Deshidratador solar

0
351

 Utensilios:

• una caja grande de cartón limpia (tamaño mínimo: 60 x 30 cm de base y 50 cm de altura)
• regla de 30 o 50 cm. o cinta métrica
• lápiz
• navaja
• pintura negra mate o cartulina de color negro
• cinta canela**
• 1 1/2 m de malla plástica mosquitero* (de 60 cm de ancho)
• tachuelas
• hule cristal**
• 2 tiras de madera de 60 cm de largo y 2 de 30 cm de largo (estas medidas dependerán del tamaño de la caja)
• 14 trozos de alambre de 8 cm cada uno, para sostener la charola de malla
• 2 trozos de madera de 30 x 10 cm y 8 cm de altura

Procedimiento y Envasado:

• Corte la caja diagonalmente, dejando 20 cm de altura al frente (ilustración 1).
Pinte o forre la caja de negro por dentro y por fuera.
• Una vez que seque la pintura, haga una abertura de 20 x 15 cm en el centro de la parte posterior de la caja (la pared más grande). Pegue el rectángulo de cartón que cortó con cinta canela por uno de sus lados, a manera de bisagra, para formar una especie de puerta que servirá para manipular los alimentos que van a deshidratarse, como se muestra en la ilustración 2.
• Haga una abertura en cada costado de la caja, a 10 cm de distancia de la base y a 10 cm de cada lado. Cubra estas pequeñas ventanas con la malla metálica, fijándola con tachuelas y cinta canela, tal como se muestra en la ilustración 2. Estas aberturas permiten que circule el aire.
• Para hacer la charola de malla forme un rectángulo con las tiras de madera. Coloque la malla sobre este marco y atórela con clavos, de manera que después de deshidratar los alimentos pueda retirarla para lavarla.
• La charola de malla debe quedar suspendida dentro de la caja, a una distancia de 15 cm de la base (ilustración 3). Para sostenerla utilice los trozos de alambre flexible o plastificado, que pasarán por orificios que debe hacer en la caja: 3 en cada costado, 4 al frente y 4 atrás; tuerza los alambres como se hace con los del pan de caja.
• Pegue con cinta canela el hule cristal en la parte superior de la caja, de forma que quede una pantalla que reciba los rayos del sol y proteja a los alimentos del polvo.
• Por último, coloque las dos maderas como patas.
Con esta sencilla y práctica tecnología puede deshidratar frutas y verduras, o condimentos como epazote, albahaca, orégano, hierbas de olor, perejil, etcétera. Además, le permitirá obtener alimentos deshidratados a menor costo y disponer de las frutas o vegetales que desee, aun cuando estén fuera de temporada.

Recomendaciones:
• El primer día puede colocar una servilleta de papel entre la malla y los condimentos para que absorba más humedad, retírela cuando comience a atardecer.
• Una vez que los alimentos se hayan deshidratado, retire la malla y lávela perfectamente con agua jabonosa y un poco de cloro, así la tendrá lista para usarla nuevamente.
• Puede aumentar la capacidad del deshidratado solar usando una caja más grande e instalando el número de charolas de malla deseadas a manera de niveles.
* Se consigue en tlapalerías.
** Se consigue en papelerías

Leave a Reply