Zona íntima en riesgo Cinco secretos que debes conocer para mantenerla saludable

0
792

• Las enfermedades vaginales no sólo causan problemas de salud física, sino también emocional.
• El enemigo más frecuente de la zona íntima femenina son las infecciones vaginales, que pueden originarse o potenciarse al aplicarse algunos productos estéticos y utilizar ropa de materiales sintéticos.
• Productos que contienen Clotrimazol ayudan a combatir las infecciones vaginales, así como los molestos síntomas asociados.

Ciudad de México, 5 de julio de 2016.- La vagina es una de las zonas más íntimas y vulnerables de la mujer. Una higiene adecuada te ayudará a prevenir infecciones, las cuales no sólo ocasionan trastornos físicos, sino también emocionales, por ejemplo angustia y ansiedad

[1].

Descubre cinco puntos clave que te ayudarán a mantener tu zona íntima saludable:

1 Flujo vaginal normal. La vagina produce naturalmente una sustancia transparente (similar a la clara de huevo) que varía a lo largo del ciclo menstrual, la cual ayuda a mantenerla humectada, al tiempo que previene infecciones. Este flujo viscoso y sin olor aumenta al ovular y durante la excitación sexual[2],[3].

2 Cuidado con la “higiene extrema”. Algunas mujeres creen que al utilizar productos como toallitas húmedas, desodorantes, talcos, jabones perfumados o sprays vaginales mantendrán esta área limpia y fresca; sin embargo, éstos pueden provocar reacciones alérgicas, ardor, irritación e incluso infecciones[4]. Evítalos y si tienes alguna molestia acude con tu médico, pues es probable que estés sufriendo alguna infección que requiera tratamiento[5]. En este sentido, existen productos en crema y óvulos que contienen Clotrimazol, como Canesten V, que alivian las infecciones internas y los síntomas externos ocasionados por un hongo llamado Cándida Albicans.

3 Presta atención durante tu periodo. En este momento del ciclo femenino, el pH de la vagina sufre modificaciones que crean un ambiente favorable para la reproducción de hongos y bacterias. Por ello, algunas mujeres presentan infecciones antes o después de su ciclo menstrual[6]. En caso de que notes algún síntoma, principalmente flujo vaginal blanco y espeso, alrededor de tu ciclo menstrual, acude con tu médico quien te indicará el tratamiento adecuado para combatir el problema.

4 Evita que tu zona íntima se ‘asfixie’. La ropa íntima ajustada hecha de nylon o lycra atrapa la humedad y el calor, especialmente en el verano, lo cual favorece el desarrollo de infecciones como la candidiasis vaginal, enfermedad que ocasiona molestos síntomas, incluyendo comezón, enrojecimiento, flujo blanco y con grumos, también puede presentarse ardor al orinar y, en ocasiones, dolor durante las relaciones sexuales[7],[8],[9]. Debido a ello se recomienda el uso de prendas de algodón, pues esta fibra absorbe más la humedad[10].

5 No cierres los ojos. La mejor manera de cuidar tu zona íntima es prestándole atención. Ignorarla o utilizar remedios caseros para ‘ocultar’ síntomas asociados puede agravar un problema que, con un tratamiento sencillo se resolvería. Así, ante las primeras alertas de algún malestar, acude con tu médico para que indique el tratamiento adecuado para ti.

[11]. “Afortunadamente hoy contamos con tratamientos de venta libre, por ejemplo: Canesten V, los cuales contienen un ingrediente clave para curar las infecciones vaginales: el Clotrimazol, que empieza a actuar desde su primera aplicación, aliviando los síntomas de manera inmediata. Dependiendo de la sintomatología, el médico indicará la presentación más adecuada: ya sea crema u óvulos o la combinación de ambos”, comentó el Dr. Víctor Mundo, experto en Salud Femenina.
Seguir estas recomendaciones te ayudará a mantener tu zona íntima saludable, de manera que una infección vaginal no intervenga en tu vida.

Encuentra más información: www.canestenv.com.mx

Deja un comentario