ViajesVida y Estilo

Descubre este espectáculo de murciélagos en Santiago, Nuevo León

Situada apenas a 36 kilómetros al sur de Monterrey, específicamente en el Pueblo Mágico de Santiago, se encuentra la Cueva de los Murciélagos, uno de los sitios de naturaleza más enigmáticos e increíbles de México.

Se trata de un gran boquete en la montaña que da la sensación de ser una puerta de dimensiones gigantescas. Aunque su nombre original es la Cueva de la Boca, todos los habitantes de la región la conocen como la Cueva de los Murciélagos, que alberga alrededor de cinco millones de estos mamíferos y alrededor de ocho especies diferentes, que sin lugar a dudas ayudan a mantener el equilibrio del ecosistema y  evitando plagas en la agricultura de la región.

Anteriormente era una mina en donde se extraían diversos minerales y actualmente tiene la categoría de Santuario Biológico y se encuentra resguardado y protegido, ya que es uno de los refugios más importantes del continente para este mamífero tan importante en el equilibrio del medio ambiente.

Una de las formas de disfrutar este santuario es a través del mirador que se encuentra justo en frente de la entrada principal, desde ahí entre las 4 y 6 de la tarde se puede presenciar la nube negra de murciélagos que salen a la caza de insectos.

Debajo del mirador se encuentran diversos murales dedicados a los murciélagos, y ahí mismo es donde nace el Río San Juan, un espacio ideal para senderistas y para todas aquellas personas que buscan alejarse de las urbes para contactar con la naturaleza. 

Aprovecha tu visita a la Cueva de los Murciélagos y visita el Pueblo Mágico de Santiago, descubre su increíble magia a través de su arquitectura, gastronomía, historia y naturaleza. No dudes en visitar la Cascada Cola de Caballo, el Cañón de Matacanes o el Centro, te aseguramos que te va a encantar.

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Discover more from Style by ShockVisual

Subscribe now to keep reading and get access to the full archive.

Continue reading