bridges es un premiado actor que ha interpretado innumerables personajes durante una carrera exitosa que abarca más de seis décadas.
Más recientemente, Bridges apareció como actor invitado en la cuarta temporada del aclamado drama Masters of Sex, para Showtime®, así como en la segunda temporada del exitoso thriller Bloodline, para Netflix, al lado de Kyle Chandler, Linda Cardellini y Sissy Spacek. También le dio voz recientemente al alguacil Scaley Briggs en la serie animada Penn Zero: Part-Time Hero, para Disney. En los últimos años, concluyó su trabajo con un papel periódico en la comedia The Millers, para CBS, así como en la exitosa comedia musical How to Succeed in Business Without Really Trying, que protagonizó en Broadway. También apareció en la película ganadora del Globo de Oro® y nominada al Premio de la Academia® The Descendants (Los descendientes), de Alexander Payne.
Con su hija Emily, Bridges adaptó la novela Acting: The First Six Lessons, escrita en 1933 por Richard Boleslavsky. La obra fue publicada recientemente por Samuel French e interpretada por Beau y Emily Bridges en el Theatre West en Los Ángeles, ante críticas entusiastas.
Bridges ganó un Premio Grammy® por su narración compartida de An Inconvenient Truth, con Al Gore. En el 2008, Bridges prestó su voz para un documental muy especial titulado Operation Homecoming: Writing the Wartime Experience, que en el 2008 recibió una nominación al Premio de la Academia® a Mejor Largometraje Documental. Ha sido nominado en quince ocasiones al Emmy®. Bridges recibió un Premio Emmy® a Mejor Actor Secundario por su trabajo en The Second Civil War, para HBO. Ganó otro Premio Emmy® y un Globo de Oro® por su papel secundario al lado de Holly Hunter en el proyecto The Positively True Adventures of The Alleged Texas Cheerleader-Murdering Mom, para HBO.
Bridges protagonizó la aclamada película Without Warning: The James Brady Story, para HBO, y por la que ganó la trifecta, al haberse llevado a casa los tres premios principales a Mejor Actor: el Emmy®, el Globo de Oro® y el Cable Ace®. Ha aparecido en películas muy aclamadas, incluyendo The Landlord, The Other Side of the Mountain, Norma Rae, Heart Like a Wheel, The Hotel New Hampshire, Sordid Lives y Jerry Maguire (Jerry Maguire – Amor y desafío). Fue honrado por la National Society of Film Critics (Sociedad nacional de críticos de cine) cuando la institución lo nombró Mejor Actor Secundario por su papel al lado de su hermano Jeff Bridges en The Fabulous Baker Boys.
Con su padre Lloyd Bridges y su hijo Dylan Bridges protagonizó Sandkings, la película de dos horas con la que dio inicio la perdurable serie The Outer Limits, para Showtime®. Por su actuación, Bridges recibió una nominación al Emmy® a Mejor Actor.
Bridges también ha dirigido filmes. En 1994, dirigió a su padre, Lloyd, y a su hijo, Jordan, en una película-de-la-semana titulada Secret Sins of The Father. También dirigió a Jordan y su padre en The Thanksgiving Promise, en aquel entonces el telefilme de Disney con mayor índice de audiencia jamás transmitido. Su especial extraescolar Don’t Touch fue nominado para un Emmy®.

ACERCA DE LOS REALIZADORES

HANY ABU-ASSAD (Director)

Después de haber estudiado y trabajado como ingeniero aéreo en Holanda, Hany Abu-Assad comenzó a producir filmes. Trabajó en los documentales Dar O Dar, para Channel 4, y Long Days in Gaza, para la BBC, por nombrar unos cuantos.
En 1992, Abu-Assad escribió y dirigió su primer cortometraje, Paper House. La película relata las aventuras de un chico palestino de trece años que intenta construir su propia casa, después de que el hogar de su familia ha sido destruido por fuerzas de ocupación. Paper House fue transmitido por la cadena holandesa NOS y ganó varios premios internacionales en festivales de cine.
Al año siguiente, Abu-Assad produjo el largometraje Curfew, dirigido por Rashid Masharawi. Una coproducción internacional entre Argus Film Productions, WDR, ARTE y AVRO, Curfew fue muy elogiado, que lo llevó a obtener premios, incluyendo el Gold Pyramid en El Cairo, y el premio de la UNESCO en Cannes, entre otros.
Después de su segundo cortometraje, The 13th, que escribió, produjo y dirigió, Abu-Assad comenzó a trabajar en su primer proyecto de largometraje como director. Colaboró con el escritor Arnon Grunberg para desarrollar un guión que desafiaba y exploraba la narrativa y estilo cinematográficos en una comedia acerca de una pareja en Ámsterdam. La película, The Fourteenth Chick, fue la película con la que dio inicio el Festival de Cine de Holanda en Utrecht, en 1998, y fue distribuido por United International Pictures.
Entre su trabajo más reciente se encuentra el documental agridulce Nazareth 2000, que Abu-Assad hizo para la cadena holandesa VPRO. La agitación en una ciudad dividida y ocupada en secreto, así como sus habitantes palestinos peleoneros, tanto cristianos como musulmanes, es analizada a través de los ojos de dos gasolineros. Al combinar un método compasivo y satírico para un tema serio, Abu-Assad tuvo éxito en crear un documental multifacético y sorprendentemente divertido.
En el 2000, Abu-Assad y Bero Beyer fundaron Augustus Film. Abu-Assad dirigió Rana’s Wedding (2002), una producción realizada con el apoyo de la Palestinian Film Foundation del Ministro de Cultura de la Autoridad Nacional Palestina. Describe un día en la vida de una joven en Jerusalén, durante el cual intenta casarse antes de las cuatro de la tarde de ese día. En el 2002, la película fue elegida para la Semana de la Crítica en Cannes, y a la postre ganaría premios en
Montpellier, Marrakech, Bastia y Cologne.
El siguiente documental de Abu-Assad, Ford Transit (2002), se exhibió en el Festival de Cine de Sundance. La película, que retrata a un chofer de taxi marca Ford Transit, observa de manera humorosa a los habitantes resilientes de los territorios palestinos. La película ganó el premio FIPRESCI en el Festival de Cine de Thessaloniki, el Premio In the Spirit of Freedom en Jerusalén y, junto con Rana’s Wedding, el Premio Néstor Almendros a la valentía en realización cinematográfica en el Festival de Cine Human Rights en Nueva York.
En 1999, Abu-Assad y Beyer escribieron Paradise Now y filmaron la película en Nablus en el 2004. En el 2005, se llevó a cabo su estreno mundial en el Festival de Cine de Berlín, donde obtuvo el Premio Blue Angel a Mejor Película Europea, el Premio Berliner Morgenpost Readers y el Premio Amnesty International (Amnistía internacional) a Mejor Película. En el 2006, ganó el Globo de Oro a Mejor Película Extranjera, un Premio Independent Spirit en la misma categoría, y ese mismo año fue nominado para un Premio de la Academia a Mejor Película Extranjera. En el 2011, Abu-Assad terminó de trabajar en The Courier, protagonizada por Jeffrey Dean Morgan, Til Schweiger y Mickey Rourke.
En el 2013, Abu-Assad terminó Omar, una historia de amor trágica que se desarrolla en la Palestina ocupada. Ese mismo año, Omar obtuvo el premio del jurado en la sección Una Cierta Mirada en el Festival de Cine de Cannes, el reconocimiento a Mejor Largometraje en los Premios Asia Pacific Screen (ASPA), además de haber sido nominado para un Premio de la Academia a Mejor Película Extranjera. Omar ganó otros premios, incluyendo el de Mejor Película y Mejor Director en el Festival Internacional de Cine de Dubái (DIFF) y el de Mejor Director en el Festival Internacional War on Screen De Cinéma.
En el 2015 Abu-Assad terminó su sexto largometraje, The Idol, un drama inspirado en el increíble viaje del artista Mohammad Assaf, un cantante de Gaza que ganó el programa Arab Idol en el 2013.

PETER CHERNIN, p.g.a. (Productor)

Peter Chernin es director general de The Chernin Group (TCG), que fundó en el 2009. TCG administra, opera e invierte en negocios en los sectores de medios, entretenimiento y tecnología. Sus activos incluyen Chernin Entertainment, una compañía productora de cine y televisión; una participación mayoritaria en CA Media, compañía de inversión de medios ubicada en Asia; Otter Media, empresa fundada con AT&T para lanzar e invertir en servicios de video sofisticados, y que supervisa una cartera de negocios, incluyendo Fullscreen Media, Crunchyroll y Gunpowder & Sky; así como inversiones estratégicas en compañías de tecnología y medios ubicadas en los EE UU, entre las que se encuentran Pandora, SoundCloud, Headspace, Flipboard, Scopely, Medium y Barstool Sports.
Chernin ha producido una serie de éxitos taquilleros, incluyendo las películas Rise of the Planet of the Apes (El planeta de los simios: [R]Evolución) y Dawn of the Planet of the Apes, que resultaron ser una sensación en la taquilla mundial; las comedias de acción The Heat (Chicas armadas y peligrosas) y Spy (Spy: Una espía despistada), ambas de Paul Feig; el thriller de ciencia ficción Oblivion (Oblivion, El tiempo del olvido); la comedia dramática St. Vincent; el drama criminal The Drop (La entrega); Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children (Miss Peregrine y los niños peculiares); Hidden Figures (Talentos ocultos) y War for the Planet of the Apes (El planeta de los simios: La guerra). En la actualidad, Chernin Entertainment está produciendo la exitosa comedia de televisión New Girl, y previo a ello produjo Ben and Kate y Touch, para Fox.
Antes de haber fundado TCG, el Sr. Chernin fungió como presidente y director general de News Corporation, y como presidente y director general de Fox Group de 1996 al 2009, donde supervisó operaciones mundiales diversas, que abarcaban los cinco continentes. Previo a su nombramiento en 1996, fungió durante cuatro años como presidente y director general de Fox Filmed Entertainment. De 1989 a 1992, el Sr. Chernin fue presidente de entretenimiento de Fox Broadcasting Company.
El Sr. Chernin forma parte de los Concejos de American Express y UC Berkeley, y es consejero superior de Providence Equity Partners. Es presidente y cofundador de Malaria no More, una organización sin fines de lucro dedicada a acabar con muertes provocadas por la malaria. Chernin cuenta con una licenciatura en letras inglesas de UC Berkeley.

JENNO TOPPING, p.g.a. (Productora)

Jenno Topping es presidente de cine y televisión en Chernin Entertainment. Recientemente produjo y supervisó el desarrollo de los largometrajes Hidden Figures, dirigido por Ted Melfi y protagonizado por Taraji P. Henson, Octavia Spencer y Janelle Monáe; Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children, dirigido por Tim Burton; Spy, dirigido por Paul Feig y protagonizado por Melissa McCarthy; St. Vincent, protagonizado por Bill Murray y Melissa McCarthy; The Drop, con James Gandolfini y Tom Hardy; Mike and Dave Need Wedding Dates (Mike y Dave, Los busca novias), protagonizado por Zac Efron, Adam Devine, Anna Kendrick y Aubrey Plaza; Exodus: Gods and Kings (Éxodo: Dioses y reyes), dirigido por Ridley Scott y protagonizado por Christian Bale; y The Heat, con Sandra Bullock y Melissa McCarthy, que fue la comedia que más dinero ingresó en taquilla en el 2013, así como War for The Planet of The Apes, tercera parte de la exitosa franquicia a escala mundial.
Entre las películas venideras que Topping produjo y supervisó se encuentran Snatched (Viaje salvaje), protagonizada por Amy Schumer y Goldie Hawn; Red Sparrow, dirigida por Francis Lawrence y protagonizada por Jennifer Lawrence; y The Greatest Showman on Earth protagonizada por Hugh Jackman.
Topping supervisa la programación de televisión de Chernin Entertainment, que incluye la exitosa comedia ganadora del Emmy New Girl, para Fox, que ahora se encuentra en su sexta temporada. Series previas de Chernin Entertainment incluyen Ben and Kate y Touch, para Fox.
Los otros créditos de Topping incluyen Country Strong (Una nueva oportunidad), protagonizada por Gwyneth Paltrow y Tim McGraw; Catch and Release (Las vueltas de la vida), escrita y dirigida por Susannah Grant, con Jennifer Garner; y las películas de Charlie’s Angels (Los ángeles de Charlie).
Topping fungió previamente como ejecutiva en HBO Films, donde supervisó, en 1995, las películas ganadoras del Premio Emmy y Globo de Oro The Late Shift (Kathy Bates) y Rasputin (Ian McKellen y Alan Rickman).

DAVID READY (Productor)

David Ready es vicepresidente ejecutivo de cine en Chernin Entertainment. Ahí, Ready fungió como productor ejecutivo y supervisó más recientemente el desarrollo de la comedia de verano Mike and Dave Need Wedding Dates (2016), protagonizada por Zac Efron, Adam Devine, Anna Kendrick y Aubrey Plaza. En Red Sparrow, que está por estrenarse, fungió como productor ejecutivo. La película, dirigida por Francis Lawrence y protagonizada por Jennifer Lawrence, Joel Edgerton, Jeremy Irons y Matthias Schoenaerts, será estrenada este otoño, por Fox.
En el 2004, Ready comenzó su carrera como ejecutivo en los estudios de Warner Bros., cuando se unió a Jerry Weintraub Productions como director de desarrollo. Ahí, trabajó en proyectos tales como la franquicia de Ocean’s Eleven (La gran estafa) y Tarzan.
En el 2006, Ready pasó a Di Bonaventura Pictures como vicepresidente, justo cuando la compañía estaba entrando a la producción de la primera película de Transformers. Ready trabajó en los tres primeros filmes de Transformers, además de haber desarrollado y coproducido la comedia de acción Red (RED: Retirados extremadamente duros), y haber fungido como productor de la secuela en el 2013, Red 2. Otros créditos con di Bonaventura incluyen haber sido productor ejecutivo del thriller Man on a Ledge (Al borde del abismo), en el 2012, y de Jack Ryan: Shadow Recruit (Código sombra: Jack Ryan), en el 2013.
Oriundo de Boston y graduado de la Universidad de Washington en St. Louis, Ready comenzó su carrera en la oficina de correos en Industry Entertainment, en el 2001.

BECKI CROSS TRUJILLO (Productora ejecutiva)

Becki Cross Trujillo ha sido productora ejecutiva de una amplia variedad de películas, desde la aclamada The Lookout (El vigía), escrita y dirigida por el cineasta nominado al Premio de la Academia Scott Frank, hasta la taquillera comedia romántica 27 Dresses (27 bodas), protagonizada por Katherine Heigl.
Una veterana de la industria y ex ejecutiva de producción en Orion, Tri-Star y Twentieth Century Fox, Trujillo también fungió como productora ejecutiva de Snitch (El infiltrado), protagonizada por Dwayne Johnson, la película de acción 12 Rounds (Doce desafíos), de Renny Harlin, y la exitosa película de terror Stay Alive. Coprodujo la adaptación de la novela gráfica Daredevil, protagonizada por Ben Affleck, Jennifer Garner y Colin Farrell, y la película familiar Because of Winn Dixie, de Wayne Wang.
Los créditos más recientes de Trujillo como productora ejecutiva incluyen la tercera parte de la franquicia de Barbershop y el thriller de terror Poltergeist (Poltergeist: Juegos diabólicos).

FRED BERGER (Productor Ejecutivo)

Fred Berger es un productor de cine y televisión nominado al Premio de la Academia y al Globo de Oro, que se encuentra ubicado en Los Ángeles. Berger produjo el musical La La Land, de Damien Chazelle, que ganó siete Globos de Oro, un récord, y seis Premios de la Academia. La película ha recabado casi $450 millones de dólares en taquilla, y también le valió a Berger premios del PGA, BAFTA, Critics Choice, AFI y el NY Film Critics Circle (Círculo de críticos de cine de Nueva York).
En la actualidad, Berger también tiene al thriller The Autopsy of Jane Doe, de André Øvredal, en su corrida mundial en cines. La película ya se convirtió en un clásico de culto, que la ha llevado a recibir críticas entusiastas y premios en el Festival de Cine de Toronto, en el Fantastic Fest y en Sitges, además de haber formado parte de la exhibición Cult Gala en el Festival de Cine de Londres. Se encuentra en la producción de I Think We’re Alone Now, de Reed Morano, protagonizada por Peter Dinklage y Elle Fanning.
Berger se asoció recientemente con el productor Brian Kavanaugh-Jones (Midnight Special, Loving) para fundar Automatik. El dúo ha tenido un arranque prolífico, ya que se encuentran actualmente en la preproducción del thriller histórico Operation Finale, de Chris Weitz, protagonizado por Oscar Isaac, para MGM; del musical pop Teen Spirit, de Max Minghella, protagonizado por Elle Fanning; y de Strange but True, de Rowan Athale, estelarizado por Amy Ryan, Greg Kinnear, Nick Robinson, Margaret Qualley y Blythe Danner.
Berger y Kavanaugh-Jones también se encuentran en la postproducción del drama de ciencia ficción The Titan, de Lennart Ruff, protagonizado por Sam Worthington, Taylor Schilling y Tom Wilkinson; y de Little Woods, de Nia DaCosta, estelarizada por Lily James y Tessa Thompson.
Berger comenzó su carrera trabajando con Sofia Coppola en su premiada Lost in Translation (Perdidos en Tokio) y Marie Antoinette. Se asoció con Ross Katz, productor nominado en dos ocasiones al Premio de la Academia, para quien fungió como productor asociado en el debut como director de Katz, Taking Chance, protagonizada por Kevin Bacon. La película se estrenó en el Festival de Cine de Sundance, ganó el Globo de Oro, el Emmy, el SAG, el WGA y el DGA, y es una de las películas de HBO Films más vistas de todos los tiempos. El secretario de defensa Robert Gates le da crédito al filme por haber influido en la decisión de permitir el acceso a los medios a la base de la fuerza aérea de Dover, para el traslado de miembros en servicio caídos.
Berger se graduó con honores de la Universidad de Pennsylvania, con un título en filosofía, política y economía, y una asignatura secundaria en estudios cinematográficos.

CHRIS WEITZ (Escritor)

Chris Weitz nació en la ciudad de Nueva York, hijo de la actriz Susan Kohner y el novelista/diseñador de modas John Weitz (nacido bajo el nombre Hans Werner Weitz en Berlín). Su hermano es el realizador Paul Weitz. Es nieto del representante Paul Kohner y la actriz mexicana Lupita Tovar, por su lado materno. Su abuela, Lupita, protagonizó Santa, la primera película sonora de México, en 1932.
Weitz estudió en la Escuela Allen-Stevenson en Nueva York y en la Escuela St. Paul’s en Londres, y a la postre se graduaría con una licenciatura y maestría en literatura inglesa de la Facultad de Trinity, Cambridge.
Weitz comenzó su carrera cinematográfica como coguionista, junto con su hermano Paul, de la película animada Antz (Hormiguitaz), en 1998. Al año siguiente, él y Paul dirigieron y produjeron American Pie (Tu primera vez), que se convirtió en un exitazo en taquilla. En el 2002, los hermanos coescribieron y dirigieron About a Boy (Un gran chico), que les valió una nominación al Premio de la Academia a Mejor Guión Adaptado.
A la postre, Weitz dirigiría varias películas más, incluyendo en el 2007 la adaptación del best-seller de fantasía de Philip Pullman The Golden Compass (La brújula dorada) y New Moon (Crepúsculo: Luna nueva), segunda parte de la serie de películas de Twilight. Su más reciente película fue A Better Life (Una vida mejor), en el 2011, que le valió una nominación al Premio de la Academia a su actor principal, Demián Bichir.
Más recientemente, Weitz ha escrito varias películas, incluyendo Cinderella (La cenicienta), para Disney, y Rogue One: A Star Wars Story, para Lucasfilm. Su trilogía de novelas para adultos jóvenes, The Young World, fue publicada por Little Brown, a principios de 2014.
Weitz ha producido películas a través de su compañía y la de su hermano Paul, Depth of Field, incluyendo A Single Man, de Tom Ford, y Nick and Nora’s Infinite Playlist (Nick y Norah – Una noche de música y amor), de Peter Sollett. Su más reciente es el debut cinematográfico del realizador Kogonada, Columbus, protagonizada por John Cho y Haley Lu Richardson, que se estrenó en el 2017 en el Festival de Cine de Sundance.

J. MILLS GOODLOE (Escritor)

J. Mills Goodloe nació en Fort Lauderdale, Florida, y estudió en la Universidad Metodista del Sur, en Dallas, Texas.
Comenzó su carrera en Warner Bros. trabajando para el director Richard Donner, cuyos créditos incluyen Superman, The Omen (La profecía), Scrooged (Los fantasmas contraatacan) y la serie de Lethal Weapon (Arma mortal). Goodloe fue asistente de Donner de 1992 a 1995 en Lethal Weapon 3 y Maverick. En 1996, Goodloe fue nombrado presidente de Donner Productions. A lo largo de los cuatro años siguientes, Goodloe produjo Assassins (Asesinos), protagonizada por Sylvester Stallone y Julianne Moore, y Conspiracy Theory (El complot), estelarizada por Mel Gibson y Julia Roberts, junto con la última parte de la serie de Lethal Weapon, protagonizada por Gibson, Rene Russo, Danny Glover y Chris Rock.
En el 2001, Goodloe dejó Donner Productions para escribir y dirigir A Gentleman’s Game, protagonizada por Gary Sinise, Dylan Baker y Philip Baker Hall. La película fue nominada para un ESPY a Mejor Película Deportiva. Goodloe después escribió el guión de la película Pride, estelarizada por Terrance Howard y Bernie Mac, para Lionsgate. En el 2014, Lionsgate estrenó la adaptación de Goodloe del best-seller de Nicholas Sparks The Best of Me (Lo mejor de mí), protagonizada por Michelle Monaghan y James Marsden.
The Age of Adaline (El secreto de Adaline) le siguió en el 2015, con Blake Lively, Harrison Ford y Michiel Huisman en los papeles protagónicos. Este guión original de Goodloe fue un éxito entre la crítica y en taquilla. En el 2017, Warner Bros. estrenó la adaptación de Goodloe del best-seller del New York Times Everything, Everything (Todo, todo). La película, con un presupuesto de $10 millones de dólares, ha recabado $51 millones en todo el mundo.
En la actualidad, Goodloe se encuentra escribiendo una película que se desarrolla en China durante la Segunda Guerra Mundial, para Lionsgate y el productor Marc Platt.
Goodloe está casado y tiene dos hijos. Su familia vive en Malibú, California y en Bluffton, Carolina del Sur.

MANDY WALKER (Directora de fotografía)

Incluso desde que era adolescente en Australia, Mandy Walker (ASC) sabía que quería ser cinefotógrafa. Walker, quien comenzó su carrera cinematográfica a los 18 años como mensajera, fotografió su primera película cuando tenía tan sólo 25 años. Desde entonces, sus habilidades han sido solicitadas por directores de todo el mundo, y ha recibido reconocimiento internacional y numerosos premios por su trabajo.
Sus créditos cinematográficos incluyen la película nominada al Oscar® Australia, de Baz Luhrmann, protagonizada por Nicole Kidman y Hugh Jackman, por la que ganó un Premio Satellite, el Premio Hollywood al Director de Fotografía del Año, y el Premio Women in Film Kodak Vision en el 2008; Shattered Glass, para el director Billy Ray, con Hayden Christensen y Peter Sarsgaard en los papeles protagónicos, que le valió una nominación a mejor fotografía en los Premios Independent Spirit; Lantana, protagonizada por Anthony LaPaglia, Barbara Hershey y Geoffrey Rush; Parklands, estelarizada por Cate Blanchett; Love Serenade, dirigida por Shirley Barrett, que obtuvo la Camera de Oro en el Festival de Cine de Cannes; y Red Riding Hood (La chica de la capa roja), para la directora Catherine Hardwicke. Recientemente, fotografió Tracks, para el director John Curran, estelarizada por Mia Wasikowska, Truth (Conspiración y poder), protagonizada por Cate Blanchett y Robert Redford, y dirigida por James Vanderbilt, y Hidden Figures (Talentos ocultos), estelarizada por Taraji P Henson, Octavia Spencer y Kevin Costner, para el director Theodore Melfi.
También fotografió dos de los glamorosos cortometrajes de Chanel No.5, protagonizados por Nicole Kidman y Gisele Bündchen, dirigidos por Baz Luhrmann.

PATRICE VERMETTE (Diseñador de Producción)

Patrice Vermette, multi-premiado diseñador de producción, ha sido nominado en dos ocasiones al Premio de la Academia [The Young Victoria, Arrival (La llegada)].
Comenzó su carrera en 1991, después de haber terminado sus estudios en la Universidad de Concordia en Montreal. A lo largo de 26 años, ha sido director de arte o diseñado más de 700 comerciales de televisión en Canadá y en el extranjero, así como dieciséis largometrajes y más de 40 videos musicales.
Su carrera en cine despegó después del estreno de la película independiente canadiense C.R.A.Z.Y., que recibió grandes elogios de la crítica internacional. Después de ésta, Vermette diseñó los siguientes proyectos cinematográficos de Jean-Marc Vallée: The Young Victoria y Café De Flore. Sus créditos recientes incluyen Enemy (Enemigos idénticos), Prisoners (Intriga), Sicario (Tierra de nadie: Sicario) y Arrival, las cuatro de Denis Villeneuve.
Afuera de Canadá y los Estados Unidos, Vermette ha trabajado en Francia, Inglaterra, Hungría, Túnez, Marruecos, Sudáfrica, Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, México y Fiyi.

RENÉE EHRLICH KALFUS (Diseñadora de Vestuario)

Kalfus ganó recientemente un Premio del Costume Design Guild (Sindicato de Diseñadores de Vestuario) por su trabajo en Hidden Figures, una inspiradora historia real acerca de mujeres afroamericanas matemáticas, que fueron invaluables para el programa espacial de la NASA en la década de los ’60. Dirigida por Ted Melfi, la película fue protagonizada por Taraji P. Henson, Octavia Spencer, Jannelle Monae, Kevin Costner y Jim Parsons.
Su trabajo en cine comenzó con el director Lasse Hallström en Once Around. A la postre, colaboraría con Hallström en cinco películas, incluyendo Chocolat (Chocolate), que le valió nominaciones tanto al BAFTA como al premio del Costume Design Guild a Mejor Diseño de Vestuario.
Su trabajo exhibe la diversidad de su rango, que va desde películas de época tales como Snow Falling on Cedars (El acusado) y The Cider House Rules (Las reglas de la vida); a dramas crudos como Dead Man Walking (Pena de muerte), The Taking of Pelham 123 (Rescate del metro 123) y The Life of David Gale (La vida de David Gale); hasta comedias románticas glamorosas como Friends with Benefits (Amigos con beneficios), What Happens in Vegas (Locura de amor en Las Vegas) y Baby Mama (Mamá por encargo). El musical de cine Annie trajo consigo una sociedad con Target para una línea de ropa infantil.
En el 2014, New York Women in Film and Television honró a Kalfus en sus premios Designing Women.

LEE PERCY (Editor)

En el 2010, Lee Percy ACE ganó un Emmy por la producción de HBO de Taking Chance, y fue nominado ese mismo año por Grey Gardens. Ambos filmes fueron nominados de nueva cuenta para el Premio Eddie de los American Cinema Editors (de editores para editores) y Lee se llevó a casa uno de ellos, en esta ocasión por Grey Gardens. Con Oliver Stone trabajó recientemente en su bien recibida Snowden, protagonizada por Joseph Gordon-Levitt.
Percy, quien estudió originalmente para ser actor en la Escuela Juilliard, le da crédito a estos inicios en haberlo ayudado a delinear actuaciones que le valieron Oscares a actores tales como William Hurt en Kiss of the Spider Woman (El beso de la mujer araña), Jeremy Irons en Reversal of Fortune (El misterio von Bulow) y Hilary Swank en Boys Don’t Cry (Los muchachos no lloran), así como una nominación para Catalina Sandina Moreno por Maria Full of Grace (María, llena eres de gracia). Disfruta mezclar proyectos independientes tales como The Believer, ganadora del Gran Premio en Sundance, con producciones de estudios, tales como Salt, protagonizada por Angelina Jolie. Percy tuvo una prolongada asociación con Barbet Schroeder, uno de los progenitores de la Nueva Ola Francesa, en películas tales como Before and After, estelarizada por Meryl Streep y Liam Neeson, Kiss of Death, protagonizada por Nicolas Cage y Samuel Jackson, Single White Female (Mujer soltera busca), con Bridget Fonda y Jennifer Jason Lee en los papeles protagónicos, y Reversal of Fortune, que protagonizó Glenn Close junto con Irons. Percy también ha trabajado con importantes directores de Hollywood, entre los que se encuentran Philip Noyce, Kathryn Bigelow, Harold Ramis y Kimberly Peirce, con quien se volvió a reunir para su película Carrie.
Percy fue supervisor de producción de la estilizada serie Magic City, para Starz. Recientemente, Percy escribió y dirigió el premiado cortometraje Dreaming American, y se encuentra trabajando en su versión para largometraje.
Percy es un asesor creativo regular del Independent Feature Project, así como del taller de directores de Sundance, donde ayudó a diseñar un programa intensivo de postproducción.

RAMIN DJAWADI (Compositor)

El compositor Ramin Djawadi, nominado al Premio Grammy® y al Premio Emmy®, es como un camaleón musical. La versatilidad ha definido su carrera, al ir de distinguidas bandas sonoras para televisión, incluyendo Game of Thrones (Juego de tronos), Prison Break y The Strain, hasta grandes películas taquilleras, tales como Pacific Rim, Iron Man, Clash of the Titans (Furia de titanes), The Great Wall (La gran muralla) y muchas más. Sus composiciones cautivadoras, fascinantes y elegantes acumulan al mes en promedio 1.8 millones de reproducciones en Spotify —mientras que se engendran incontables versiones virales—, que incluso han llegado a encabezar las listas de los mejores soundtracks de Billboard.
Esa versatilidad artística florece de manera natural gracias a su crianza diversa en Alemania. Hijo de madre alemana y padre iraní, hablaba tanto alemán como inglés, y de manera subconsciente se sintió atraído al piano, que comenzó a tocar de oído a los cuatro años. Además de enamorarse de Mozart y Beethoven, sacaba del coche de su padre sus casetes de música instrumental del medio oriente para su gozo personal. Para cuando tenía 15 años, le añadió una guitarra a su arsenal de instrumentos, inspirado por Metallica.
Fue en ese momento que también descubrió su carrera de ensueño. A lo largo de la escuela preparatoria, comenzó a trabajar de manera diligente en arreglos con el teclado y a estudiar música clásica. El haber estudiado en la prestigiosa Facultad de Música de Berklee, le ayudó a pulir todavía más su oficio. Después de que le presentaron a Hans Zimmer un año después de su graduación, Djawadi empacó y se mudó hacia el oeste, a Los Ángeles.
Después de haber colaborado con Zimmer en proyectos tales como Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl (Piratas del Caribe: La maldición del perla negra), compuso por sí solo la banda sonora de Blade: Trinity en el 2004, donde hizo mancuerna con el genio RZA, del legendario colectivo Wu-Tang Clan, que trajo consigo una serie de colaboraciones dinámicas, que revolucionarían el género. Más tarde, trabajaría en la película animada Open Season (Amigos salvajes) al lado de Paul Westberg, de la banda The Replacements, y emplearía los talentos del guitarrista Tom Morello (que ha tocado con Rage Against the Machine, Audioslave y Prophets of Rage) en pistas clave para Iron Man y Pacific Rim. Además, se volvió un colaborador frecuente de directores tales como Guillermo Del Toro y David S. Goyer.
Después de siete temporadas de Game of Thrones, su “Tema de títulos principales” se ha vuelto tan icónico y esencial en el programa como el Iron Throne (Trono de hierro). La sexta temporada presumió una de las composiciones más populares de Djawadi, “Light of the Seven”, que destaca su piano hipnótico y evocador y sus cuerdas suaves.
El 2016 se destacó por ser un año trascendental para el compositor, al haber compuesto la música de la muy aclamada serie Westworld, para HBO, de Gears of War 4, para Xbox One, y de una serie de proyectos cinematográficos. A final de cuentas, Djawadi y sus composiciones se continúan adaptando y encantando de manera constante a los oyentes.
Por Westworld, Djawadi fue nominado para un Premio Emmy a “Tema musical original para títulos principales”.

Leave a Reply