Robert Legato, supervisor de efectos visuales de EL REY LEÓN, explica cómo los realizadores se esforzaron para lograr imperfecciones perfectas de la película

0

¿Qué fue lo más importante que aprendiste en el viaje de investigación a África?

Hay algo espiritual en África. Hay algo sobre el colectivo de la naturaleza, sobre cómo se equilibra, cómo se comporta una criatura y cómo los demás animales o se alimentan de ella o crean algo que permite funcionar a la ecología del lugar. Nos dimos cuenta de que hay un gran diseño en algún lugar. No puedes terminar un viaje como este sin una sensación espiritual sobre la cuna de toda la vida.

¿De qué forma la nueva técnica utilizada para EL REY LEÓN equilibra las necesidades de la historia con el potencial de la tecnología?

Tenemos personas que están estudiando la referencia a los animales, y los animadores les están dando vida en estas plataformas digitales. Tomamos un medio digital antiséptico y contamos con estas herramientas una de las historias más emotivas de nuestra tradición. Esa dicotomía y tensión subyacente crea muchas oportunidades creativas. Es lo más cercano que podrás estar a una filmación práctica con una película animada.

¿Cómo haces que una película como EL REY LEÓN se sienta tan real?

Cuando trabajas con fotografía real, el cinematógrafo puede distinguir qué operador hizo determinada toma mientras estás en la sutileza de observar las pruebas de rodaje (dailies). Buscamos heredar todos esos accidentes felices, todas esas idiosincrasias humanas. ¿Cómo infundes rasgos emotivos y humanos? Bueno, eso proviene de la propia humanidad de las personas que están operando los equipos.

¿Por qué te esfuerzas por lograr la imperfección?

Si analizas cualquier cosa real bajo un microscopio —como el borde de una mesa—, verás que tiene muchas ondas. No está derecho. En una computadora, si dibujas una línea del punto A al punto B, es sumamente recta. No tiene ninguna imperfección. Y la suma total de esa perfección en todos lados se siente como algo que nunca antes hemos visto. Nuestros cerebros están acostumbrados a lo que es la vida real: un conjunto de imperfecciones.

Entonces, lo más fácil es hacerlo real. ¿Cómo se ve cuando empujo una dolly (plataforma móvil para la cámara) de 150 kg? Si lo hago realmente, y lo capturamos, no puede salir mal. Queremos imitar lo que haría una dolly verdadera, no un movimiento de dolly generado por computadora que tiene cero masa, cero inercia y se detiene en un instante.

¿Tienes que limitar lo que puedes lograr realmente con la tecnología?

Podrías hacerlo perfecto, pero lo perfecto apesta. En realidad, estamos acostumbrados a ver imperfección. Decidir cuánta imperfección quieres agregar se convierte en una elección artística. ¿Cuán creíble? ¿Cuán increíble? Lo que aprendí de las películas es que, siempre que se vea verosímil, es verosímil incluso si la física está mal.

¿Qué es el teatro de caja negra?

La idea de la caja negra es ayudar a que los actores se sientan desinhibidos. Podían caminar, improvisar alguna cosa, reaccionar al otro. Y la interpretación que se obtiene de eso es mucho mejor u otra iteración de la actuación. Jon [Favreau] es actor, así que realmente le agrada eso porque puede interactuar con ellos como lo haría en un escenario.

Fotografiamos con múltiples cámaras para que los animadores pudieran ver la intención de los actores, aunque no se traduce directamente porque no son animales. Pero cuando hacen una pausa y miran, y los ves pensar, sabes que eso es lo que impulsa la interpretación. Lo traduces: ¿qué hace un león para hacer lo mismo? Es mucho más informado que solo las voces. Y las voces son incorpóreas; leer de un papel es muy diferente a interactuar en escena y probar tu idea con otra persona. Si cometes un error y yo lo cubro, tal vez, eso sea más interesante. Es como un accidente feliz nuevamente que aprovechas todo el tiempo en una película de acción real.

BIOGRAFÍA

ROBERT LEGATO (supervisor de efectos visuales) se unió a la nueva empresa Digital Domain, una compañía de efectos visuales fundada por James Cameron, Stan Winston y Scott Ross después de haber trabajado en televisión para Paramount Pictures. El primer encargo de Legato fue el de trabajar como supervisor de efectos visuales, director de la segunda unidad y director de fotografía de efectos visuales para la película de Neil Jordan Entrevista con el vampiro. Esta primera película lo llevó a trabajar en Apolo 13, de Ron Howard, donde Legato se desempeñó como supervisor de efectos visuales y director de fotografía de la unidad de efectos visuales. Por su trabajo con efectos en Apolo 13, Legato obtuvo su primera nominación a un premio de la Academia® y ganó un premio BAFTA de la Academia Británica.

Su siguiente trabajo, la película Titanic, dirigida por James Cameron, le llevó varios años y resultó ser una de las películas más exitosas de todos los tiempos. Además de valerle el primer premio de la Academia® a Legato, el film ganó un total de 11 premios Óscar® (incluso a Mejor Película y a Mejores Efectos Visuales) y se convirtió en la película con mayor recaudación de todos los tiempos Legato también ofreció ayuda de último minuto a la producción de Martin Scorsese de Kundun y a la película de Michael Bay Armageddon.

Luego, dejó Digital Domain para unirse a Sony Pictures Imageworks, donde se desempeñó como supervisor de efectos visuales en dos películas de Robert Zemeckis: Revelaciones y El náufrago.

Legato trabajó como supervisor de efectos visuales en Dos Policías Rebeldes II, que fue nominada a un premio de la Sociedad de Efectos visuales (Visual Effects Society, VES) en la categoría de Mejores Efectos Visuales Secundarios en una película. La siguiente película de Legato fue el fenómeno internacional Harry Potter y la piedra filosofal, basada en el libro de J. K. Rowling que fue un éxito en ventas. Rob trabajó como codirector/camarógrafo de la segunda unidad y supervisor de efectos visuales en la película de Martin Scorsese El Aviador. Esta película, además de ser nominada a 11 premios de la Academia® y ganar cinco de ellos, obtuvo 3 premios de la VES y el premio Satellite de la International Press Academy a Mejores Efectos Visuales.

Luego, Legato completó la película de Martin Scorsese Los Infiltrados, en donde trabajó como director/camarógrafo de la segunda unidad y supervisor de efectos visuales. El film se llevó cuatro premios de la Academia®, incluso la estatuilla a Mejor Película. Durante el mismo período, Legato creó e ideó el proceso de cinematografía virtual para la siguiente producción de James Cameron, AVATAR, que superó a Titanic como la película con más recaudación de todos los tiempos al haber obtenido una taquilla de USD 2.800 millones.

Tuvo la afortunada oportunidad de trabajar en la segunda película dirigida por Robert DeNiro, El buen pastor, como director/camarógrafo de la segunda unidad y supervisor de efectos visuales. Sus siguientes proyectos incluyeron Freixenet: The Key to Reserva, un proyecto comercial de 10 minutos de Martin Scorsese que ganó el premio Clio, y el documental sobre los Rolling Stones titulado Shine a Light. Legato también trabajó como asesor de efectos visuales en el documental de Errol Morris Standard Operating Procedure.

La siguiente película en la que trabajó fue La isla siniestra, de Martin Scorsese, en la que se desempeñó como supervisor de efectos visuales y director/camarógrafo de la segunda unidad. Luego, participó como supervisor de efectos visuales y director/camarógrafo de la segunda unidad en la épica película en 3D de Martin Scorsese Hugo. Hugo fue nominada a 11 premios Óscar® y a 11 BAFTA, incluso a Mejor Película y a Mejores Efectos Visuales. Finalmente, Hugo recibió el Óscar® a Mejores Efectos Visuales, así como tres premios de la VES y un premio Satellite.

El último trabajo de Legato para Martin Scorsese fue la película protagonizada por Leonardo DiCaprio El lobo de Wall Street, en la que fue director/camarógrafo de la segunda unidad y de supervisor de efectos visuales. Para EL LIBRO DE LA SELVA, de Disney, se desempeñó como director/cinematógrafo de la segunda unidad y supervisor de efectos visuales. EL LIBRO DE LA SELVA recibió un premio de la Academia®, un premio de la Academia Británica, cinco premios de la VES y el premio Critics’ Choice, entre muchos otros, a Mejores Efectos Visuales en 2016.

Legato es parte de diversos sindicatos, entre otros: el Directors Guild of America (DGA), la Academy of Motion Picture Arts and Sciences (A.M.P.A.S), la American Society of Cinematographers (A.S.C.), el International Cinematographers Guild (Local 600), el Motion Picture Editors Guild (Local 700) y la VES.

Deja un comentario