Características necesarias para ser el mejor maestro

0
285

Dar clases y transmitir conocimiento en cualquier asignatura requiere de ciertas habilidades; pero, ¿por qué son importantes y cuáles son las características necesarias para ser el mejor maestro?

Es importante que los alumnos y profesores tengan una buena relación entre sí. A esto se le denomina “rapport”, que es “la relación que los alumnos tienen con los maestros y viceversa… una clase en la que existe una relación positiva, agradable y respetuosa entre el profesor y los alumnos y entre los propios alumnos”, según Jeremy Harmer, autor de La práctica de la enseñanza (2007).

Para que un maestro logre construir una relación con los estudiantes de manera más rápida y eficaz, El British Council propone lo siguiente:
• Aprenderse los nombres de todos en la clase: se recomienda pedir a los alumnos que se presenten diciendo un adjetivo positivo que comience con la primera letra de su primer nombre, más su nombre. Luego, el siguiente alumno repite el nombre del alumno anterior y así sucesivamente.

• Mostrar interés por las vidas de los alumnos fuera del aula: con frecuencia hacer preguntas más personales a los estudiantes, por ejemplo: ¿cómo estuvo hoy tu día? o ¿qué hiciste el fin de semana? Dedícale a esta actividad cinco minutos al comienzo de cada lección; tener una conversación con preguntas guiadas puede ayudar a que los alumnos se sientan cómodos y les da la oportunidad de aprender más, tanto sobre los demás como del profesor.
• Hacer contacto visual con los alumnos: agacharse al nivel de los estudiantes sentados para hablar con ellos significa que el maestro es menos abrumador y los mira con respeto y empatía.

• Al comienzo de un curso, pedir que todos se presenten: esta dinámica es una excelente manera para que los alumnos practiquen sus habilidades para hablar y se conozcan entre ellos, mientras que le permiten al profesor evaluar la manera de expresar sus ideas y formular oraciones concretas.

• Permitir que los alumnos hagan preguntas al maestro sobre su vida y experiencia de enseñanza: para hacer la clase más dinámica, puede mostrar imágenes o dar datos que representen partes de su vida, por ejemplo: fotos de países en los que ha trabajado o vivido, o de su comida favorita o que pueda cocinar, número de hermanos, gustos musicales, etcétera.

• Variar las actividades para aumentar la energía y la motivación en el aula: por ejemplo, los estudiantes adultos pueden sentirse cansados y ansiosos después de un largo día en el trabajo y el tráfico. Una actividad simple y divertida, como un juego de vocabulario competitivo, puede hacer una gran diferencia al comienzo de una lección.

• Elogiar a los estudiantes tanto como sea posible: un refuerzo positivo y mostrar un poco de emoción, aumentan los niveles de motivación. Jill Hadfield dijo en Classroom Dynamics (1993), libro editado por Oxford University Press, que “una atmósfera grupal positiva puede tener un efecto beneficioso en la moral, la motivación y la autoimagen de los estudiantes, y por lo tanto, afectar significativamente su aprendizaje”.

Para cada asignatura se requieren diferentes habilidades por parte de los profesores; por ejemplo, cuando se trata de enseñar un idioma nuevo, la labor docente significa un gran reto pues en este caso el rol del maestro juega un papel clave para que el alumno pueda desarrollar oportunidades futuras a nivel personal y profesional.
Cath McLellan, profesora de adultos, niños y jóvenes del British Council en Barcelona (España), asegura que un buen profesor de inglés es alguien que sabe hacer su trabajo. “Saber hablar inglés no es lo mismo que saber enseñarlo. Un educador de inglés debería tener sólidos conocimientos de gramática y vocabulario y ser capaz de resolver las dudas de sus alumnos, igualmente debería conocer a profundidad distintas metodologías y enfoques docentes”, afirma.
Un buen maestro es el resultado de una combinación de cualidades, que requiere de una gran vocación por transmitir conocimiento y ver resultados positivos en sus estudiantes. Si te dedicas a la docencia, sea o no dentro del campo de los idiomas, te invitamos a seguir las recomendaciones del British Council México para crecer junto con tus alumnos en el aula.

Deja un comentario