ViajesVida y Estilo

A rodar en bici por las hermosas tierras tapatías

¿Sabías qué en Jalisco le llaman birula a la bicicleta? Este dato curioso es la mejor excusa para desempolvar la tuya y salir a rodar por las hermosas montañas, campos y bosques que las tierras tapatías ofrecen. La entidad cuenta con rutas ciclistas, spots y sitios donde podrás disfrutar como nunca de paisajes coloridos llenos de vida.

Tapalpa

El pueblo de Tapalpa, hogar de las famosas piedrotas “donde hay extraterrestres”, ofrece varias rutas ciclistas para los amantes de la naturaleza. La primera opción es el Bosque La Mexicana, donde además de cañonismo, senderismo, salto en agua y toboganes, puedes subirte a la bici y recorrer sus senderos llenos de abundante fauna.

Si buscas un espacio más abierto, las más de 100 hectáreas del Parque Natural Los Frailes es lo que necesitas. Las rutas ciclistas que puedes armar aquí son muy variadas, no necesitas ser un profesional para pasarla increíble, además el lugar también ofrece tours en cuatrimoto, rappel, tirolesa, puentes colgantes, senderismo y camping.

Una opción más es el Parque de Aventuras La Ceja, donde podrás hacer ciclismo de montaña en un ambiente súper natural y relajante. Mientras conduces tu bicicleta, tendrás la oportunidad de apreciar el humedal laguna de Sayula y el Nevado de Colima ¡una vista inmejorable!

Hay hermosas cabañas rústicas de adobe para descansar como se debe o también puedes optar por el camping. Si quieres sentir cómo vuelan las aves, puedes subirte al Tándem de Parapente con un instructor calificado.

Bosque La Primavera

¿Te imaginas rodar junto a tus amigos, pareja o familia en un área de casi 30 mil 500 hectáreas? En el Bosque La Primavera es posible.

La superficie de este sitio único comprende los municipios de Tlajomulco de Zúñiga, Tala, Zapopan y El Arenal. Este destino biking rodeado por terrenos agrícolas, áreas industriales e infraestructura carretera, es un paraíso forestal donde habitan decenas de especies de flora y fauna.

Lo mejor de todo es que los encargados de cuidar este espacio trabajan estrechamente con propietarios, ciclistas y autoridades para lograr que esta actividad se realice de manera sostenible y responsable en beneficio de todos.

Abbá Park

Abbá Park, ubicado en el pueblo Concepción de Buenos Aires y cercano al Pueblo Mágico de Mazamitla, es el spot perfecto para reconectar con la naturaleza. Este centro ecoturístico ocupa más de 18 hectáreas de la majestuosa Sierra del Tigre, por lo que estarás rodeado de montañas, árboles, ríos y vida silvestre. Al ser un lugar muy amplio, cuenta con varias rutas ciclistas donde se puede disfrutar de un paisaje único.

Si la noche te atrapa, puedes quedarte a dormir en alguna de sus cabañas o llevar tu propia casa de campaña. Toma en cuenta que al ser un sitio preocupado por la naturaleza y la conservación del medio ambiente, no cuentan con energía eléctrica en las habitaciones, mientras que en las áreas de uso común como el restaurant usan energía solar. Tampoco cuentan con drenaje y el agua que usan es de pozo.

Sierra Lago Resort & Spa

En este lugar oculto entre la Sierra Madre y el Lago de Juanacatlán, hay un paraíso de bosque que te va a enamorar. Sierra Lago Resort & Spa en Mascota, Jalisco, ofrece una lujosa estadía a sus huéspedes con paquetes todo incluido: alimentos, bebidas, amenidades, servicios, propinas y varias actividades al aire libre. Una de ellas es el préstamo de bicicletas para recorrer el circuito que rodea al lago.  El servicio está disponible de las 10:00 hasta las 20:00 horas, tiempo suficiente para salir a rodar por su apacible ruta, respirar aire puro y maravillarte con las postales que ofrece este resort de montaña. Luego de rodar puedes disfrutar de otras actividades como paseos a caballo, caminatas por la montaña, pesca recreativa, aprender a preparar conservas, plantar un árbol o admirar la inmensidad del cosmos por la noche.

author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar