Gastos a tener en cuenta en la nueva normalidad

El 1 de junio termina en México la Jornada Nacional de Sana Distancia a causa del Covid-19, lo que significa el regreso gradual a la nueva normalidad de ciertas actividades, que se hará conforme a un semáforo de cuatro colores, el cual cambia en función al número de hospitalizados que se tengan en la capital del país.

La nueva normalidad no implica que la población ya pueda salir a las calles en todo el país, ni que se supriman las medidas higiénicas de seguridad. La CDMX permanecerá en semáforo rojo al menos hasta el 15 de junio, según prevén las autoridades.

Lo que se espera es que, además de las actividades esenciales que ya permanecían abiertas, comience la apertura escalonada de las industrias de la construcción, minería y automotriz, que podrán reiniciar operaciones, mientras mantengan un protocolo de sanidad previamente verificado.

“El regreso a la nueva normalidad será un proceso difícil no solo para los empresarios, que deberán adaptar sus negocios a las medidas extra de seguridad para proteger a sus empleados; sino también implica un reto para que las personas mantengan un control presupuestal y eviten que la crisis económica familiar sea más grave de lo que ya se avizora” señala Sebastián Medrano, director de Coru.com

El gasto de volver a la nueva normalidad será variable de acuerdo al giro de la empresa y el número de trabajadores que laboren, ya que invariablemente deberán invertir en medidas sanitizantes de fijo, advierten el Consejo Coordinador Empresarial (CCC) y la Confederación Patronal de la República Mexicanala (Coparmex).

A fin de tener en cuenta los gastos personales básicos que las personas deben mantener vigentes en su presupuesto al volver a la nueva normalidad, la plataforma de servicios financieros Coru.com emite las siguientes recomendaciones:

1) Sanitizantes portátiles, mascarillas, caretas y cubrebocas (obligatorios). A medida que aumente la movilidad de las personas en la calle se requiere que cada uno transporte su kit de sanitización o tenga su propio gel a base de alcohol, jabón portátil, además de caretas, mascarillas o cubrebocas obligatorios.

Recuerda que los contagios siguen vigentes. Contempla este nuevo gasto fijo, ya que más allá de una sanción administrativa para tu empresa en caso de omisión o de que no puedas acceder a algunos sitios sin protección, esto es una medida precautoria que puede evitar gastos mayores debido al contagio, tales como medicina, hospitalización o incluso daños mortales. Por poner un estándar, el precio de cada mascarilla va de 20 a 500 pesos. Una buena alternativa es contemplar un equipo lavable y reusable.

2) Empaques personales y portátiles de comida, agua, utensilios. No todos los restaurantes podrán abrir para consumo en local, ni a la misma capacidad. Por otro lado, muchas personas podrían optar por llevar su propio alimento para evitar riesgos y mayores gastos. Considera cuál es el mecanismo más seguro y accesible que te garantiza tranquilidad y preferentemente te de más rendimiento por una sola inversión. 

3) Asegurar transporte y alimentación, idealmente seguros. Para ello, podrías tener que vincular tu tarjeta o cuenta bancaria a apps de transporte, comida y monederos electrónicos. A pesar de que algunas actividades vayan a restablecerse, lo ideal es mantener el mínimo contacto con focos de contagio que siguen siendo peligrosos.

Si debes volver a tu trabajo, considera el gasto de usar eventualmente algún taxi, Uber, Didi si el transporte público no te garantiza confianza aún. O bien, compartir los gastos de un coche con colegas o familiares.

Dado que los restaurantes no tienen fecha de apertura fija, te será de utilidad tener apps de envío de comida. Para diversos pagos o gastos hormiga de emergencia (comida y agua), que hagas en tiendas de conveniencia como Oxxo, Seven7, evita tocar el efectivo, elige pago con tarjeta o mediante celular si activas métodos como Codi, cobro digital.

4) Invertir en un seguro. Los contagios están en aumento. Si por alguna razón de fuerza mayor debes volver a las actividades laborales y te encuentras bien de salud, es el momento ideal de contemplar la adquisición de un seguro de gastos médicos mayores, seguro de hospitalización o de vida. Así, en caso de que lamentablemente ocurra un contagio después, tendrás una garantía personal de apoyo para cubrir gastos imprevistos que pueden afectar gravemente tu solvencia inmediata. Un seguro de hospitalización puede ir desde 800 pesos hasta más de 30 mil pesos anual, en caso de pólizas de gastos médicos mayores.

Yesica Floreshttp://www.elblogdeyes.com
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Deja un comentario

Novedades

La industria de cruceros perderá casi $ 20 mil millones en ingresos en medio del brote de COVID-19, una caída del 71% interanual

No muchas industrias se han visto afectadas por el brote de coronavirus como la industria de los cruceros. Los ingresos de las...

Luca Tourism de Telefónica Movistar, un aliado más para reactivar la economía y el sector turístico

·       La ciudad de Guadalajara de la mano de Telefónica Movistar se convierte en la ciudad pionera en...

Discovery Home & Health estrena DISEÑADOR EN CASA

Renovar un espacio en solo 48 horas es el desafío del nuevo show original diseñador en casa En esta...

La artista rusa Anya Myagkikh intervendrá una botella de Tequila Huizache

Muy pronto la artista plástica rusa Anya Myagkikh, considerada una de las promesas contemporáneas en ascenso en Europa, volverá a plasmar su...

Tres Maestros del Musical, avalan creación de Magia pura y total

José Antonio López Tercero, James Murray y Clemente Sánchez colaboraron y apoyaron el libro Ya está a la venta...