Súper mamá – Organiza la mejor fiesta para tus hijos

0
360

Tu hijo cumpleaños y quieres organizar una fiesta en casa. No te asustes. Es mucho más fácil de lo que parece y si sigues nuestros consejos sabrás solucionar con mucha soltura el día más especial para el rey de la casa.

Al planear un evento de este tipo debes tener en cuenta la decoración de la habitación, la música, el número de invitados y la merienda que hay que preparar. A partir de ahí y con un poquito de imaginación, te embarcarás en una aventura en la que no puede faltar el color, las risas, la diversión y sobre todo, toneladas y toneladas de humor.
Lo primero es retirar todos los objetos frágiles o peligrosos de la parte de la casa donde se celebre la fiesta y decorarlo todo con globos, guirnaldas, ornamentos de papel o cartón brillante. Una buena idea es que si el niño para quien se organiza el festejo y sus hermanos tienen edad de ayudar, permítele que te echen una mano en la decoración. Así te ahorrarás parte del trabajo y los tendrás entretenido en algo constructivo.

Abrir el apetito
El ambiente de la fiesta tiene que ser atractivo y con muy poco presupuesto puedes conseguirlo. Las clásicas tiendas de “Todo a 100” o “Todo a un euro” pueden ser tus mejores aliadas para comprar los platos, vasos, cubiertos, manteles… Eso sí, que sean de colores alegres y llamativos para que les abra el apetito, y de cartón o plástico para que después vayan directamente al contenedor del reciclaje. De lo que se trata es de que no tengas que trabajar más de lo estrictamente necesario.
¿Qué tipo de comida prefieren los niños y cuáles son las más recomendables? A los niños les gustan las comidas de color, crujientes, frías y con divertidas formas. Preparar algo más allá de los clásicos fritos y los refrescos típicos de las fiestas de cumpleaños, no es nada complicado. Puedes hacer sandwiches con formas divertidas y colores llamativos. Si compras unos moldes en forma de animalitos, lo harás muy rápido. Los dulces no pueden faltar en una fiesta infantil y la fruta puede ser su mejor vitamina en esta época del año. ¿Qué te parece una brocheta de frutas?, ¿y un batido de fresa? o ¿por qué no helados y zumos de naranja, piña, melocotón….? Claro que la gelatina, con o sin fruta, son muy divertidas a la hora de la merienda.

Gelatina Multicolor
Ingredientes:
Una caja de gelatina de fresa
Una caja de gelatina de mora
Una caja de gelatina de piña
Una lata de leche condensada
Una caja de fideos multicolor
Prepara las gelatinas según las instrucciones de la caja e introdúcelas en la nevera hasta que cuajen. Con la ayuda de tu hijo, corta las gelatinas en láminas gruesas y ves colocándolas una encima de la otra. Licúa la leche condensada y viértela sobre el bloque de gelatina. Sírvela muy fría y decórala con fideos multicolor. Tiene mucho color y está muy muy rica.

Hay que ser muy práctica
No pretendas combinar una fiesta de niños y adultos a la vez. El trabajo se multiplicará y tú no podrás atender a todos.
Coloca una bolsa de basura grande en cada lado de la habitación para que los niños no tiren las cosas al suelo y después puedas recogerlo todo muy rápido.
Sería todo un detalle que al final de la fiesta tu hijo tuviera un pequeño detalle con sus invitados… ¡¡¡Ya sabes cómo son los niños!!!
Para ambientar el cumpleaños y apaciguar el griterío propio de una fiesta infantil, pon una música alegre, divertida y bailable pero no demasiado alta.
Si sigues todos estos consejos, al final del día todavía tendrás fuerzas para ayudarle a tu hijo a soplar las velas de la tarta de cumpleaños y desear que el año que viene vuelvas a preparar una fiesta tan divertida y fácil como ésta.

Leave a Reply