Notas de producción de Promete

Sir Ridley Scott, el célebre realizador que reinventó el género de ciencia ficción en el cine —después de haber dirigido Alien, una revolucionaria mezcla de ciencia ficción y terror, seguida de Blade Runner, una de las películas de género más admiradas e influyentes de nuestra época—, volverá a estampar su sello de acción, emociones, sobresaltos, y mucho, mucho más, cuando Prometeo sea estrenada en cines de todo el mundo este junio próximo.
Con Prometeo, Scott ha creado una nueva mitología, en la que un equipo de exploradores descubre una pista para descifrar los orígenes de la humanidad en la Tierra, situación que los lleva a emprender un emocionante viaje, a bordo de la nave espacial Prometeo, hacia los rincones más oscuros del universo. Ahí, deberán librar una aterradora batalla para salvar el futuro de la raza humana.
Aunque no ha dirigido una película de ciencia ficción en tres décadas, el interés de Ridley Scott en el género nunca declinó. Después de haber hecho dos de las más respetadas películas del género de todos los tiempos, su regreso solamente podía ser provocado por una idea verdaderamente grandiosa. “A lo largo de estas últimas décadas, ya nos han saturado con películas de acción, con películas de monstruos y con películas de ciencia ficción”, comenta Scott. “Así que la pregunta primordial era: ¿cuán original va a ser?”.
“La razón por la cual no había hecho una película de ciencia ficción en tantos años, además del hecho de que he estado muy ocupado haciendo otras películas y explorando diferentes géneros, es porque francamente no me había topado con nada que valiera la pena para mí, para hacerlo con suficiente autenticidad, originalidad y fuerza. Prometeo cuenta con las tres”.
La noción para Prometeo comenzó con una figura que apareció brevemente en Alien, y que parecía haber sido olvidada una vez que el supuesto xenomorfo estalla, literalmente, en escena. Pero ese ser misterioso —una criatura fosilizada gigante con un pecho totalmente expuesto, que llegó a ser conocido como el Jinete del Espacio— era bien recordado por el hombre que le dio vida. “Algo que se había quedado conmigo desde Alien, fue el misterio detrás de ello”, comenta Scott. “¿Quién era? ¿De dónde provenía? ¿Cuál era su misión? ¿Qué tipo de tecnología tendría esta especie? Me pareció que esas preguntas podían servir como punto de partida para ideas incluso más vastas”.
Así que, efectivamente, Prometeo comienza años atrás, como una predecesora de Alien, antes de que se haya convertido en mucho más que eso. O, como Scott lo explica, “el proyecto evolucionó hasta convertirse en otro universo”. La película está ensamblada y definida por ideas nuevas y cuestiones que capturaban la asombrosa imaginación del cineasta. Scott señala: “Durante el proceso creativo en el desarrollo de la película emergió una mitología nueva e imponente, en donde se lleva a cabo esta historia original. El aficionado a ultranza reconocerá cadenas del ADN de Alien, por decirlo de alguna manera, pero las ideas abordadas en este filme son únicas, de gran alcance y provocativas”.
El coguionista Jon Spaihts añade: “La cosa más difícil al momento de haber escrito esta historia fue que no había nada por sentado. Todo tenía que ser inventado. Al crear un mundo nuevo con Ridley Scott, tuve un enorme lienzo donde pintar”. Y el coguionista y productor ejecutivo Damon Lindelof comenta que quedó “increíblemente impactado por cuán original era la visión de Ridley para esta película. Es audaz, visceral, y, esperamos, lo último que alguien se pueda llegar a esperar”.
Conforme se comenzó a desarrollar el guión, las grandes ideas emergieron: Durante un viaje para encontrarse con lo que algunos científicos de la tripulación creen que son sus “fabricantes” —seres que quizás y hayan creado vida en nuestro planeta— la tripulación de la nave espacial Prometeo y la mega corporación que está financiando su misión de trillones de dólares, están efectivamente retando a los dioses. Y, como lo experimentó la figura griega mitológica a partir de la cual la nave toma su nombre, retar a los dioses puede ser una muy, muy mala idea.
“Le pusimos a la película Prometeo porque la metáfora central del filme es acerca del titán griego Prometeo, que desafía a los dioses una vez que le otroga a los humanos el regalo del fuego, razón por la cual es castigado horriblemente”, explica Scott. “Cuando hablas acerca del mito en el cual está basado el título, estás lidiando con relaciones de la humanidad con los dioses —los seres que nos crearon— y lo que sucede cuando los desafiamos”.
Pero a final de cuentas, indica Lindelof, Prometeo gira en torno a…nosotros. “Es acerca del futuro de la humanidad, de desafiar algunas de nuestras ideas científicas y filosóficas más apreciadas”.
El equipo de científicos y exploradores a bordo del Prometeo están en nada menos que un viaje para encontrar respuestas a algunas de las preguntas más profundas de la vida. Dos científicos jóvenes y brillantes, Shaw (Noomi Rapace) y Holloway (Logan Marshall-Green), que poseen motivaciones contrastantes, lideran la expedición. Shaw es una creyente: quiere conocer a estos “dioses” para acercarse a sus creencias religiosas más tradicionales, mientras que Holloway está buscando desmitificar este tipo de nociones espirituales. En su trabajo como arqueólogos han descubierto pistas en forma de pictogramas en cavernas de civilizaciones antiguas de todo el mundo, que todas apuntan hacia el mismo lugar en el espacio distante, por lo que han persuadido a la corporación Weyland Industries para que financie la misión.
Ningún de los dos científicos estaba preparado para los horrores inimaginables que se irían a encontrar. “Cuando Shaw y Holloway conciben la misión, esperaban descubrir una especia benevolente que quizás y podría ofrecer respuestas a algunos de nuestros más grandes misterios”, comenta el productor ejecutivo Michael Ellenberg. “En otras palabras estaban esperando conocer a los dioses. Pero estos seres prueban ser todo menos compasivos. Son una peligrosa raza de súper seres”.
“El equipo del Prometeo piensa que se está dirigiendo al paraíso a obtener respuestas a las preguntas supremas. Pero lo que encuentran es un mundo sombrío, perverso y aterrador —una estación de paso para estos seres”, añade Jon Spaihts. “El ambiente frío e impecable es más parecido al infierno que al cielo”.
En las películas de Ridley Scott, incluyendo Prometeo, los descubrimientos de los protagonistas con frecuencia desafían las expectativas. “Eso es lo que genera el buen drama”, declara el realizador. “Nuestra historia gira en torno a la verdad de lo que podría estar allá afuera y es ahí donde yace su aspecto más aterrador. La viabilidad siempre genera el drama más fino y peligroso, así como la oportunidad para mí de provocar terror en todos”.
Ya en el planeta, el equipo conoce a un sobreviviente de una civilización en control de algunos elementos muy peligrosos, incluyendo varias formas de biología y biomecánica, que en un abrir y cerrar de ojos puede eviscerar a su víctima, o peor. “Esto nos lleva a la pregunta”, comenta Scott, “¿cuáles son las consecuencias de conocer a un ser supremo, cuyas capacidades están a años luz de las de uno, y son, en efecto, parecidas a las de un dios?”.
O por ponerlo de otra manera: Quizás y haya algunas cosas que sea mejor dejar inexploradas.
O como el afamado astrofísico Stephen Hawing declaró (en el programa de televisión “Into the Universe con Stephen Hawking”): “Si los extraterrestres nos visitan, el resultado sería muy similar a cuando Cristóbal Colón llegó a América, que no resultó ser nada bueno para los nativos americanos. Sólo tenemos que mirarnos para ver cómo podría desarrollarse la vida inteligente en algo que no quisiéramos conocer”.

LA TRIPULACIÓN DEL PROMETEO
Actrices protagónicas férreas son un sello distintivo de Ridley Scott: Sigourney Weaver como Ripley en Alien, Geena Davis y Susan Sarandon en Thelma and Louise, Demi Moore en GI Jane, Eva Green en Kingdom of Heaven y Connie Nielsen en Gladiator. Prometeo presenta no una, sino dos formidables protagonistas femeninas que perpetúan la impresionante tradición de Scott. Elizabeth Shaw, interpretada por Noomi Rapace, es una científica llena de fe y esperanza, pero quien se transforma en una guerrera cuando se enfrenta al peligro que encuentra en su destino; Vickers, interpretada por Charlize Theron es un “traje” que representa los intereses de la mega-corporación que está financiando el viaje al distante y ominoso mundo.
La maravillosa y perturbadora actuación de Rapace en la película original de The Girl with the Dragon Tattoo, la primera en la trilogía de películas basadas en la trilogía Millennium, de Stieg Larsson, llamó la atención de todo el mundo —incluyendo la de Scott. “Noomi combina una rara inteligencia con capacidad física”, comenta el realizador. “Hizo suyo ese papel en The Girl with the Dragon Tattoo. Fue tan intensa que cuando Noomi y yo nos conocimos, esperaba a un individuo férreo e insensible; en cambio, Noomi fue encantadora, amable e inteligente. Fue una mezcla sensacional que le vendría muy bien al momento de interpretar a Shaw”.
Una llamada de Ridley Scott es un momento que define una carrera para cualquier actor, incluyendo a Rapace. “Después de mi encuentro con Ridley, pensé que incluso si no terminaba trabajando con él en Prometeo, estaba feliz porque había tenido esta hora con él”. Resultó que Shaw pasaría muchísimo más tiempo que eso con Scott, quien le dio el papel después de haber hecho una prueba en pantalla que rodó con el director de fotografía Dariusz Wolski, ASC. “Utilizamos un almacén de Panavision, que el diseñador de producción Arthur Max había decorado para darle una vibra industrial y siniestra, y Noomi acabó con él”, comenta Ellenberg. “Quedamos todos impactados por su ferocidad, poder y presencia en pantalla”.
Un tipo muy distinto de poder es demostrado por Meredith Vickers, una ejecutiva de Weyland Industries, quien está a bordo del Prometeo para representar los misteriosos intereses de la compañía. Cuando Charlize Theron aceptó el papel, Vickers adquirió intrigantes y nuevas dimensiones. Lindelof comenta: “Charlize y yo trabajamos juntos para crear un personaje con más facetas. Vickers es alguien que a la audiencia le encantará odiar, pero hay momentos cuando vemos su vulnerabilidad y comenzamos a entender cómo y por qué se ha vuelto tan mercenaria e indolente. Esto la hace un contrapunto mucho más interesante con respecto a Shaw”.
A Theron le atrajo la oportunidad de explorar los temas épicos del filme desde una perspectiva contraria a la del resto de la tripulación. “Para Vickers, este viaje épico a otro mundo —que les toma dos años— ha quedado reducido a una cuestión monetaria. Tiene una manera de pensar en la que lo más importante es el resultado final”, comenta la actriz.
Pero como con la mayor parte de la misión, existen capas y misterios más profundos en los fines últimos de Vickers. “Ella es un enigma, y el misterio que la rodea fue algo que realmente me gustó”, comenta Theron. “Vickers es pragmática, y quiere desesperadamente controlar la situación. Lucha contra todo aquello que los demás están ahí para hacer, y se vuelve evidente que o tiene un plan alternativo o que está ocultando algo”.
La distante eficiencia puede ser caracterizada como la de una máquina, pero otro miembro de la tripulación, David, interpretado por Michael Fassbender es, literalmente, una máquina —una creación androide de la corporación. Mientras que David posee una inteligencia extraordinaria y otras capacidades, sus tareas principales en el Prometeo, comenta Scott, son serviles. “Es básicamente el ama de llaves de la nave, cuidándolo todo, mientras la tripulación humana está en animación suspendida [que se requiere por el viaje de dos años]”.
David es, sin embargo, mucho más “humano” de lo que uno pudiera esperar de una persona sintética. Lindelof explica: “David está programado para ayudar a los miembro humanos de la tripulación, pero piensa que la misión, en y por sí misma, es ridícula porque está en compañía de sus creadores —humanos—, que no lo impresionan en lo absoluto. Me llamó la atención la idea de hacer que articulara su desdén en formas que su programación se lo permitiese”.
La combinación del intelecto y las insignificantes directrices de David provocan algunos de los momentos cómicos más inesperados del filme. Cuando conocemos a David, es como un niño en un patio de recreo —pero su patio de recreo es el Prometeo. “Mientras que el resto de la tripulación está en animación suspendida, David está pasándosela bien, jugueteando con las múltiples maravillas técnicas de la nave”, comenta Fassbender. Y, al igual que un niño, David disfruta ver la misma película una y otra vez. Su estándar cinematográfico es la épica obra maestra Lawrence of Arabia, de David Lean; David, como T.E. Lawrence, interpretado por Peter O’Toole, es en muchas formas una creación idealizada de un hombre. Además, dice Lindelof, “Lawrence era un extranjero en una tierra foránea. Se jactaba de ser un liberador —y todas estas cosas forman parte de David”.
Además, el punto de vista de David con respecto a la tripulación humana es hasta cierto punto pueril. “Es celoso y arrogante porque se percata que su conocimiento lo abraca todo y, por lo tanto, es superior a los humanos”, comenta Fassbender. “David quiere ser reconocido y elogiado por su brillantez, aunque nadie lo hace. No aceptan a David y eso le molesta. Y, como un niño, David puede ser muy audaz en las decisiones que toma”.
Janek, capitán del Prometeo, es descrito por Scott como un “viejo lobo de mar” —un oficial en la tradición clásica, y un alfa macho cuya misión principal es proteger la nave y su tripulación. Sus ambiciones y vocación sirven de agudo contraste a los estimulantes objetivos de Shaw y Holloway y a los intereses corporativos corruptos de Vickers.
El actor británico Idris Elba, quien interpreta a Janek, se reúne con Scott, con quien colaboró en la premiada American Gangster del director. La formidable presencia y actuación de Elba en ese filme dejaron una fuerte impresión en Scott, así como el agudo trabajo del actor como el zar de las drogas Stringer Bell en la serie The Wire y como un complicado oficial de policía en Luther.
Elba describe a Janek como “un estibador y marinero. Es su vida y la tripulación es su responsabilidad. A final de cuentas, toma una gran decisión que lo resume como hombre”.
Logan Marshall-Green interpreta el papel de Holloway, pareja de Shaw, tanto personal como profesionalmente, quien está en búsqueda de respuestas para algunas de las preguntas más importantes de la humanidad. Al igual que Shaw, Holloway ansía obtener respuestas, pero piensa que el final de su búsqueda dará resultados muy diferentes a aquellos que Shaw espera.
“Shaw es el corazón de la búsqueda; Holloway es las vísceras”, añade Marshall-Green. “Creo que Holloway está buscando respuestas a estas grandes preguntas porque siempre está buscando ir más allá. Siempre va al extremo en todo lo que hace, en algunas ocasiones para bien del equipo, en otras para mal. Creo que lo que lo impulsa es la emoción de la búsqueda”.
Finalmente, está Peter Weylan, el billonario director del mega corporativo Weyland Industries, que está financiando la misión. Weyland, interpretado por Guy Pearce, es presentado, a través de un holograma, como un hombre avejentado, ya muerto, quien les da la bienvenida a los miembros de la tripulación del Prometeo una vez que llegan a su destino. Su plan es misterioso —por ahora—, pero un hombre con sus recursos y visión deberá de haber tenido algo revolucionario en mente para la misión.

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN
Si bien Ridley Scott ha apreciado los “nuevos trucos y juguetes” del cine, incluyendo imágenes generadas por computadora, también es conocido por su creencia en filmar lo que él llama “lo auténtico”, como por ejemplo sets reales. De hecho, con tantas películas épicas de género en la actualidad que recaen tremendamente en imágenes generadas por computadora, Prometeo es una rareza: presenta un gigantesco mundo de ciencia ficción, donde la mayoría de los sets, utilería y acrobacias son genuinos. Esto brinda una impresionante realidad tangible, donde un set resulta ser más impresionante que el siguiente. Como un miembro del equipo de producción lo plantea: “Ridley construyó el patio de recreo alienígena más grandioso del mundo”.
El reparto y el equipo de producción estaban asombrados con los esfuerzos del diseñador de producción Arthur Max y su equipo de artesanos. “Es difícil exagerar el impacto al caminar por aquellos sets”, comenta Ellenberg. “Resultó ser muy inspirador en muchos niveles. Hay tantas cosas discretas e instintivas que ocurren cuando estás filmando en sets reales. Cada detalle de diseño estaba basado en puntos de referencia del mundo real, ideas del mundo real y nociones del mundo real. Algunas de estas son nociones razonablemente elevadas, pero son de nuestro mundo. Y si estás buscando asustar a la gente y comprometerte con ella, visceral y emocionalmente, los sets reales son el único camino a seguir”.
La producción filmó en cinco foros de los Estudios Pinewood en el Reino Unido, incluyendo el afamado “Foro 007” (uno de los foros más grandes de Europa, que mide aproximadamente 5,500 m²). Con un espacio limitado en foros, los realizadores tenían que hacer que cinco foros funcionaran para más de 16 sets, además de que tenían que agrandar el Foro 007 al menos en una tercera parte. La fotografía principal comenzó en agosto de 2010, aunque el trabajo preliminar había comenzado mucho antes.
Arthur Max diseñó no sólo las naves espaciales y vehículos, sino también el paisaje del planeta a donde se traslada la expedición, además de las estructuras y naves espaciales que ahí descubren. Para la nave Prometeo, Max dijo que quería “hacer algo que fuera de vanguardia, que representara una nave insignia con toda la tecnología requerida para investigar en los rincones más profundos de la galaxia. Vimos muchos diseños de la NASA y de la Agencia Espacial Europea, y jugamos con esas ideas en el contexto de cómo sería viajar por el espacio dentro de dos generaciones”. Max después trabajó en la arquitectura interior de la nave y de cómo empataría con la forma exterior.
El puente del Prometeo es un set de dos niveles representado con una extraordinaria atención al detalle y una tecnología sorprendente, incluyendo un gigantesco y panorámico parabrisas, parecido a una joya de múltiples caras, que se encuentra al frente de la estructura. Quizás el set más intrincado en el Prometeo es la habitación de Vickers, que tiene más parecido a un lujoso departamento de la Quinta Avenida que a una cabina en un vehículo interestelar. El espacio es deslumbrante con muebles de diseño, tanto viejos como nuevos, incluyendo un piano Fazoili, candelabros Swarovski —y una instalación médica de alta tecnología, que cuenta con una cápsula médica robótica (Med-pod) que puede tratar cualquier necesidad hospitalaria…o cirugía de emergencia. La traslúcida cápsula —similar a un ataúd— aparece en una de las secuencias cruciales de la película, donde se mezcla acción, terror y horror en una manera como nunca antes se había experimentado en el cine. “Lo que sucede ahí simplemente es la peor cosa que te puedas imaginar (o quizás no)”, comenta Rapace.
Otros sets interiores en el Prometeo incluyen un laboratorio, donde la tripulación lleva sus descubrimientos a ser inspeccionados; la sala de preparación, donde la tripulación se alista para su misión; las barracas de híper-sueño, donde David supervisa a la tripulación durante su viaje de dos años al planeta; el comedor, con una impresionante colección de equipo de alta tecnología; y las habitaciones de la tripulación.
Los sets épicos de Max que hacen que el planeta alienígeno cobre vida incluyen una Pirámide, que contiene al Juggernaut, un vehículo similar a la nave chocada en forma de media luna vista en Alien. Con el uso de una serie de cámaras, pasillos y túneles que conectan los espacios más grandes unos con otros, y después de las mejoras en la postproducción, el espacio es tan enorme como el edificio Empire State. Era tan cavernoso que algunos miembros del equipo de producción se desorientaron.
Afuera, en el set exterior de Pinewood, Max y su equipo construyeron el Garaje del Prometeo, uno de tres sets que yacen por debajo del cuerpo principal de la nave. El inmenso set alberga los vehículos de la tripulación, que la producción construyó de la nada. “Tuvimos que crear vehículos que pudieran ser manejados en un superficie hostil, que es ondulante y rocosa”, comenta Max. “Necesitábamos transportación que pudiera ser lo suficientemente industrial para lidiar con estos ambientes, pero que, al mismo tiempo, nos aportaran una característica futurista”. Les llevó once semanas crear estos vehículos robustos, con todo y tecnología de punta, iluminación LED, y asientos acolchados, todos presentados con un sorprendente acabado metálico.
Después de 15 semanas en Pinewood, el reparto y el equipo de producción se mudaron a Islandia para filmar las secuencias decisivas, así como el prólogo. En el pueblo de Hekla, la producción capturó la acción y las emociones épicas —mientras uno de los volcanes más activos de Islandia amenazaba con hacer erupción. Escenas adicionales fueron filmadas en una espectacular cascada en Dettifoss.
La diseñadora de vestuario ganadora del Premio de la Academia® Janty Yates fue otra de las colaboradoras frecuentes de Scott que también se enfrentó a retos tan difíciles como aquellos a los que se enfrentó Max. “Ridley estaba obstinado en evitar los acolchados trajes espaciales, tipo NASA, tan bien conocidos por la audiencia”, comenta Yates. “Le encantaba la apariencia lineal, así que le apostamos a una propuesta nueva en el diseño de trajes espaciales, una vez que utilizamos innovaciones biomédicas en reemplazo de piel y materiales para crear un traje que pudiera brindar de manera creíble una flexibilidad y confort livianos en cualquier ambiente extraterrestre. Cada atuendo consistía en el traje espacial para el exterior y calzoncillos largos de neopreno, un casco pegado a un arnés y una mochila. Scott pidió que el casco fuera en forma de globo sin puntos ciegos. Cada casco tenía nueve pantallas de video en operación, iluminación, un suministro de oxígeno que operaba, dentro de la mochila, con dos ventiladores, cada uno con sus paquetes de pilas. El exterior del casco presentaba una linterna totalmente funcional y cámaras de alta definición con un transmisor y grabadora.
El vestuario de David a bordo se apega a la vestimenta humana, pero con líneas delicadas para proporcionar una apariencia más lineal. Theron utiliza un bello traje de seda de angora en color plateado. “Vickers es la reina de hielo. Siempre tuvimos esta visión de hacerla ver lo más escultural posible”, explica Yates. Para mantener el símil marítimo en mente para Janek, Janty le dio a Elba un saco de lona, que le daba una apariencia de haber estado al mando de una nave durante muchos años. Marshall-Green, en el papel de Holloway, exuda una imperecedera apariencia casual y cómoda, con sus sudaderas con gorro, pantalones de pescador y sandalias tailandesas.
Las nuevas criaturas del filme son obra de Neal Scanlan, Supervisor Creativo de Efectos de Criaturas y Efectos Especiales de Maquillaje, y de Conor O’Sullivan, Supervisor de Prótesis. “Presentamos la evolución de estas criaturas desagradables de modo lógico y biológico”, comenta Scott. Scanlan añade: “Cada etapa del ciclo de vida de cada criatura tiene un propósito distintivo. Para nuestra xenobiología, trajimos nuevos elementos que no son necesariamente retrógrados con respecto a aquellos en Alien, pero sí son de un ADN similar. Muchas de las referencias de Ridley se derivan de la naturaleza —plantas, vegetales, criaturas del mar y otros animales. Nada es inventado”.
Prometeo es la primera película que Scott filma digitalmente y en 3D, un formato cuyos retos tecnológicos y oportunidades estéticas fueron apreciados por el realizador. Scott y Wolski utilizan la tecnología para incrementar la acción y las emociones en espacios pequeños y confinados, así como dentro de vistas épicas.
Al regresar al género que ayudó a definir, Ridley Scott continúa llevando más allá los límites de la narrativa, tanto visual como temáticamente. Como lo indica, él está involucrado en todo —desde la estructura de la historia hasta el reparto, desde los sets y vestuarios hasta las nuevas formas de contar una historia. Y mientras el reconocido cineasta está haciendo que te mueras de miedo, nunca pierde la vista de la película como un todo. “Después de que hayas visto Prometeo”, concluye Scott, “habrás experimentado algo totalmente inesperado”.

ACERCA DEL REPARTO
NOOMI RAPACE (Elizabeth Shaw) llamó la atención de la comunidad internacional del entretenimiento con su imponente, perturbadora y aclamada interpretación de Lisbeth Salander en las adaptaciones cinematográficas de la trilogía de Millennium The Girl With the Dragon Tattoo (Los Hombres que no Amaban a las Mujeres), The Girl Who Played With Fire (La Chica que Soñaba con un Cerillo y un Galón de Gasolina) y The Girl Who Kicked The Hornet’s Nest, original de Stieg Larsson.
Rapace fue vista recientemente al lado de Robert Downey Jr. y Jude Law en la secuela Sherlock Holmes: A Game of Shadows (Sherlock Holmes: Juego de Sombras), de Guy Ritchie, donde interpreta a Sim, una vidente gitana, quien ve más de lo que cuenta.
En la actualidad, Rapace se encuentra en la producción de Passion, del director Brian de Palma, junto a Rachel McAdams. Interpreta el papel de Isabelle, una ambiciosa ejecutiva de publicidad que trama una venganza después de que su jefe y mentor se robó su idea. Después de esto, Rapace está preparada para comenzar el thriller de acción Dead Man Down, donde se reúne con el director Niels Arden Opley y actúa al lado de Colin Farrell. Rapace interpretará a Beatrice, la víctima de un crimen que busca desquitarse.
Rapace comenzó su carrera en la actuación a la edad de 7 años en In the Shadow of the Raven, en Islandia. Desde entonces ha aparecido en más de veinte filmes y programas de televisión. En el 2007, dejó su huella en pantalla con una sobresaliente actuación en la película danesa Daisy Diamond. En el filme, Rapace interpreta a una perturbada madre adolescente que deja su hogar para ir en búsqueda de un sueño, para finalmente fracasar y tener un colapso con consecuencias fatales. Por su actuación, fue premiada con el Premio Bodil (el Premio de la Crítica Danesa) y un Premio Robert (el Premio de la Academia Danesa) a Mejor Actriz.
Rapace recibió grandes elogios por su sobresaliente actuación en The Girl with the Dragon Tattoo, la primera parte de la trilogía Millennium, que se estrenó en febrero de 2009 en Suecia. Obtuvo el Premio Guldbagge a Mejor Actriz (el Premio de la Academia Sueca) y el Premio Jupiter a Mejor Actriz Internacional (Alemania), además de haber sido nominada para un Premio Orange de la Academia Británica de Cine a Mejor Actriz y para un Premio a Mejor Actriz Europea por su papel. Rapace obtuvo todavía más elogios por sus actuaciones en la segunda y tercera parte, The Girl Who Played With Fire y The Girl Who Kicked The Hornet’s Nest.
Créditos adicionales incluyen el debut como directora de Pernilla August, Beyond (Svinalägorna), en Suecia. En el 2010, la película se exhibió en el Festival de Cine de Venecia y obtuvo el premio de la Semana de la Crítica en dicho certamen. Basada en el best-seller, la película es una conmovedora historia acerca de la dramática infancia de una joven en un hogar plagado de abuso y alcoholismo. Después de Beyond, Rapace fue vista en el thriller noruego Babycall, de Pål Sletaune, acerca de una madre joven que cree haber escuchado un asesinato. En el 2011, por su actuación, Rapace recibió el premio a Mejor Actriz en el Festival de Cine de Roma.
Nacida en Suecia, Rapace es la hija del cantante de flamenco Rogelio Duran.

MICHAEL FASSBENDER (David), nacido en Alemania y criado en Killarney, Irlanda, disfrutó en el 2011 de numerosos elogios y premios, incluyendo el premio a Mejor Actor en el Festival de Cine de Venecia y el Premio Irish Film and Television (IFTAs), así como una nominación al Globo de Oro y una nominación al BAFTA a Mejor Actor por Shame (Deseos Culpables), de Steve McQueen. La National Board of Review le otorgó a Fassbender el Premio Spotlight y la Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles lo nombró Mejor Actor por sus actuaciones en Shame y el drama A Dangerous Method, de David Cronenberg, donde Fassbender interpreta a Carl Jung, al lado de Keira Knightley y Viggo Mortensen. Fassbender también fue visto recientemente en X-Men: First Class (X-Men: Primera Generación), de Matthew Vaughn, en el papel de Erik Lehnsherr, mejor conocido como el súper villano Magneto; en Jane Eyre, de Cary Joji Fukunaga, en el papel de Rochester; y como un asesino junto a Ewan McGregor y Gina Carano en Haywire (Agentes Secretos), de Steven Soderbergh.
En el 2009, Fassbender coprotagonizó el exitazo taquillero Inglourious Basterds (Bastardos sin Gloria), de Quentin Tarantino, que lo llevó a compartir con sus compañeros actores el Premio Screen Actors Guild® a Actuación Sobresaliente de un Reparto en una Película, así como el Premio Critics’ Choice a Mejor Ensamble.
Fassbender interpretó al ya finado huelguista de hambre Bobby Sands en Hunger (Hunger – Un Grito a la Libertad), de Steve McQueen, un drama inspirado en hechos reales. La actuación le valió el Premio British Independent Film (BIFA) y el IFTA a Mejor Actor, un Premio de los Críticos de Cine de Londres, y el reconocimiento a Mejor Actor en los Festivales de Cine de Estocolmo y Chicago, en el 2008. Al año siguiente, fue honrado en este último festival con el premio a Mejor Actor Secundario, por su actuación en Fish Tank, de Andrea Arnold. Esta interpretación le valió nominaciones al BIFA e IFTA, así como se segundo Premio del Círculo de Críticos de Cine de Londres. Fassbender fue nominado al IFTA por su actuación en la miniserie “The Devil’s Whore”, original de Marc Munden.
Nacido en Alemania y criado en Irlanda, Fassbender se graduó del prestigioso Drama Centre, de Londres. El papel que lo puso en un primer plano se presentó cuando interpretó al Sgt. Burton “Pat” Christenson en la premiada miniserie Band of Brothers, para HBO.
Después de haber hecho su debut cinematográfico en el exitazo taquillero 300, de Zack Snyder, Fassbender apareció en Blood Creek (El Inmortal), de Joel Schumacher, Eden Late, de James Watkins, Jonah Hex (Ídem), de Jimmy Hayward, Angel, de Francois Ozon, y Centurion, de Neil Marshall.
GUY PEARCE (Weyland) nació en Inglaterra y fue criado en Australia a partir de los tres años de edad. Siempre interesado en la interpretación, con un particular talento para imitar acentos, actuó en varias obras cuando era joven, y se graduó en televisión cuando en 1985 le dieron un papel en la telenovela australiana Neighbours, donde interpreto el papel de Mike Young durante varios años. Pearce también encontró papeles en otras series de televisión, tales como Home and Away (1988) y Snowy River: The McGregor Saga (1993).
En 1994, Pearce irrumpió en el cine con un papel como travesti en Priscilla, Queen of the Desert, de Stefan Elliott. Desde entonces, ha aparecido en muchas producciones americanas, incluyendo L.A. Confidential (Los Ángeles al Desnudo), Rules Of Engagement (Bajo Fuego), The Count of Monte Cristo (El Conde de Montecristo), The Time Machine (La Máquina del Tiempo) y notablemente en Memento (Amnesia), de Christopher Nolan.
Más recientemente, Pearce protagonizó la aclamada The Proposition (2005), dirigida por John Hillcoat, con quien volvió a trabajar en The Road (El Último Camino). Pearce recibió elogios de la crítica por su interpretación del artista pop Andy Warhol en Factory Girl (Fábrica de Sueños), interpretó a Harry Houdini en Death Defying Acts (El Gran Houdini), de Gillian Armstrong, y tuvo una breve aparición en la película ganadora del Premio de la Academia The Hurt Locker (Zona de Miedo), de Kathryn Bigelow.
Fue visto como Eduardo VIII en la ganadora de múltiples Premios de la Academia The King’s Speech (El Discurso del Rey), de Tom Hooper. Los créditos cinematográficos recientes de Pearce incluyen el aclamado drama criminal Animal Kingdom (Reino Animal); el thriller Seeking Justice, al lado de Nicolas Cage; el thriller de terror Don’t Be Afraid of the Dark (No Temas a la Oscuridad), producido y escrito por Guillermo del Toro; el drama 33 Postcards; y la película de ciencia ficción de acción y aventuras Lockout, escrita por Luc Besson. Entre sus películas venideras se encuentra Lawless, también protagonizada por Tom Hardy.
Pearce obtuvo un Premio Emmy® a Actor Secundario Sobresaliente en una Miniserie o Película, por Mildred Pierce, para HBO, por la que también recibió una nominación al Globo de Oro y al Premio Screen Actors Guild®. La miniserie fue protagonizada por Kate Winslet y dirigida por Todd Haynes.
El actor británico IDRIS ELBA (Janek) cautivó a las audiencias estadounidenses como el infame Stringer Bell en la aclamada serie The Wire, para HBO. Continúa dejando su marca como uno de los actores a seguir en Hollywood, con una serie de bien recibidas actuaciones en películas de alto perfil y múltiples series de televisión.
Idris comenzó su carrera en su ciudad natal de Londres, donde tuvo un papel principal en la televisión británica a mediados de sus años veinte. Actuó en algunos de los programas más populares del Reino Unido, incluyendo Dangerfield, Bramwell y Ultraviolet. En el 2000, Ultraviolet fue comprada por Fox en los Estados Unidos, que le sirvió de oportunidad a Idris para ser conocido en el mercado norteamericano. Después de haberse mudado a Nueva York, Idris recibió críticas entusiastas por su interpretación de Aquiles en la producción fuera-de-Broadway de una de las obras más complicadas de Shakespeare, Troilus and Cressida, cuya dirección corrió a cargo de Sir Peter Hall. Poco tiempo después obtuvo un papel en la aclamada serie de televisión Law & Order.
Alrededor de la misma época, David Simon, creador de la premiada serie Oz, para HBO, le dio el papel a Idris de Stringer Bell, el lugarteniente de un imperio de drogas en Baltimore, en The Wire. La interpretación de Idris del complejo, pero mortal Bell, es sin lugar a dudas una de las más interesantes en la historia de la televisión. Conforme el programa prosperó en todo el mundo, los miembros de la crítica y de la audiencia comenzaron a apreciar el talento de Idris. En el 2005, recibió una nominación al Premio NAACP Image a Actor Secundario Sobresaliente en una Serie Dramática por su trabajo en The Wire.
Idris obtuvo su primer papel protagónico en la película original Sometimes in April, para HBO, por la que recibió su segunda nominación al Premio Image, en esta ocasión a Actor Sobresaliente en un Película, Miniserie o Especial Dramático para Televisión. Una corrida prolífica de papeles protagónicos le siguió —la película dramática Daddy’s Little Girls, de Tyler Perry, por la que Idris recibió una nominación al BET a Mejor Actor; el thriller The Reaping (Prueba de Fe), también protagonizado por Hilary Swank, y el thriller de terror 28 Weeks Later (Exterminio 2).
En el 2007, Idris protagonizó la película nominada al Globo de Oro American Gangster (Gánster Americano), de Ridley Scott, con Denzel Washington, Russell Crowe, Ruby Dee y Josh Brolin. A la postre, el ensamble recibió una nominación al Premio Screen Actors Guild a Actuación Sobresaliente de un Reparto en una Película. Ese mismo año, Idris regresó a Londres para filmar RocknRolla (Ídem), de Guy Ritchie, al lado de Gerard Butler, Thandie Newton y Tom Wilkinson. La película alcanzó el primer lugar en la taquilla del Reino Unido en su primera semana de estreno.
Idris después actuó al lado de Beyonce Knowles en el thriller criminal Obsessed, dirigido por Steve Shill. Idris obtuvo una nominación al BET a Mejor Actor, así como una nominación al Premio NAACP a Actor Sobresaliente en una Película. La película recabó $28.5 millones de dólares en su fin de semana de estreno, llevándola al primer lugar en taquilla y, así, convertirse en el mejor estreno que se tenga registrado para un película de este tipo de género.
En el 2009, Idris mostró sus dotes para la comedia en el exitoso programa de televisión The Office, para NBC, como Charles Minor, el enfadado jefe de Michael Scott. Más tarde apareció como el interés amoroso de Laura Linney en la comedia de Showtime The Big C.
Sus siguientes proyectos fueron The Losers, donde compartió pantalla con Zoe Saldana, Chris Evans y Jeffrey Dean Morgan; y el éxito taquillero Takers (El Escuadrón del Crimen), junto a Matt Dillon, T.I. y Hayden Christensen, por la que Idris recibió en el 2011 una nominación al Premio NAACP Image a Actor Secundario Sobresaliente en una Película. En mayo de 2009, Idris se mudó a Glasgow para filmar Legacy. Además de haber interpretado el papel de un espía de Black Operations, Idris fue productor ejecutivo del filme, que fue elegido para clausurar el Festival de Cine de Glasgow en febrero de 2010. El Festival de Cine de Tribeca, que se llevó a cabo en abril de 2010, recibió a Legacy con grandes elogios de la crítica.
Idris después fue visto en la serie dramática criminal Luther, para BBC, donde interpretó el papel que le da nombre al título, John Luther, un complejo detective que lucha contra sus propios demonios. Los seis episodios fueron televisados en la BBC1 en abril de 2010 y tanto el público como la crítica aclamaron la interpretación de Idris como el atormentado detective. La serie fue tomada por la BBC America y fue transmitida en octubre de 2010, provocando de nueva cuenta entusiastas elogios para Idris. Por su trabajo en Luther, Idris obtuvo en el 2011 una nominación a Mejor Actor en los Globos de Oro y ganó un Premio NAACP Image a Actor Sobresaliente en una Película, Miniserie o Especial Dramático para Televisión. En el 2012, se llevó el Globo de Oro a Mejor Actor en una Miniserie o Película Realizada para la Televisión.
Idris protagonizó la sumamente esperada Thor (Ídem), adaptación del cómic de Marvel, dirigida por Kenneth Branagh, junto a Natalie Portman, Anthony Hopkins y Samuel L Jackson. En la actualidad puede ser visto en Ghost Rider: Spirit of Vengeance, con Nicolas Cage.
Además de que Luther regresará a las pantalla chica para su tercera temporada, Idris después aparecerá en la pantalla grande en Pacific Rim, de Guillermo del Toro, e interpretará el papel de Nelson Mandela este verano cuando comience la producción de la película autobiográfica Long Walk to Freedom.

LOGAN MARSHALL-GREEN (Holloway) apareció en la pantalla grande en Devil (La Reunión del Diablo), producida por M. Night Shyamalan. Es mejor conocido entre las audiencias cinematográficas por haber interpretado al activista radical Paco en Across the Universe (A Través del Universo), de Julie Taymor. También coprotagonizó las películas Brooklyn’s Finest (Permiso para Matar), The Kindness of Strangers y The Great Raid (El Gran Rescate).
Marshall-Green apareció en la serie de televisión Dark Blue. Su demás trabajo en televisión incluye papeles en Traveler, 24, Law & Order, Law & Order: Special Victims Unit y The OC.
Graduado del Programa de Posgrado de Actuación de la Universidad Tisch de Nueva York, y un prolífico actor de teatro, Marshall-Green obtuvo una nominación al Premio Drama League por su trabajo en King Lear, al lado de Kevin Kline en el Teatro Público, y por Pig Farm, original de Greg Kotis, en el Teatro Roundabout, fuera-de-Broadway. Obtuvo nominaciones al Premio Lortel por sus actuaciones en Dog Sees God y The Distance from Here, original de Neil LaBute, recibiendo también por esta última un Premio Drama Desk Ensemble.
Las otras producciones fuera-de-Broadway de Marshall-Green incluyen Beast, Swimming in the Shallows, U.S. Drag y Turn of the Screw. Aparece regularmente en el Teatro Williamstown, donde ha aparecido en representaciones tales como Bus Stop, Street Scene, Skin of Our Teeth, The Blue Bird, Light Up the Sky, Tonight at 8:30, The Hour We Knew Nothing of Each Other, Servant of Two Masters y Xanadu.

La actriz ganadora del Oscar CHARLIZE THERON (Vickers) es una de las grandes actrices de nuestra época. Con una habilidad única para capturar una plétora de personajes, exige implacablemente toda la atención de la audiencia tan pronto y aparece en pantalla. Esta oriunda de Sudáfrica es elogiada y admirada constantemente por sus inspiradoras e intensas actuaciones.
Theron cautivó al público como la asesina en serie Aileen Wuornos en la joya independiente Monster (Monster Asesina en Serie). Theron recibió el Premio Independent Spirit y el de la National Broadcast Film Critics Association, además de haber Ganado el Globo de Oro, el Screen Actors Guild, el Premio del Círculo de Críticos de Cine de San Francisco, el Premio de los Críticos de Cine en Línea de Nueva York, el Premio de los Críticos de Cine del Sudeste, el Premio a la Mejor Actuación de la National Board of Review y el Premio de la Academia, todos por su emocionalmente devastadora interpretación en Monster.
Recientemente, Charlize protagonizó la comedia de humor negro Young Adult, de Jason Reitman, que le valió en el 2012 una nominación al Globo de Oro a Mejor Actriz en una Película Dramática. Actúa en Snow White and the Huntsman, junto a Kristen Stewart. Este verano, comenzará a rodar Mad Max: Fury Road, dirigida por George Miller, para Warner Bros.
En noviembre de 2008 protagonizó el debut como director de Guillermo Arriaga The Burning Plain (Fuego), donde interpreta a Sylvia, una mujer que se ve obligada a emprender un emotivo viaje para liberarse de un pecado de su pasado. Theron actuó al lado de Kim Basinger en este drama, que Theron produjo.
En el 2008, Theron protagonizó Hancock, al lado de Will Smith y Jason Bateman, que fue la tercera película que más dinero recabó en el año.
Charlize estuvo en el drama North Country (Tierra Fría), junto a Frances McDormand y Sissy Spacek, para el director Niki Caro. Basado en la historia real de un grupo de mujeres mineras y el ambiente de trabajo hostil que enfrentaban diariamente, North Country recibió muchos elogios. Su increíble actuación como Josey Aimes le valió nominaciones al Globo de Oro, Premios SAG™, Critics Choice y Oscar.
Theron cautivó a las audiencias en The Life And Death Of Peter Sellers, para HBO, al lado de Geoffrey Rush, por la que recibió una nominación a Mejor Actriz Secundaria en los Globos de Oro, en los Premios Screen Actors Guild y en los Emmy.
Además de producir The Burning Plain a través de su compañía de producción Denver and Delilah, Charlize está desarrollando y fungiendo como productora ejecutiva de la serie titulada Mind Hunter, con el director David Lynch, para HBO.
El debut cinematográfico de Charlize fue en 2 Days in the Valley (Dos Días sin Aliento), para MGM, con James Spader, Eric Stoltz y Jeff Daniels. También fue vista al lado de Al Pacino y Keanu Reeves in The Devil’s Advocate (El Abogado del Diablo); con Tom Hanks en That Thing You Do! (¡Eso que tú Haces!); y en Trial and Error, de Jonathan Lynn. Theron protagonizó Celebrity (El Precio del Éxito), de Woody Allen, a la que le siguió Mighty Joe Young (Joe), con Bill Paxton. En 1999 Theron actuó en la película nominada al Oscar The Cider House Rules (Las Reglas de la Vida) y The Astronaut’s Wife (El Engendro), con Johnny Depp, para New Line Cinema. En el 2000, Theron interpretó papeles en The Legend of Bagger Vance (Leyendas de Vida), de Robert Redford, con Will Smith y Matt Damon, Men of Honor (Hombres de Honor), con Robert DeNiro y Cuba Gooding, Jr., para Fox 2000, Reindeer Games (Doble Traición), de John Frankenheimer, con Ben Affleck, y The Yards (La Traición), coprotagonizada por Mark Wahlberg, Joaquin Phoenix, James Caan y Faye Dunaway, para Miramax.
En el 2001, Theron protagonizó la lacrimógena Sweet November (Dulce Noviembre), junto a Keanu Reeves, para Warner Bros., así como Curse of the Jade Scorpion (La Maldición del Escorpión de Jade), de Woody Allen, también interpretada por Helen Hunt, Dan Aykroyd y David Ogden Stiers. En el 2002, Theron actuó al lado de Patrick Swayze, Natasha Richardson y Billy Bob Thornton en Waking Up in Reno, y al lado de Kevin Bacon, Courtney Love, Stuart Townsend, Pruitt Taylor Vince y Dakota Fanning en el largometraje Trapped (Acorralada), dirigido por Luis Mandoki.

ACERCA DE LOS REALIZADORES
RIDLEY SCOTT (Director, Productor) ha sido honrado con nominaciones al Premio de la Academia a Mejor Director por su trabajo en Black Hawk Down (La Caída del Halcón Negro), Gladiator (Gladiador) y Thelma & Louise (Un Final Inesperado). Las tres películas también le valieron nominaciones al Premio DGA.
Scott ha recibido múltiples nominaciones a lo largo de su ilustre carrera. Además de sus nominaciones al Premio de la Academia y DGA, también obtuvo una nominación al Globo de Oro a Mejor Director por American Gangster (Gánster Americano), protagonizada por Denzel Washington y Russell Crowe. Como también fungió como productor en el drama de la vida real, Scott recibió una nominación al BAFTA a Mejor Película. Scott también recibió nominaciones al Globo de Oro y BAFTA a Mejor Director por su trabajo en la épica Gladiator. La película ganó el Premio de la Academia, el Globo de Oro y el BAFTA a Mejor Película.
En 1977, Scott hizo su debut como director de cine con The Duelists (Los Duelistas), por la que obtuvo el Premio a la Mejor Ópera Prima en el Festival de Cine de Cannes. A esta película le siguió el taquillero thriller de ciencia ficción Alien (Alien, El Octavo Pasajero), que catapultó a Sigourney Weaver al estrellato y lanzó una exitosa franquicia. En 1982, Scott dirigió el icónico filme Blade Runner, protagonizado por Harrison Ford. Considerado un clásico de la ciencia ficción, el thriller futurista pasó a formar parte en 1993 del National Film Registry de la Librería del Congreso de los Estados Unidos, y una versión del director de Blade Runner fue estrenada ante nuevos elogios en 1993 y nuevamente en el 2007.
Los créditos cinematográficos adicionales de Scott como director incluyen Legend (Leyenda), protagonizada por Tom Cruise; Someone to Watch Over Me (Peligro en la Noche); Black Rain (Lluvia Negra), con Michael Douglas y Andy García; 1492: Conquest of Paradise (1492: La Conquista del Paraíso); White Squall (La Tormenta), protagonizada por Jeff Bridges; G.I. Jane, con Demi Moore y Viggo Mortensen; Hannibal (Ídem), protagonizada por Anthony Hopkins y Julianne Moore; Body of Lies (Red de Mentiras), con Russell Crowe y Leonardo DiCaprio; A Good Year (Un Buen Año), con Russell Crowe y Albert Finney; la épica Kingdom of Heaven (Cruzada), protagonizada por Orlando Bloom y Jeremy Irons; y Matchstick Men (Los Tramposos), protagonizada por Nicolas Cage y Sam Rockwell. El más reciente trabajo como director de Scott fue la exitosa versión de la perdurable historia de Robin Hood (Ídem), que representó su quinta colaboración con la estrella Russell Crowe; la película también fue protagonizada por Cate Blanchett.
En 1967, Ridley y su hermano Tony fundaron la compañía de producción de comerciales y publicidad RSA. Ésta tiene una reconocida reputación por haber creado innovadores y revolucionarios comerciales para algunas de las marcas más reconocidas del mundo. En 1995, Ridley y Tony fundaron la compañía productora de cine y televisión Scott Free. Con oficinas en Los Ángeles y Londres, los Scott han producido películas tales como In Her Shoes (En sus Zapatos), The A-Team (Brigada A: Los Magníficos), Cyrus y la nominada al Premio de la Academia The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford (El Asesinato de Jesse James por el Cobarde Robert Ford). También fungieron como productores ejecutivos del exitoso programa de televisión The Good Wife, para CBS, ganador del Emmy, Peabody y Globo de Oro, así como de la exitosa y perdurable serie Numbers, que estuvo al aire durante seis temporadas, también en CBS. Además, Ridley y Tony fungieron como productores ejecutivos en varios proyectos de la compañía, incluyendo la miniserie The Pillars of The Earth (Los Pilares de la Tierra), para Starz; la miniserie The Andromeda Strain, para A&E, basada en el libro de Michael Crichton; la miniserie The Company, para TNT¸ y las premiadas películas RKO 281, The Gathering Storm y Into the Storm, todas para HBO.
En el 2003, a Scott le otorgaron el título de caballero de la Orden del Imperio Británico en reconocimiento a sus contribuciones a las artes.

JON SPAIHTS (Escritor), graduado de la Universidad de Princeton, se mudó a la ciudad de Nueva York para convertirse en novelista, pero rápidamente cambió de parecer para convertirse en un ejecutivo de páginas de internet para la compañía tecnológica Teachscape, con sede en Nueva York. Fundó una compañía de producción con un colega y juntos hicieron videos documentales y multimedia para el Museo de Historia Natural de Nueva York, el Museo Nacional de los Derechos Civiles y el Museo de la Guerra Civil de Richmond. Como parte de ese trabajo, fotografió, dirigió y editó video, y por primera vez comenzó a pensar seriamente acerca del cine como un medio para contar historias. Y así de inmediato, el aspirante a novelista se convirtió en aspirante a guionista.
Después de haberse tomado un año sabático de su trabajo matutino, Spaihts se pasó un año escribiendo y reescribiendo la película Shadow 19. El guión lanzó su carrera como escritor, una vez que lo vendió a Warner Bros., y en el que Keanu Reeves estaba vinculado para actuar.
Cuando el desarrollo de Shadow 19 se estancó, Reeves presionó a Spaihts para que creara un proyecto para él. Como resultado, escribió otro guión original, Passengers, que alcanzó el tercer lugar en la Lista Negra y se convirtió en uno de los guiones que más circularon en Hollywood, que lo llevó a conseguir una serie de trabajos en estudios.
Un encuentro en Scott Free Productions, compañía de Ridley Scott, suscitó una conversación en la que Spaihts planteaba el regreso al universo de la influyente película Alien, de Ridley. Spaihts ofreció una propuesta que lo llevó tan sólo unos días después a una reunión con ejecutivos de los estudios Fox, que inspiró a Ridley Scott no sólo a producir la película sino también a dirigirla. Spaihts y Scott trabajaron estrechamente durante muchos meses para producir lo que se convirtió en Prometeo.
Spaihts, quien apareció en la lista de 10 Guionistas a Seguir en el 2012, de la revista Variety, tiene una buena racha y rápidamente se está convirtiendo en la persona a quien recurrir cuando se trata de thrillers espaciales. Escribió The Darkest Hour (La Última Noche de la Humanidad), para New Regency-Summit, y en la actualidad se encuentra escribiendo Children of Mars para Disney y Scott Rudin, y reescribiendo St. George and the Dragon para Sony y Red Wagon. Además, Spaihts está contratado por Bruckheimer Films para que escriba dos guiones consecutivos de ciencia ficción: una adaptación de la novela gráfica World War Robot, y otro original, aún sin título, que una vez más combinará los temas del amor verdadero y el espacio interestelar.
Más recientemente, Universal Pictures también contrató a Spaihts para escribir un guión nuevo de la franquicia de The Mummy, que Sean Daniel regresará a producir.
Spaihts vive en Venice, CA, con su esposa, la actriz Johanna Watts y es un ávido fotógrafo al que le encanta fotografiar retratos y paisajes.

A pesar de haber sido advertido que su cerebro se podriría, DAMON LINDELOF (Escritor, Productor Ejecutivo) pasó la mayoría de su infancia viendo la televisión. Después de un breve flirteo con las películas, gracias a un título en cine de la Escuela de las Artes Tisch de la Universidad de Nueva York, Lindelof se montó a su coche y viajó al oeste. Al tratar a Los Ángeles como una auténtica escuela de posgrado, Lindelof trabajó en una agencia literaria, en Paramount Studios y, finalmente, como ejecutivo creativo para el productor Alan Ladd Jr., antes de haberse recordado a sí mismo que su verdadera pasión era la televisión. Una vez que cambió su traje y corbata por una camiseta y sandalias, Lindelof aceptó un trabajo como asistente de escritura en el drama Wasteland, creado por Kevin Williamson, para ABC. Poco tiempo después, la fortuna le sonrió y fue ascendido a escritor. Pero poco tiempo después de eso, la mala suerte le sonrió y el programa fue cancelado.
Después, Lindelof escribió para la serie insignia de la CBS Nash Bridges, para su temporada final (¿coincidencia?), y después se mudó al nuevo drama Crossing Jordan, de la NBC, donde escribió y produjo durante tres temporadas. Después Lindelof se topó con Lost. En un periodo de 12 semanas de absoluta demencia él y su co-creador JJ Abrams lograron hacer un programa piloto completamente raro, ridículamente indefendible y sumamente costoso para la ABC, que giraba en torno a los sobrevivientes de un accidente aéreo en el Pacífico Sur. A pesar de ello, Lost ganó los premios Globo de Oro y Emmy a Serie Dramática Sobresaliente en su primera temporada. Lindelof terminó Lost después de seis temporadas y es fecha que todavía no puede entender qué significó todo ello.
Un fanático de Star Trek desde hace mucho tiempo, Lindelof produjo la nueva versión de Abrams de Star Trek, que fue estrenada en mayo de 2009, y coescribió Cowboys & Aliens (Ídem), de Jon Favreau, estrenada en el 2011. Coescribió y está produciendo la secuela de Star Trek, y, en su tiempo libre, Lindelof también escribió esta biografía.

MICHAEL COSTIGAN (Productor Ejecutivo) ha fungido como presidente de Scott Free Productions, compañía de Ridley y Tony Scott, desde el 2005. Bajo los auspicios de Scott Free, produjo más recientemente Being Flynn, protagonizada por Robert De Niro y Paul Dano, dirigida por Paul Weitz; y Cyrus, con John C. Reilly, Jonah Hill y Marisa Tomei, dirigida por Mark Duplass y Jay Duplass, y estrenada por Fox Searchlight Pictures. Fue productor ejecutivo de Robin Hood, dirigida por Ridley Scott, protagonizada por Russell Crowe y Cate Blanchett; Body of Lies, dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Leonardo DiCaprio y Russell Crowe; y American Gangster, dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Denzel Washington y Russell Crowe. Scott Free produjo The Company, una miniserie de seis horas que narra la historia de la CIA, para TNT.
Costigan ha desarrollado muchos proyectos durante su periodo laboral en Scott Free, incluyendo Domino (Ídem), protagonizada por Keira Knightley; A Good Year, comedia romántica protagonizada por Russell Crowe; el drama romántico In Her Shoes, de Curtis Hanson, con Cameron Diaz, Toni Collette y Shirley MacLaine; y la exitosa serie de televisión Numbers, para CBS. Sus proyectos venideros bajo los auspicios de Scott Free incluyen la película Factor X, que narra la historia del infame asesino BTK en Kansas.
Costigan fungió como productor ejecutivo en el revolucionario drama Brokeback Mountain (Secreto en la Montaña). Dirigida por Ang Lee, a partir de un guión de Larry McMurtry y Diana Ossana basado en el cuento de Annie Proulx, la película fue nominada para un Premio de la Academia a Mejor Película y obtuvo Oscares a Mejor Director y Mejor Guión Adaptado. También produjo la comedia romántica Smart People (Una Familia Genial), y la comedia navideña Deck the Halls (Una Navidad muy Prendida).
Antes de haber hecho la transición a la producción, Costigan pasó más de una década ocupando puestos en estudios, fungiendo durante nueve de estos años como vicepresidente ejecutivo de producción en Sony Pictures. Supervisó la adquisición, desarrollo y producción de docenas de películas, incluyendo la ganadora del Oscar Girl, Interrupted (Inocencia Interrumpida), dirigida por James Mangold; la nominada al Oscar The People vs. Larry Flynt (Larry Flynt, El Nombre del Escándalo), de Milos Forman; el exitazo taquillero Charlie’s Angels (Los Ángeles de Charlie), de McG; la aclamada comedia de humor negro To Die For (Todo por un Sueño), dirigida por Gus Van Sant; y dos impresionantes debuts como director: Gattaca (Gattaca: Experimento Genético), de Andrew Niccol, y Bottle Rocket, de Wes Anderson.

MARK HUFFAM (Productor Ejecutivo) ha estado activo en la industria cinematográfica desde 1983 y ha estado trabajando como productor durante los últimos diez años. El primer crédito importante de Huffam como productor fue en Saving Private Ryan (Salvando al Soldado Ryan), de Steven Spielberg, protagonizada por Tom Hanks, que a la postre ganaría cinco Oscares. En reconocimiento a su propia contribución a la película, a Huffam se le otorgó ese año el premio del Directors Guild of America (DGA) al Mejor Equipo de Producción.
En el 2000, Huffam coprodujo la sumamente aclamada Quills (Letras Prohibidas: La Leyenda del Marqués de Sade), protagonizada por Geoffrey Rush y Kate Winslet, que fuera nominada para tres Oscares y cinco Premios BAFTA. En el 2001, produjo Captain Corelli’s Mandolin (La Mandolina del Capitán Corelli), para Working Title Films. Dirigida por John Madden, fue protagonizada por Nicolas Cage y Penélope Cruz.
En el 2002, Huffam hizo mancuerna con Scott Rudin para producir The Hours (Las Horas), dirigida por Stephen Daldry, protagonizada por Nicole Kidman, Julianne Moore y Meryl Streep. La película recibió ocho nominaciones al Premio de la Academia, y Kidman ganaría el Oscar a Mejor Actriz por su papel como Virginia Woolf.
En el 2003, Huffam produjo la sumamente exitosa película Johnny English (Ídem), otra vez para Working Title. La película, protagonizada por Rowan Atkinson, recabó $147 millones de dólares en la taquilla mundial, y acumuló una serie de nominaciones, incluyendo una a Mejor Película (Premios British Comedy 2003) y Mejor Película Británica (Premios Empire 2004). En el 2004, unió fuerzas con Tim Bevan y Eric Fellner para producir la versión cinematográfica de la popular serie de televisión Thunderbirds, original de la década de los ‘60.
También en el 2004, con Stephen Daldry a bordo como productor ejecutivo, Huffam produjo Mickybo and Me, un proyecto que Huffam desarrolló con el escritor-director Terry Loane. Filmada en Irlanda del Norte, y protagonizada por Julie Walters, obtuvo premios y elogios en el Festival de Cine de Irlanda en el 2005 y en otros festivales alrededor del mundo.
En el 2005 y 2006, Huffam estuvo involucrado en la sumamente exitosa serie de películas GOAL! (¡Gol!), que se desarrolla en el mundo del futbol soccer internacional, produciendo las dos primeras películas de la trilogía para Milkshake Films y Buena Vista Pictures.
En el 2007 produjo Mamma Mia!, la versión cinematográfica del popular musical teatral, protagonizada por Meryl Streep, Pierce Brosnan y Colin Firth. Fue un exitazo internacional, que la llevó a acumular más de $600 millones de dólares en taquilla mundial, para convertirse en una de las películas más rentables y que más dinero ha recabado en la historia de Universal.
En el 2008, Huffam fundó Generator Entertainment con Simon Bosanquet, para desarrollar y producir una serie de películas de género. Las películas de Generator hasta la fecha incluyen el thriller de terror Red Mist, el venidero drama de época Cherrybomb con Rupert Grint, y el thriller sobrenatural Ghost Machine.
En el 2009, Huffam produjo el largometraje Your Highness (Una Loca Aventura Medieval) para Universal Pictures, protagonizado por Danny McBride, James Franco, Natalie Portman y Zooey Deschanel. Ese mismo año, produjo el programa piloto de televisión Game of Thrones, para HBO, basado en el primer volumen de la serie de libros de fantasía A Song of Fire and Ice, de George RR Martin.
En el 2010, Huffam produjo Killing Bono, de Nick Hamm, bajo los auspicios de Generator, en conjunto con Salt Company y Greenroom Entertainment. La película fue protagonizada por Ben Barnes, el actor irlandés Robert Sheehan y el ya finado Pete Postlethwaite. Más tarde en el 2010, Huffam hizo mancuerna con HBO para producir la serie de televisión de Game of Thrones. Fue filmada en Irlanda del Norte y en Malta y fue protagonizada por Sean Bean, Lena Headey y Jason Momoa.

MICHAEL ELLENBERG (Productor Ejecutivo) es actualmente el Vicepresidente Superior de HBO, donde supervisa series dramáticas para la cadena (incluyendo Boardwalk Empire, Game of Thrones, True Blood y Treme), así como el desarrollo y la producción de series venideras. Previamente, fungió como Vicepresidente Superior en Scott Free Productions, y fue productor de Robin Hood y Cyrus. Previo a ello, fungió como Vicepresidente de Producción y Desarrollo en Scott Rudin Productions.

DARIUSZ WOLSKI, ASC (Director de Fotografía) fungió recientemente como director de fotografía de Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides (Piratas del Caribe: Navegando Aguas Misteriosas), después de su aclamado trabajo tanto en Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl, como en Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest y Pirates of the Caribbean: At World’s End. Wolski también trabajó con Johnny Depp en Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street (Sweeney Todd: El Barbero Demoniaco de la Calle Fleet) y en Alice in Wonderland (Alicia en el País de las Maravillas), ambas de Tim Burton, así como en The Rum Diary, de Bruce Robinson.
Wolski ha colaborado con varios directores notables, incluyendo Gore Verbinski en The Mexican (La Mexicana) (antes de las tres películas de Pirates of the Caribbean, de Verbinksi); DJ Caruso en Eagle Eye (Control Total); Andrew Davis en A Perfect Murder (Un Crimen Perfecto); Alex Proyas en Dark City (Ciudad en Tinieblas) y la favorita de culto The Crow (El Cuervo); Romeo is Bleeding (La Sangre de Romeo), de Peter Medak; Hide and Seek (Mente Siniestra), de John Polson; así como con Tony Scott en The Fan (El Fanático), y en la producción Don Simpson‐Jerry Bruckheimer de Crimson Tide (Marea Roja). Por su trabajo en Crimson Tide, obtuvo una nominación al Premio ASC a Logro Sobresaliente en Cinematografía.
Nacido en Varsovia, Polonia, Wolski estudió en la Escuela de Cine de Lodz. Después de haber emigrado a los Estados Unidos en 1979, trabajó en documentales, videos corporativos y pequeñas películas independientes. Su primera gran oportunidad se presentó en 1986 en la película Heart, cuando se le pidió que reemplazara al director de fotografía que se había ido para hacer otro proyecto. Poco tiempo después, Wolski se mudó a Los Ángeles, donde trabajó como director de fotografía en videos musicales y comerciales para directores tales como Alex Proyas, David Fincher, Tony Scott y Jake Scott. A la postre, trabajaría en la película producida por Roger Corman Nightfall y en la producción de PBS American Playhouse de Land of Little Rain.

Hace dos décadas, ARTHUR MAX (Diseñador de Producción) comenzó su colaboración con el director Ridley Scott en el área de comerciales para televisión. Max ha recibido dos nominaciones al Premio de la Academia por su trabajo en dos películas dirigidas por Scott: la ganadora del Oscar a Mejor Película Gladiator, donde Max hizo que la antigua Roma cobrara una vida radiante; y American Gangster, para la que recreó el Harlem de la década de los ‘70. Por Gladiator, Max también ganó un BAFTA, un Premio de la National Board of Review, un premio de la Broadcast Film Critics y un premio a la Excelencia en Diseño de Producción del Art Directors Guild (Sindicato de Directores de Arte). Recibió su cuarta nominación del sindicato por American Gangster.
Las colaboraciones de Max con Scott también incluyen Robin Hood, por la que Max recibió su quinta nominación al Sindicato de Directores de Arte, Body of Lies, Kingdom of Heaven, Black Hawk Down, por la que recibió su segunda nominación al sindicato, así como una nominación al premio del American Film Institute, y GI Jane. Max ha colaborado en dos ocasiones con el director David Fincher, fungiendo como diseñador de producción en Seven (Los Siete Pecados Capitales), el sombrío drama criminal que el realizador hizo en 1995, y en el thriller claustrofóbico Panic Room (La Habitación del Pánico), por la que Max recibió su tercera nominación al Sindicato de Directores de Arte.
Oriundo de Nueva York, Max se graduó de la Universidad de Nueva York a finales de la década de los ‘60 y comenzó su carrera como diseñador de iluminación en escenarios de la industria musical. Entre sus primeros trabajos se encuentran el histórico Festival de Woodstock de 1969 y proyectos en el afamado recinto de Bill Graham Fillmore East, ubicado en East Village, Nueva York. Durante la siguiente década, diseñó el escenario para conciertos de legendarios artistas musicales, tales como T-Rex y Pink Floyd. Después de haber estudiado arquitectura en Inglaterra, que lo llevó a obtener títulos a principios de la década de los ‘80 en el Polytechnic of Central London y en la Royal College of Art, Max trabajó en varios proyectos de diseño arquitectónico en Londres.
Trabajó en la industria cinematográfica británica como asistente de prominentes diseñadores de producción, tales como Stuart Craig en Greystoke: The Legend of Tarzan, Lord of the Apes (Greystoke: La Leyenda de Tarzan Rey de los Monos) y en Cal, y Asshetton Gorton en Revolution. Subsecuentemente, Max cambió el enfoque de su carrera hacia comerciales para televisión y, durante una década, diseñó para clientes tales como Pepsi, Nike, Jeep, Coke y Levi’s, que lo llevó a entablar una asociación con los realizadores Ridley Scott y David Fincher.

PIETRO SCALIA, A.C.E. (Editor) ha sido honrado en dos ocasiones con un Premio de la Academia a Mejor Edición: en 1991 por el controvertido drama JFK, de Oliver Stone, en el que Scalia compartió el honor con el coeditor Joe Hutshing, además de haberse llevado el BAFTA y el Premio Eddie del American Cinema Editors’ (ACE); y en el 2001 por su trabajo en el aclamado drama bélico Black Hawk Down, de Ridley Scott, por la que Scalia también recibió un Premio Eddie ACE y una nominación al BAFTA. Además, Scalia recibió nominaciones para un Oscar y un Premio Eddie ACE por Good Will Hunting (Mente Indomable), de Gus van Sant, y una nominación al Oscar, un Premio Eddie ACE y un BAFTA por la película ganadora del Oscar Gladiator, de Scott. Scalia también editó Robin Hood, Body of Lies, American Gangster, por la que recibió una nominación al BAFTA, GI Jane y Hannibal, todas de Scott.
En el 2007, Scalia fungió como editor en el aclamado documental The 11th Hour (La Última Hora), del actor y productor Leonardo DiCaprio, y en Kick-Ass (Kick-Ass Un Superhéroe sin Poderes), de Matthew Vaughn. Más recientemente, Scalia editó The Amazing Spider-Man, de Marc Webb.
Previo a ello, Scalia colaboró con Bernardo Bertolucci en Little Buddha (El Pequeño Buda) y Stealing Beauty (Belleza Robada). Trabajó con Sam Raimi en The Quick and the Dead (Rápida y Mortal), con Rob Marshall en Memoirs of a Geisha (Memorias de una Geisha) y con Larry Charles en Masked and Anonymous.
Scalia comenzó su carrera colaborando con Oliver Stone, como editor asistente en Wall Street (Wall Street El Poder y la Avaricia) y Talk Radio, ambas del realizador. A la postre trabajaría como editor asociado en Born on the Fourth of July (Nacido el Cuatro de Julio), que obtuvo un Oscar a Mejor Edición, y como editor adicional en The Doors.
Nacido en Sicilia, Scalia fue criado en Suiza. Llegó a los Estados Unidos para estudiar la universidad, que lo llevó a obtener una maestría en cine y artes teatrales de la UCLA, en 1985.

MARC STREITENFELD (Compositor) ha compuesto la música para cinco películas consecutivas de Ridley Scott, que incluyen Prometeo, Robin Hood, Body of Lies, la banda sonora nominada al BAFTA para American Gangster y la comedia romántica A Good Year. También trabajó con Scott como supervisor musical en Kingdom of Heaven y Matchstick Men, como editor musical en Black Hawk Down y Hannibal, y como asesor técnico de banda sonora en el soundtrack nominado al Oscar para Gladiator.
Nacido en Múnich, Alemania, Streitenfeld se mudó a Los Ángeles a la edad de 19 años. Primero trabajó para el compositor Hans Zimmer como asistente, y después como editor y supervisor musical independiente en numerosas películas de alto perfil.

En el 2000, JANTY YATES (Diseñadora de Vestuario) ganó el Premio de la Academia y obtuvo una nominación al BAFTA por sus atuendos que evocaban a la Roma antigua en la ganadora del Oscar a Mejor Película Gladiator, de Ridley Scott. La película representó la primera de siete colaboraciones cinematográficas con el director, entre las que también se encuentran Robin Hood, por la que Yates recibió tanto nominaciones para el Saturn como para el Satellite a Mejor Diseño de Vestuario, Body of Lies, American Gangster, Hannibal y Kingdom of Heaven, por la que recibió una nominación al Premio Goya a Mejor Diseño de Vestuario.
La lista de Yates de colaboraciones con notables realizadores también incluye las películas Welcome to Sarajevo (Bienvenidos a Sarajevo), Jude (Desafío de Amor) y With or Without You, las tres de Michael Winterbottom, Miami Vice (Ídem), de Michael Mann, Enemy at the Gates (Enemigo al Acecho), de Jean-Jacques Annaud, The Englishman Who Went Up a Hill But Came Down a Mountain, de Christopher Monger, The Man Who Knew Too Little, de Jon Amiel, Charlotte Gray (Ídem), de Gillian Armstrong, y el drama biográfico de Cole Porter De-Lovely (De-Lovely Vida y Amores de Cole Porter), de Irwin Winkler, por la que los diseños de Yates de la elegancia de la post-depresión le valieron una nominación al Premio del Costume Designers Guild (Sindicato de Diseñadores de Vestuario).
Yates comenzó su carrera en el mundo de la moda y después hizo la transición a la industria cinematográfica como asistente de vestuario en Quest for Fire (Guerra de Fuego), de Jean-Jacques Annaud. A la postre, trabajó en dos películas de Mike Newell: en 1985 en el thriller Dance with a Stranger y en 1988 en el drama Soursweet. Yates fungió como supervisora de guardarropa en el aclamado musical irlandés The Commitments, y después hizo su debut como diseñadora de vestuario para cine con el melodrama británico Bad Behaviour, en 1993.

Yesica Floreshttp://www.elblogdeyes.com
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Deja un comentario

Discover

Latest

Reggeaton, romanticismo, actualidad y pintura, entre otros temas, esta semana en Cala

(Junio 29, 2015) Grandes cantantes como Yuri, Noelia, Debi Nova y Víctor Manuelle, entre otros invitados y temas, llegan a Cala esta semana en...

Ted Baker se expande en México a través de El Palacio de Hierro

Ciudad de México, 27 de abril de 2017. La sofisticada marca británica Ted Baker London invade nuestro país con su colección para hombre, que...
video

Lanzamiento del tráiler oficial de SOLTERAS

Tráiler oficial de SOLTERAS Próximo estreno 07 de Junio Nos es muy grato poder compartir el tráiler oficial de SOLTERAS, película de Luis Javier M....

El oso Yogi y Bubu en Plaza Universidad, Perisur y Satélite

El oso Yogi como parte de sus actividades para el lanzamiento de la película El Oso Yogui en 3D, se estarán presentando en Plaza...

DISNEY XD ANUNCIA LA NUEVA SERIE DE COMEDIA CON MARIONETAS CRASH & BERNSTEIN

Disney XD dio a conocer Crash & Bernstein, una comedia de acción real –con títeres- acerca de Wyatt Bernstein, un niño de 14 años...