DATOS CURIOSOS GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL. 2

0
1079

El director James Gunn quería que el aspecto de la película evocara el estilo de las primeras novelas de bolsillo de las décadas de 1950 y 1960. Gunn se inspiró en el arte de las historietas clásicas de Wally Wood y en “Flash Gordon” (ambas versiones: la original y la de 1980).

La actriz australiana Elizabeth Debicki, quien interpreta a Ayesha, líder de la raza de los Soberanos, mide 1,92 metros, pero James Gunn quería que fuera todavía más alta para que sobrepasara a Chris Pratt. Con unos zapatos de plataforma, Debicki alcanzó los 2 metros de altura y superó al alto Chris Pratt, quien mide 1,88 m.

Una grata sorpresa para el público será que esta vez verá el universo de los Devastadores expandido, incluida su nave: el Eclector. El set del Eclector fue el set más grande y se construyó en su totalidad, lo que ofrecía una visión de 360° en todas las direcciones. El set se construyó de manera tal que las diferentes secciones se pudieran separar, reconfigurar y transformarse en otras partes del Eclector. Lo cual además permitía a los realizadores reutilizar las distintas piezas como un enorme rompecabezas gigante para crear diferentes versiones de la nave.

El hecho de que los Devastadores desempeñen un mayor papel en esta película, demandó a la diseñadora de vestuario Judianna Makovsky añadir más detalles de diseño y realismo a sus trajes. La diseñadora de vestuario y su equipo crearon más de 200 trajes para que los Devastadores utilizaran en la película.

Uno de los avances más notables de la película fue el proceso de maquillaje de Drax. En la primera película, completar el maquillaje de Drax tomaba en promedio unas tres horas y media. Con el nuevo y mejorado proceso, el equipo de maquillaje redujo el tiempo que debía pasar sentado maquillándose el actor Dave Bautista a una hora y dieciocho minutos. El nuevo maquillaje protésico permite que se vean por debajo de él, los músculos bien definidos de Bautista. El equipo además desarrolló un nuevo método para remover el maquillaje, que consistía en una máquina tipo sauna en la que debía introducirse Bautista.

Sean Gunn, quien da vida a Kraglin, hizo doble trabajo al interpretar a Rocket en el set. Tanto en GUARDIANES DE LA GALAXIA como en GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL. 2, Sean Gunn dio vida a Rocket dotándolo de movimiento y expresión que fueron capturados con la técnica CGI, de captura de movimiento, para el personaje animado por computadora, al que da voz, en inglés, Bradley Cooper. Para los demás actores fue genial tenerlo presente en el set e interactuar con él.

La música también desempeña un papel fundamental en GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL. 2, al igual que lo hizo en la primera película, cuya banda sonora —nominada a los premios Grammy®, que obtuvo disco platino por sus ventas y en los Estados Unidos alcanzó el puesto N° 1 en las listas de Billboard— se convirtió en el primer álbum de banda sonora de una película completamente compuesto por canciones editadas anteriormente en obtener esa distinción. La nueva banda sonora sin duda cautivará al público con su mezcla sofisticada y ecléctica de música. Al igual que en la primera película, James Gunn incluyó todas las canciones en el guion mientras lo estaba escribiendo, y cada canción juega un papel específico en la escena en la cual está emplazada. Para los realizadores, las canciones forman una parte integral de la narración.

El director James Gunn quiso que los actores escucharan las canciones de la película mientras rodaban las escenas. Los actores llevaban audífonos para poder escuchar la música mientras interpretaban sus escenas. Es un proceso que los actores han aprendido a valorar y disfrutar, ya que escuchar la música los ayuda a hallar el tono adecuado para la emoción y el drama que desean evocar en la escena.

El director James Gunn y el compositor Tyler Bates trabajaron en la música de la película durante la etapa de preproducción a fin de tener algunos de los temas principales de la banda sonora ya terminados antes de comenzar el rodaje. Esto permitió a Gunn, a los actores y a los equipos de camarógrafos (para los movimientos de cámaras) trabajar con la música que será utilizada en la película final. Gunn aprendió este método de Sergio Leone y su compositor: Ennio Morricone.

Baby Groot primero fue modelado en base al trabajo artístico del equipo de desarrollo visual de Marvel Studios. Luego de que Legacy Effects construyera la maqueta de Baby Groot, ésta fue entregada al equipo de efectos visuales para que comenzara a desarrollar el personaje y trabajara sobre sus movimientos y las expresiones de su rostro.

Rodar a Baby Groot supuso uno de los mayores desafíos. Con tan sólo 25 centímetros de altura, el personaje debía encuadrarse en la toma junto con actores de la altura de Dave Bautista y Chris Pratt. Para las tomas fotográficas, los realizadores utilizaron la maqueta original para ver cómo encajaba Baby Groot en la escena. Luego quedó en manos del director de fotografía Henry Braham y el director James Gunn resolver la disposición de las cámaras para capturar el diminuto tamaño de Baby Groot en relación con los altísimos personajes humanos.

El departamento de utilería debía diseñar un insecto comestible para una escena de la película. Primero uno de los ilustradores dibujó el insecto en base a una chinche, luego utilizaron una impresora 3D para crearlo a escala y finalmente le hicieron un genial trabajo de pintura. Luego se crearon varios moldes de manera que las versiones comestibles se pudieran hacer de chocolate.

En determinados momentos de la película, podía llegar a haber entre 85 y 95 Devastadores en una misma escena: y todos ellos debían llevar cinturones con fundas para guardar sus armas. Para crear los cinturones de los Devastadores el equipo de utilería se inspiró en el estilo steampunk y desmontó computadoras, radios, teléfonos celulares y toda clase de dispositivo electrónico imaginable y luego los adhirió a los cinturones creando con cada uno una obra de arte única. Además se diseñaron cuatro armas diferentes para los Devastadores y se hicieron entre 15 y 20 versiones de cada una.

En una de las primeras escenas de la película, los espectadores repararán en unos parlantes caseros que fueron diseñados para que parecieran hechos por los Guardianes. Por simples que parezcan, en realidad se realizaron dibujos de cerca de 300 estilos de parlantes diferentes y en 45 colores diferentes para finalmente dar con el diseño utilizado en la película. ¡Y luego se debieron construir 15 pares de ellos!

Un auto que sin duda causará furor entre los fans es el Ford Cobra de 1979. James Gunn, un gran aficionado a los clásicos muscle-cars, lo escogió para que fuera el auto que conduce Ego, el padre de Peter Quill, al comienzo de la película. El auto está pintado de verde azulado y naranja al igual que el Milano, la nave espacial de Peter Quill, que también es naranja y verde azulada. Aparentemente, ¡esos son los colores de la familia Quill!

James Gunn disfrutó seleccionar a los personajes de los Devastadores ya que le dio la oportunidad de trabajar con algunos de sus mejores amigos. Además de su hermano Sean Gunn, quien da vida a Kraglin y Michael Rooker, quien interpreta a Yondu, los amigos de Gunn incluyen al comediante Steve Agee quien da vida a Gef el Devastador; Stephen Blackehart, quien interpreta a Brahl, Retch interpretado por Evan Jones; y Halfnut interpretado por Jimmy Urine, el cantante de la banda Mindless Self Indulgence.

El perro del director James Gunn también tiene una actuación especial en la película. Al igual que en la primera.

Deja un comentario