Estos son los retos y tendencias postcovid de la industria del vino

0
289

·       La pandemia ha creado nuevos consumidores que buscan gratificación en casa y consumo de sabores mexicanos y diferentes.

·       D-Vino, primer vino envasado en Tetrapak de 330 mililitros, abandera las necesidades de las nuevas generaciones de consumidores de vino en el país.

La industria del vino no ha sido ajena a las consecuencias de la emergencia sanitaria mundial ni al momento económico que viven desde familias hasta países completos: al frenar el mercado restaurantero y el turismo, el vino también absorbió ese impacto.

Sin embargo, también es un hecho que se han descubierto oportunidades para este sector: nuevos canales de venta, tendencias hacia el consumo local, otras formas de comunicación, convivencia y enseñanza entre marcas y consumidores, e incluso nuevas tendencias de envasado.

“Identificamos la necesidad de conectarnos con nuestros consumidores de maneras distintas. Esta innovación la hemos trasladado a nuestros canales digitales, a nuestras etiquetas y a nuestros productos, como sucede con D-Vino, una marca que ahora abandera la campaña ‘Menos expertos, Más experiencias’”, dijo Christian Girón, Marketing Manager de Bebidas con Alcohol de la mexicana Valle Redondo.

D-Vino cuenta con una de las presentaciones más singulares del mercado: vino tinto y rosé envasado en Tetra Pak de 330 ml, lo que lo convierte en uno de los más portables no solo de México, sino del mundo. Un reflejo de las necesidades del consumidor de vino de esta nueva era: higiene, practicidad, movilidad y responsabilidad ambiental.

Entre los nuevos retos que han marcado la pauta de la industria vitivinícola en el país, Girón destaca algunos que son determinantes para que las marcas logren adaptarse a la era postcovid:

NUEVOS CANALES DE VENTA

“Con el cierre de restaurantes y algunos otros puntos de venta, la adaptación comercial ha sido fundamental para las empresas. En ese sentido, no solo es importante subirse a los e-commerce de las principales cadenas de autoservicio o marketplaces, sino también implementar o mejorar una plataforma propia que abone a la disponibilidad de los productos y a la entrega segura para los clientes”, dice Girón.

Un estudio reciente de la firma Visa destaca que, en Latinoamérica, 1 de cada 5 compradores digitales fue nuevo usuario del e-Commerce durante el confinamiento. Esto representó 13 millones de nuevos compradores por la vía del comercio electrónico.

HIGIENE Y MANEJO DE RECURSOS

“La nueva realidad también supone un cambio en la forma de consumir. Muchos de nuestros clientes optan por presentaciones como D-Vino, no sólo por lo práctico que resulta, sino también porque se trata de una presentación muy limpia y unipersonal, que no conlleva compartir una botella en espacios abiertos, por ejemplo”, asegura Girón.

El manejo de residuos, agrega el experto, es una problemática sobre la que se ha tomado mayor consciencia durante este año, por lo que contar con un producto en un envase que se desecha y se recicla de forma mucho más sencilla, tiene el potencial de atraer a ese consumidor cada vez más comprometido con el medio ambiente.

ATRACCIÓN DE NUEVOS MERCADOS

“Si bien nos hemos distanciado físicamente en muchos puntos de venta, como restaurantes o bares, el vino sigue siendo una gratificación importante para los aficionados de la bebida y también un universo por descubrir para quienes no lo son, rompiendo paradigmas y prejuicios con este nuevo producto tal como lo hacen nuestras nuevas generaciones”, dice Christian Girón.

Empresas como Valle Redondo han apostado por nuevas experiencias digitales relacionadas con la enseñanza sobre el mundo del vino a través de webinnars o de transmisiones en vivo.

Uno de sus valiosos ejemplos es la campaña “Menos Expertos, Más Experiencias”, pensada para canales digitales, la cual busca el acercamiento con la generación Millennial, así como con generaciones de padres de familia jóvenes y personas solteras que buscan marcas de consumo muy alineadas con un estilo de vida más dinámico, sustentable y con presencia en los entornos y plataformas que ellos frecuentan, ofreciéndoles ahora una nueva forma de experimentar el vino y de que el vino sea un acompañante en todas sus experiencias de una manera más práctica”.

Deja un comentario