Emprendimiento social: mexicanos con la iniciativa de mejorar el país

0
120

Mujeres y hombres con el deseo de emprender un negocio se han enfocado en los problemas sociales de México para poder trabajarlos y generar ganancias de las mismas.

En la actualidad, México enfrenta graves problemas sociales y los desafíos medioambientales más alarmantes de la historia. Con el fin de una mejor calidad de vida, bienestar social, cultural y del medio ambiente, el emprendimiento social, se ha posicionado como una de las posibles soluciones a las dificultades que día a día aqueja la población mexicana, siendo la misma, la encargada de solucionarlos y obtener ganancias de ellos.

La pobreza, la desigualdad social, la educación, la seguridad alimentaria, la salud, el cambio climático, entre otros, son problemas que imperan en el país y son contemplados por la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y emprendedores mexicanos por la urgencia de ser atendidos e incentivar una mejoría en las condiciones de vida.

Mujeres y hombres con el deseo de emprender una empresa o negocio se han enfocado en estos problemas y han buscado cómo sus productos o servicios impactarán de manera positiva en su entorno. A esto, se le conoce como emprendimiento social, una forma diferente de ver y hacer los negocios con el objetivo de brindar las soluciones necesarias a la sociedad y a su vez generar ganancias.

Toda empresa es impulsada por una motivación, en el caso del emprendimiento social; una misión con la sociedad. Los emprendedores sociales crean una organización sustentable, una figura empresarial, que se encarga de promover de manera novedosa, la construcción de un producto, servicio o modelo con impacto cuantificable, sostenible o justo de lo que ya existente, con el fin de solucionar un problema de interés público, donde el valor que se genere será distribuido en la sociedad.

El emprendiendo social es una realidad en México. La necesidad por crear proyectos favorables para los y las mexicanas ha ido en aumento en los últimos años. Algunos ejemplos de emprendimiento social, se han enfocado en la mejora y creación de transportes ecológicos y de fácil acceso, en el reciclaje de materiales para poder convertirlos en energías verdes como el uso de composta para generar energía, entre otros. 

También se ha buscado dar solución a actividades cotidianas, por lo que la creación de empresas enfocadas en materiales de aseo personal como cepillos de dientes, bolsas para el supermercado, el shampoo, o hasta ropa con materiales reciclados o naturales, han abierto un nuevo mercado económico.

Algunos otros, preocupados por la pobreza, educación, violencia y hambruna del país, han desarrollado programas u organizaciones, donde el objetivo es otorgar empleo a personas de sectores vulnerables del país, para hacer textiles, comida y hasta bebidas como mezcal, generando diversas oportunidades laborales con salarios justos.

Es necesario promover y desarrollar innovaciones sociales de este tipo. Esto se podrá lograr mediante el compromiso en conjunto de universidades, alumnos, emprendedores, investigadores y científicos, académicos, otras organizaciones sociales y de finanzas.

Por esa razón, el Centro de Emprendimiento y Desarrollo Empresarial (CEDE) de la Universidad Iberoamericana busca impulsar y fomentar el desarrollo económico y social de México a través de la creación y aceleración de startups de alto impacto, brindando herramientas, habilidades, conocimiento y otros recursos necesarios a emprendedores.

Para obtener mayor información sobre la Universidad Iberoamericana y el Centro de Emprendimiento y Desarrollo Empresarial (CEDE), visítanos en www.ibero.mx y cede.ibero.mx. Para mayor detalle y estas informado de los futuros eventos donde podrás aprender mucho más sobre el tema, no dudes en seguir el Twitter: @IBERO_mx, @iberoCEDE / Instagram: ibero_cdmx, ibero_cede/ y Facebook: @laibero, @iberoCEDE.

Deja un comentario