Belize, un mundo por explorar

0
171

Visitar el Gran Agujero Azul es quizá la mayor vivencia de buceo en Belize. Este imponente misterio de la naturaleza que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, tiene alrededor de 120 metros de profundidad que genera el intenso color azul que se puede observar desde las alturas siendo el lugar más emblemático del destino.

Sin embargo, existen más de 400 islas donde se puede realizar esnorkel y buceo con la promesa de avistar numerosos pececillos de colores, nadar con tiburones nodriza, manta rayas, tortugas y demás especies que habitan en parte de segunda mayor barrera de coral del mundo.

Siendo parte importante de la cultura maya, Belize cuenta con 1,400 sitios registrados que muestran la majestuosidad de los templos ceremoniales, palacios y juegos de pelota ancestrales. Algunos de los sitios pueden ser visitados cómodamente, pero otros más se encuentran ocultos entre la vegetación de la selva tropical, lo que se vuelve una auténtica aventura.

Uno de los atributos más destacables de Belize es tener la única Reserva de jaguar en el mundo. En el Santuario de Vida Silvestre Cockscomb Basin los visitantes pueden ser parte del hábitat natural de uno de los felinos más impresionantes y bellos del mundo, además de convivir con otras especies de flora y fauna características del bosque tropical.

Inspirada en platillos británicos, caribeños y mexicanos, la gastronomía beliceña presenta en su mayoría platillos elaborados con productos del mar, siendo la langosta uno de los preferidos. El maíz es un elemento indispensable en la comida de Belize; se encuentra en tortillas y tamales, por mencionar algunos. Semillas, frutos, aves y otros animales como roedores son parte del menú.

No importa las veces que viajes a Belize, siempre será como la primera vez. Explorar sus cuevas, senderos, arrecifes, islas y zonas arqueológicas; así como indagar en las culturas de las diferentes etnias de las regiones que lo conforman será parte de nuevas historias.

Deja un comentario