Buen vivir

Ideas para hacer comprar alimentos de forma práctica y fácil

Nuestra buena alimentación y hábitos saludables se pueden ver afectados por situaciones ajenas a los propios alimentos. La falta de tiempo o de recursos son ejemplos de obstáculos que se presentan en nuestro día a día.

Para no flaquear y continuar con nuestros propósitos de mejora y cambios de hábitos, hay que buscar que nuestra alimentación sea más práctica y sencilla. La planeación debe empezar desde la selección y preparación de los alimentos, hasta el momento en que vamos a comerlos.

Quiero compartir contigo las siguientes recomendaciones para mejorar y mantener tu alimentación en el buen camino:

Haz una lista de lo que realmente necesitas y quieres comprar.
Tener por escrito lo que se va a comprar permite hacer más eficiente esta tarea. Tardarás solo unos minutos más, pero podrás ahorrar mucho dinero, reduciendo la probabilidad de comprar “extras” y tentaciones.

Si no tienes tiempo para ir de compras o no puedes trasladarte, usa la tecnología.
Hoy existen múltiples aplicaciones y páginas web que te permiten seleccionar tus alimentos en línea, comprarlos y recibirlos en la puerta de tu casa. Esto va de la mano con el punto anterior que permite apegarnos a una lista preestablecida sin caer en compras extra cuando se nos atraviesan productos en el supermercado.

Compara precios
Internet nos permite comprar precios de alimentos y productos de manera más sencilla. Esto nos permite visualizar cuál es la mejor opción para poder optimizar los recursos y presupuesto.

No compres con hambre o sueño
Ambos son factores distractores para realmente lograr compras adecuadas.

Enfócate en los 5 principales grupos de alimentos
Siempre será mejor que nuestra mayoría de compras pertenezca a los 5 principales grupos de alimentos:
– frutas y verduras
– granos y cereales
– leguminosas
– origen animal
– aceites y grasas saludables.

Destina un día a la semana para preparar alimentos
En el caso de fruta y verdura y alimentos frescos, destina un día a la semana para lavar, picar, cortar, cocer y guisar. Puedes guardarla en recipientes en el refrigerador y congelador. Si tienes los alimentos listos y separados, seguro será más fácil consumirlos y aprovecharlos.

Apóyate consumiendo suplementos alimenticios de calidad
Los suplementos facilitan la preparación en tus diferentes tiempos de comida, por ejemplo, en el desayuno o colación puedes ahorrar tiempo y complementar tu dieta diaria con un batido o una barra de proteína.

Compra alimentos no perecederos por mayoreo
Estas compras se pueden realizar de forma quincenal o mensual y los productos podrán salir más económicos. 

Invierte en un filtro de agua
Un filtro de agua, además de ayudar a la ecología al reducir el uso de botellas y garrafones de plástico, ayudará a que siempre tengas a la mano tu fuente de hidratación. 

Por Marien Garza, Miembro del Consejo Consultor de Nutriólogos de Herbalife

author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar