LA MUJER DE TUS SUEÑOS INSTRUCCIONES PARA ENAMORARLA (FABIO FUSARO Y BOBBY VENTURA) – La espía que me amó

Yo trabajaba en una multinacional y un día, cuando éramos un país, vino de visita el presidente mundial de la empresa. Un yanqui que medía como tres metros. Nuestra oficina estaba haciendo las cosas muy bien y comenzaban a crecer vertiginosamente, pero había perdido unas cuantas licitaciones; le preguntaron al tipo cómo hacer para no perder más.
El yanqui dijo algo que hasta ese momento nadie había tenido en cuenta: -Si quieren ganar, hay dos formas. Una es aplicar la filosofía de empresa y ganar o morir dignamente. La otra es coimear, sí, pero teniendo un espía adentro de la compañía que se juegue por vos y te tire el dato cierto. Porque coimear, van a coimear todos, pero uno solo es el que puede ganar.
Te estarás diciendo “¿Y yo pagué por este libro para que estos gansos me vengan a decir que para levantarme a mi cuchi cuchi amada tengo que tener una amiga que sea amiga de ella y le hable bien de mí?”
¡No te sientas mal, tontito!
Sí, todos tenemos una amiga buchona, pero por lo general la usamos mal. Normalmente le pedimos que le hable bien de nosotros a la chiquilla en cuestión; que le resalte nuestras dotes de galán irresistible, nuestros atributos intelectuales…
Paparuladas. Porque cuando la limosna es grande, hasta el santo desconfía. Para las minas somos simples trofeos de caza, como esas cabezas de leopardo que cuelgan de las paredes de las casas de los millonarios de las películas. Entonces la reina, ante la oferta de la buchona, piensa: “Si es tan copado, ¿por qué no te lo enganchás vos que me lo venís a querer endosar a mí? Y si la buchona está ocupada con otro tipo, piensa algo parecido: “Si es tan genial, ¿qué hace que no está saliendo con nadie?”. ¿O vos no pensás lo mismo cuando te quieren presentar a alguien que no pediste y te dicen que está buena?
Entonces la buchona explica que badabim dababam. Patrañas.
Vos agarrás a tu amiga y le pedías que le diga a tu pretendida que estás muerto por ella.
Nada más. Poca data. Que le diga lo menos posible de vos.
Y te pasás unos días sin siquiera mirar a tu pretendida. Unos días, una semanita, dos semanitas.
¿Qué pensás que va a suceder?
Exacto. La diosa va a empezar a preguntar por vos. Las mujeres son mil veces más curiosas que nosotros y no soportan quedarse con las dudas.
Virginia era una de las chicas más hermosas de un pub en donde pasamos nuestras horas de ocio nocturno aquel verano. Morocha salvaje, lomazo, ojos castaños muy claros, lomazo, diseño de vestuario impecablemente cool y sexy, lomazo. Gracias a Dios, era parte del grupete de amigas de la negrita Gabriela. La Negrita, adorable ser, tenía el privilegio de ser la única integrante femenina de nuestro clan. Había otras, pero no eran parte del clan.
Definido que Gabriela era amiguchi de Virginia, le di la comanda habitual: “Negra, andá y decile que me gusta mucho y llevala mañana o pasado a la quinta”.
La Negrita, como siempre, cumplió. Primera señal: el sábado la chiquilla vino a la quinta.
Gracias a las artes de la Negra y de alguna otra señorita amiga, el lugar estaba siempre lleno de minitas (y, por supuesto, de buitres; pero eran mis amigos, así que todo bien). Para mi, Virginia era la más linda de la fecha, pero encontró que había competencia. El tema es que estuve con otras hasta las siete de la tarde, hora en que se me acercó la Negra a recordarme que era yo quien había pedido que la llevara a la chica. Segunda señal: evidentemente, ella le había dicho algo a la Negra.
Entonces, media hora más tarde me metí a la pileta, en donde por casualidad, estaba Virginia. Acercamiento casual. Charla casual. No recuerdo cómo, al caer la noche estábamos en mi dormitorio. Después te cuento como termina (porque no termina como te imaginás) así no nos desviamos del tema.
O sea que vas y te conseguís una amiga, pero como Gabriela.
Primero: que te conozca. La mentira tiene patas cortas.
Segundo: que le caiga bien a las otras minas. Algo no tan simple como parece. La Negra ha llegado a aplicar el sistema con minas que no conocía. En algunas ocasiones yo le decía: “Negri, la rubia aquella, la que está al lado de la colorada”. A los quince minutos a más tardar, Negri aparecía sonriente con la minita de la mano y me la entregaba.
Tercero: que sea inteligente. Tiene que saber qué hablar y qué callar. Solo debe decirle a la chica que te encanta, y deslizar algún que otro pequeño dato acerca de vos, suficiente como para despertar la curiosidad. Nada más.
Cuarto: tiene que ser amiga de posta. Que no se vaya a andar enamorando de vos y que no te habilite porque le gustás y por lo menos así te tiene controlado. Silvina se lo hizo a Honorio y al final lo enganchó. Y el muy badulaque pensaba que había sido algo que había surgido después. ¡La pistola! Silvina siempre supo que lo quería para ella. Pero hasta que él no le diera pelota, otra no le quedaba. Claro: le duró lo que un pedo en una canasta, porque por algo no se había enganchado con ella de una. Ni de una, ni de dos, ni de tres. Se había enganchado de última.
No. Las cosas claras. ¿Somos amigos? Lo hacés de onda. En todo caso, yo te habilito pibitos a vos. Pero en especias no pago.
A veces, esta gran amiga es la novia de un amigo tuyo. En el noventa y cinco por ciento de los casos, de uno de tus mejores amigos.
Eso tiene sus ventajas y sus desventajas.
Como ventaja se encuentra principalmente que, como no quiere que le andes llevando al novio de cabaret en cabaret, te habilita todo el tiempo. Y eso quizá no te reporte muchas novias, pero sí incremente tu vida sexual. La novia de tu amigo te conoce y no te hace perder el tiempo con bagayitos o incompatibilidad de caracteres. Claro que está la excepción a la regla: Vicky Vale, la novia del Tacha, me presentó dos veces a la misma minita, sin reparar que la primera había sido un fracaso.
La desventaja es cuando la novia de tu amigo termina enamorándose de vos. Como le pasó a Diego con Lali.
Como en miles de historias de este tipo, Lali, Perico y Diego pasaban mucho tiempo juntos. Lali está bien buena y es macanuda. Diego es fachero, muy inteligente y muy divertido. Y el Perico tiene que agradecer que, además es bueno y leal, porque Lali le pegó un apure de Padre y Señor Nuestro. Si era otro, todavía la tiene abotonada encima.
La cosa, que había empezado con unos chistes en doble sentido que Diego creyó inocentes, se precipitó un domingo a la tarde. Estaban una vez más en la casa de ella viendo una peli en video. En un momento determinado, el Perico se levantó de la colchoneta en donde los tres tenían depositados sus cuerpos, y rumbeó para la cocina en busca de la merienda. Ni bien el chico salió del play room, Lali se le lanzó a Diego y le ganó la boca apasionadamente. El beso se prolongó hasta que Diego salió de su asombro y comenzaron a revolcarse por el piso como dos cowboys que se están peleando. Ella, convencida de que se trataba de un arrebato, peleaba por seguir con su lengua dentro de la boca de él y él peleaba por quitársela de encima a ella. Finalmente logró separarla. “No aguanto más” fue la explicación de Lali. Y contraatacó: “¿A vos no te pasa lo mismo?”. Escucharon los pasos del Perico y todo volvió a como estaba antes del catch as catch can. Ella tuvo que esperar unos días para saber si Diego sentía el mismo calor interno irrefrenable. Se encontraron a solas en un lugar neutral, y como Lali no era la primera novia de un amigo que lo apuraba, Diego tenía una salida: “Se lo decís vos o se lo digo yo”, le preguntó y le dio una semana de plazo para pensarlo. A la semana ella cortó con el Perico y nunca más la vimos por el grupo.
Las novias de los amigos a veces se enamoran de vos. Lo que tenés que pensar si te pasa, es si tu amigo es verdaderamente amigo. Y vas a saber qué hacer con ella.
Ahora permítaseme este público reconocimiento a mi amiga Gabriela, a quien espero haber compensado con creces el cumplimiento de su deber y su gallardía en acción, con lo de Damián.
Y para el final, lo prometido.
Volvamos a la quinta. Estábamos con Virginia en la cama. Los dos vestidos solo en mallita. La conversación estaba increíble. Habíamos conectado totalmente. De repente, me golpean la puerta del dormitorio. Era Diego, que venía a avisarme que se iban todos y que nos encontrábamos después en el pub. O sea, buscaron dejarnos a solas. Pero realmente estábamos disfrutando de nuestra conexión y yo creí que lanzar un “Y ahora, ¿por qué no me ganás la boca, chiquilla?” no daba. A eso de la una, nos cambiamos y nos fuimos al pub. Llegamos y ella se fue con sus amigas y yo con los míos. A los cuarenta y tres segundos, viene la Negra y me increpa: “¿Qué le hiciste a mi amiga?” Silencio entre los hombres. Sigue: “¿Qué le hiciste, que está muerta con vos?… Está totalmente enamorada; le encantó la charla y que no la hayas avanzado como cualquier perejil hubiera hecho… ¡Ni siquiera la besaste!”
A los veintisiete segundos viene Virginia y me dice: “¿Vamos un segundito a tu auto, que quiero hablar con vos?” Ni bien cerré la puerta del carro me comió la boca. Después sí, dormimos muy juntos.
Como veremos, las estrategias se potencian cuando son inteligentemente combinadas. En este caso, la amiga que habilita y un buen “timming” (capítulo 25) dieron como resultado un éxito rotundo.

Yesica Floreshttp://www.elblogdeyes.com
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Deja un comentario

Novedades

LEVI’S x DISNEY, COLECCIÓN INSPIRADA EN MICKEY Y AMIGOS

Celebrando el mantenerse conectado Levi's® lanza una colección vibrante y colorida inspirada en Mickey Mouse...

Coach Presenta “Coach It Forward”

Coach presenta "Coach It Forward", campaña publicitaria global para la colección Spring 2021. Centrándose en el poder de la positividad, la acción...

Los títulos más vistos en el 2020 en DIRECTV GO

Drama y aventura fueron los dos géneros preferidos por los usuarios El 2020 terminó,...

HBO// El segundo episodio de BEFOREIGNERS, SE ESTRENA EL DOMINGO 17 DE ENERO

El segundo episodio de BEFOREIGNERS, la primera producción original noruega de HBO Europe se estrenará en América Latina el domingo 17 de...

AMC presenta “The Collapse”: cuando se desafían los principios morales de una sociedad

Si el mundo colapsara mañana, ¿qué sería de la sociedad y de la realidad como la conocemos hoy? ¿Ese colapso sería el...