CocinaVida y Estilo

Hay productos que no pueden faltar en tu cocina y para todo moento; cubiertos y contenedores Ekco®

Ekco® sabe lo importante que es para ti almacenar tus comidas y llevarlas contigo en tu día a día sin perder los sabores y la frescura de ellas, ya sea en la casa, la oficina, la escuela, en el entrenamiento o en cualquier otro momento. Por eso quiere llevar contigo el momento a otro nivel con sus contenedores:

  • Set de Herméticos Apilables Ekco: Ideales para usar en microondas, ya que su diseño incluye una salida de aire que evita que el plástico haga vacío y se deforme por las altas temperaturas. Son perfectos para reservar, calentar, guardar. Aptos para alimentos sólidos y líquidos
  • Herméticos Ekco Freshevry day: Apto para refrigerador y microondas, usándolos evitas usar plásticos desechables para transportar o almacenar alimentos. Cuenta con cierre hermético para mantener los alimentos libres de virus y bacterias. Calidad acompañando tu almacenamiento.

Pero no solo queremos que los lleves contigo en tu día a día, para Ekco® es muy importante acompañarte en la mesa de tu hogar en todo momento y formar parte del desayuno, la comida y la cena con la familia y amigos por ello presenta el lanzamiento de una línea de cubiertos más completa, los cuales te ayudará a montar una mesa única, ya sea colorida o sobría, ya que hay disponibles con mangos de plástico de colores variados y cabezal de acero, mango de madera con cabezal de acero inoxidables y juegos con piezas hechas totalmente de acero inoxidable con un rack para mantenerlos ordenado y siempre disponibles en la mesa.

Entra a la página www.lavasconia.com y encuentra el lanzamiento de contenedores de 800 ml, 1.1 L, 2.7 L y 2.7 L. Así como las variedades de cubiertos en https://www.lavasconia.com/cubiertos a un precio muy accesible.

Para todo momento Ekco®.

author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar