El 88% de los jóvenes en aislamiento desean trabajar y estudiar

0
207
  • El fácil acceso a las drogas y la falta de oportunidades afecta la transición sana de la niñez hacia la juventud.
  • La reinserción social no solo es posible sino también exitosa: Fundación Reintegra

El fenómeno de jóvenes en conflicto con la ley en México se ha convertido en una invitación a reflexionar en torno a los temas que deberían ser prioritarios en la agenda pública de México porque si atendemos el problema de raíz podremos determinar las causas y las posibles soluciones.

Existen condiciones de vulnerabilidad que precedieron a los actos delictivos en adolescentes, de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el 68% de los jóvenes en conflicto con la ley afirmaron que previo a la privación de la libertad consumían alcohol y diversos estupefacientes; el 60% reconoció que uno de sus familiares habían estado en prisión, por lo que estas variables devienen de los contextos sociales en los que los niños crecen, no de factores biológicos.1

La violencia no es un suceso aleatorio sino que nace y se incuba dentro de una cultura de situaciones familiares, sociales, económicas y políticas envueltas dentro un sector social que normaliza el conflicto. El fácil acceso a las drogas y la falta de oportunidades promueve un contexto poco propicio para la transición de la niñez hacia la juventud y a la vida adulta.

En Fundación Reintegra creemos que la prevención del delito y la reinserción social son exitosas, 35 años de labor y 96% de tasa de éxito respaldan esta afirmación. La mejor manera de lograrlo no es con la aplicación de un modelo universal sino la de la creación de un modelo individualizado en el que se tome en consideración el contexto en el que se desarrolló el joven, a su familia así como sus deseos y aspiraciones.

“Es probable que un adolescente que pasa por situaciones como la violencia familiar, falta de comunicación con sus tutores y sus profesores; expuesto a un contexto de violencia callejera, acceso a estupefacientes, sea vulnerable a conductas de riesgo y a una crisis con su sistema de relaciones que derivará en muchas ocasiones en conflictos con la ley” comentó Rafael López, Director de Operaciones de Fundación Reintegra.

De acuerdo, con la             CNDH el 88% de los jóvenes en conflicto con la ley que se encuentran en aislamiento desean salir para trabajar, estudiar y estar con su familia1. Es momento de juzgar menos y romper con los estigmas que rodean a la población juvenil que se encuentra en conflicto con la ley. Durante años se han considerado el problema cuando en realidad son parte de la solución, si coordinamos esfuerzos los beneficios de la disminución de la violencia en México nos impactará a todos.

Deja un comentario