CONOCE LA OBRA DE LUIS BARRAGÁN EN GUADALAJARA

0
287

Este 1 de octubre, Día Nacional del Arquitecto, la Oficina de Visitantes y Convenciones de Guadalajara quiere rendir homenaje a Luis Barragán, un ilustre tapatío considerado el arquitecto más importante de nuestro país y el único mexicano en obtener el premio Pritzker.

Barragán fue el personaje que revolucionó la arquitectura mexicana moderna, que ponía particular atención en la luz, espacio y áreas verdes. Destacó también por la importancia que le daba al color, elemento fundamental que lo distinguió a nivel internacional. En Guadalajara, desarrolló importantes obras que reflejan su estilo de la etapa inicial de su carrera y a continuación te dejamos las más significativas para que visites durante tu próximo viaje.

Casa Gonzalez Luna

También conocida como casa ITESO , se construyó en 1929  para el abogado Efraín González Luna. Actualmente forma parte del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente como un recinto cultural donde se realizan exposiciones artísticas, eventos académicos y culturales. 

Este lugar es una de las más significativas construcciones de inicios de su carrera, ya que muestra una impecable belleza a través de un estilo que recuerda a las casonas mexicanas, pero con marcadas influencias árabes y andaluzas. Resalta el uso contrastante de colores, que fluye en los espacios tanto abiertos como cerrados.

Dirección: José Guadalupe Zuno 2083, colonia Americana, Guadalajara, Jalisco.

Parque de la Revolución

Para el diseño del parque, el Gobierno del Estado lanzó una convocatoria donde participaron numerosos profesionistas, sin embargo, quienes destacaron fueron Luis Barragán y su hermano mayor, el ingeniero Juan José Barrragán.

El también llamado Parque Rojo (conocido así por el color del suelo y bancas de concreto) fue el primer gran proyecto público para el arquitecto tapatío. Inaugurado por el gobernador del Estado Sebastián Allende, el día 28 de febrero de 1935, el proyecto tomaba elementos tradicionales de la región que se fusionaba con vanguardias europeas, principalmente funcionalistas. El proyecto ofrecía desde entonces áreas para caminar, para jugar, para sentarse y demás actividades. Aunque se ha intentado respetar la concepción original, a lo largo de los años ha sufrido algunas transformaciones.

La manzana adyacente al parque, enmarcada por Av. Juárez y López Cotilla, fue también proyecto urbanístico de Barragán, al que se le atribuye la creación de al menos cinco casas. 

Dirección: Avenida Juarez S/N, Centro, Guadalajara, Jalisco.

Casa Franco

Construida en 1929, se le considera una de las 10 primeras obras del arquitecto jalisciense. Al analizar este recinto se pueden observar las influencias europeas que le dejaron sus viajes a Europa entre 1925 y 1926, pues refleja una similitud con el estilo morisco que retoma elementos de la arquitectura tradicional mexicana. 

Hoy en día es sede de la Galería Travesía Cuatro.

Dirección: Avenida La Paz 2207, Colonia Americana, Guadalajara, Jalisco.

Casa Cristo

Construida en 1929 para el entonces presidente municipal de Guadalajara, Gustavo Cristo, esta construcción refleja la influencia morisca española de Barragán en su máxima expresión. Como en la etapa inicial de su carrera, el ganador del Pritzker muestra mezcla elementos folclor mexicano que contrastan con arcos y azulejos que recuerdan al estilo marroquí de Granada. 

Actualmente, este hermoso recinto alberga al Colegio de Arquitectos del Estado de Jalisco. 

Dirección: Pedro Moreno 1612 (esquina con Marsella), Colonia Americana, Guadalajara, Jalisco. 

Casa Orozco

Esta peculiar casa recibe su nombre porque fue construida 1937 y 1938 para el famoso muralista mexicano. Cabe mencionar que Orozco tenía un gran interés por la arquitectura, y para muchos fue él el autor de su Casa-Estudio, sin embargo, la amistad con Barragán y su clara influencia, principalmente en la azotea, han llevado a los especialistas a pensar en un proyecto alimentado por ambos jaliscienses. 

Su fachada moderna y paredes blancas con jardines destaca por su sencillez, y los ornamentos y un notorio contraste entre el blanco de los muros tanto al interior como al exterior, con detalles de azul intenso de las ventanas y puertas. También al interior se pueden percibir juegos geométricos entre las escaleras y muros, sin embargo, su belleza está en la iluminación de los espacios, y los juegos de sombras que se proyectan al interior.

Dirección:  López Cotilla 814, Colonia Americana, Guadalajara, Jalisco.

Sin lugar a dudas, Luis Barragán fue pieza clave para concebir la Guadalajara que hoy en día muestra su modernidad arquitectónica y urbanística, pero que a la vez resguarda los elementos más tradicionales de la identidad mexicana. La Perla Tapatía fue clave en los inicios de este talentoso arquitecto, quien encontró inspiración en los colores y la belleza inigualable de su ciudad natal y que sirvió como un referente para transformar la arquitectura mexicana moderna. 

Deja un comentario