Meister Chronoscope Terrassenbau el reloj del centenario

0
642

Un reflejo de nuestra historia: con motivo del centenario de una de las obras arquitectónicas de Philipp Jakob Manz, Junghans presenta el Meister Chronoscope Terrassenbau de edición limitada.

El edificio de terrazas de Schramberg es uno de los edificios industriales más espectaculares del mundo construido sobre una ladera. A principios del siglo XX, Junghans era el mayor fabricante de relojes del mundo: la demanda de relojes Junghans era tan grande que hizo necesario aumentar el número de puestos de trabajo en el estrecho valle de Schramberg, cuya superficie estaba ya prácticamente construida en su totalidad. El edificio de terrazas de nueve plantas se construyó directamente sobre la ladera en menos de dos años. Y así, desde 1918, todos los relojeros pudie-ron aprovechar la luz directa del sol en sus puestos de trabajo. El edificio fue durante décadas el corazón de la fábrica de relojes Junghans. Sobre todo en la época de oro de la mecánica, en los años 50 y 60, en Schramberg se crearon numerosos calibres. La fabricación de los componentes se realizaba en los edificios ubicados al frente del complejo y el montaje de calibres y relojes en el edificio de terrazas. El piso superior se utilizaba para los trabajos para los que los relojeros requerían la máxima concentración, tiempo y dedicación: el montaje y regulación de los relojes. En 2018, este monumento de la arquitectura industrial celebra su centenario; los 100 años de historia de la arquitectura se celebran con un reloj muy especial, el Meister Chronoscope Terras-senbau de edición limitada.

El Meister Chronoscope Terrassenbau, limitado a 100 unidades, tiene una caja de oro de 18 kt. Las escaleras del edificio, que se conservan en beige y blanco, han servido de inspiración para diseñar la esfera de color champán con tres totalizadores en tono plateado mate.

La variante en acero de esta edición limitada a 1000 relojes tiene una esfera plateada mate.

Ambos modelos tienen elementos característicos del monumento histórico de Schramberg en sus diseños: la minutería representa el diseño original de los ornamentos de greca de las paredes del edificio de terrazas. El verde oscuro de la correa de cocodrilo del reloj del centenario representa el color de los azulejos de las paredes y la caja nos permite la visión directa del arquitectónico mecanismo: un grabado del edificio de terrazas.

El Meister Chronoscope Terrassenbau: un reloj maestro como homenaje a una obra maestra de la arquitectura.

La línea Junghans Meister: inspiración basada en la tradición
Meister: una etiqueta que en Junghans abarca toda una línea de relojes. La esfera de diseño cur-vado y de proporciones armónicas acuña la línea Meister desde los años 30 y está equipada con los mejores mecanismos de la casa. En los años 50, los diseñadores de relojes se enfrentaron al reto de reducir el volumen de los relojes y a pesar de que los mecanismos eran relativamente gruesos, lograron diseñar relojes de filigrana. Gracias a los cristales de plexiglás y a las esferas muy curvadas, así como a las finísimas cajas, los relojes adquirieron un aspecto novedoso, ele-gante y atractivo. Además, por aquel entonces, en Junghans se crearon numerosos calibres mecánicos, como el calibre de reloj J83, que está entre los mecanismos más finos fabricados en Ale-mania. Con la elegancia de sus históricos predecesores, el diseño de la línea Meister sigue sor-prendiendo hoy en día. Estos modelos son un homenaje a la filosofía del diseño y a la precisión técnica de aquellos años. Una técnica moderna, unas proporciones fascinantes y un elegante tra-zado de líneas siguen siendo las características atemporales de estos clásicos de Junghans.

Deja un comentario