¿Andas de prisa? Los cacahuates y la crema de cacahuate son tus aliados para tener un día lleno de energía

0
233

Se sabe que las personas que andan de prisa generalmente están muy estresadas y, al no darse el tiempo de manejar el estrés, tienen una mayor predilección por alimentos dulces y con menor calidad nutrimental que aquellos que logran encontrar maneras adecuadas de manejar el estrés, como hacer actividad física, meditar, ir a terapia, escribir o practicar técnicas para estar en el presente (mindfullness)[1] [2].

El problema de elegir este tipo de alimentos dulces es que generalmente son muy ricos en azúcares simples que, al consumirse en exceso, provocan un incremento muy rápido de la glucosa en sangre que es muy difícil de manejar por el organismo y con el tiempo va agotando la función del páncreas y se aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2. Además, estos incrementos rápidos de la glucemia provocan cierta hiperactividad que cambia rápidamente a fatiga, mal humor, ansiedad por más alimentos azucarados, y hambre, convirtiéndose en un círculo vicioso de estrés, hiperactividad, culpa, agotamiento y consumo excesivo de cafeína y azúcar del que es muy difícil desprenderse[3] [4].

Por ello, además de ser importante buscar maneras efectivas de manejar el estrés, es fundamental encontrar alimentos de bajo índice glucémico (muy bajos en azúcares simples) que nos ayuden a mantener la glucemia bajo control, a cuidar nuestro páncreas y que además nos den saciedad por varias horas para poder disminuir el consumo de otros alimentos menos saludables. La buena noticia es que existen dos alternativas que cumplen estas características y que además nos encantan; se trata de los cacahuates y la crema de cacahuate, que al tener un índice glucémico muy bajo (IG=15), son muy ricos en grasas saludables y proteína que nos dan saciedad por varias horas, así como en antioxidantes potentes y minerales como el resveratrol, vitamina E, selenio, magnesio, calcio y potasio que son muy necesarios para el correcto metabolismo de la glucosa y de todo nuestro organismo de manera integral. Consumir cacahuates o crema de cacahuate en el desayuno o en algún momento del día ha demostrado mantener controlados los niveles de glucosa en sangre durante todo el día (inclusive cuando se consumen con alimentos ricos en carbohidratos), mantener constante la energía durante el ejercicio, y también ayudar a disminuir el consumo de alimentos menos saludables, en comparación con las personas que no los consumen[5] [6] [7] [8] [9].

Todo ello se une a los beneficios que nos brindan los cacahuates y la crema de cacahuate y que ya son bien conocidos[10], como son sus efectos en la disminución del colesterol LDL (de baja densidad o malo), de la presión arterial y del mantenimiento del peso corporal[11], entre otros, y que se mantienen en cualquier producto que los contenga sin importar su proceso[12] [13].

Así es que, aunque andes de prisa, no dudes en iniciar tu día con energía, pero con esa energía que te hará sentir muy bien y que te ayudará a tomar mejores decisiones y a manejar el estrés: consume diariamente cacahuates o crema de cacahuate y sentirás la diferencia.

Esther Schiffman Selechnik Nutrióloga


[1] Errisuriz VL, Pasch KE, Perry CL. Perceived stress and dietary choices: The moderating role of stress management. Eat Behav. 2016;22:211–216.

[2] Sinha R, Gu P, Hart R, Guarnaccia JB. Food craving, cortisol and ghrelin responses in modeling highly palatable snack intake in the laboratory. Physiol Behav. 2019;208:112563.

[3] Klatzkin RR, Gaffney S, Cyrus K, Bigus E, Brownley KA. Stress-induced eating in women with binge-eating disorder and obesity. Biol Psychol. 2018;131:96‐106.

[4] El Ansari W, Adetunji H, Oskrochi R. Food and mental health: relationship between food and perceived stress and depressive symptoms among university students in the United Kingdom. Cent Eur J Public Health. 2014;22(2):90‐97.

[5] Devitt AA, Kuevi A, Coelho SB, et al. Appetitive and Dietary Effects of Consuming an Energy-Dense Food (Peanuts) with or between Meals by Snackers and Nonsnackers. J Nutr Metab. 2011;2011:928352.

[6] Tan WSK, Tan WJK, Ponnalagu SD, et al. The glycaemic index and insulinaemic index of commercially available breakfast and snack foods in an Asian population. Br J Nutr. 2018;119(10):1151‐1156.

[7] Sacheck JM, Rasmussen HM, Hall MM, Kafka T, Blumberg JB, Economos CD. The association between pregame snacks and exercise intensity, stress, and fatigue in children. Pediatr Exerc Sci. 2014;26(2):159‐167.

[8] Barbour JA, Stojanovski E, Moran LJ, Howe PRC, Coates AM. The addition of peanuts to habitual diets is associated with lower consumption of savory non-core snacks by men and sweet non-core snacks by women. Nutr Res. 2017;41:65‐72.

[9] Barbour JA, Howe PR, Buckley JD, Wright GC, Bryan J, Coates AM. Lower energy intake following consumption of Hi-oleic and regular peanuts compared with iso-energetic consumption of potato crisps. Appetite. 2014;82:124‐130.

[10] Rusu ME, Mocan A, Ferreira ICFR, Popa DS. Health Benefits of Nut Consumption in Middle-Aged and Elderly Population. Antioxidants (Basel). 2019;8(8):302.

[11] Alper CM, Mattes RD. Effects of chronic peanut consumption on energy balance and hedonics. Int J Obes Relat Metab Disord. 2002;26(8):1129‐1137.

[12] McKiernan F, Lokko P, Kuevi A, et al. Effects of peanut processing on body weight and fasting plasma lipids. Br J Nutr. 2010;104(3):418‐426.

[13] Pallavi BV, Chetana R, Reddy SY. Processing, physico-chemical, sensory and nutritional evaluation of protein, mineral and vitamin enriched peanut chikki – an Indian traditional sweet. J Food Sci Technol. 2014;51(1):158‐162.

Deja un comentario