Nestlé Nutrición impulsa el desarrollo integral de los bebés a través de una buena alimentación

0
270

Los primeros 1,000 días de vida son decisivos para el desarrollo físico y mental de los niños, y uno de los factores determinantes para que éste se dé de la mejor manera, es la alimentación. Adicional a ella, existen otros factores claves para lograr un desarrollo integral en el pequeño: estimulación y amor.

Estos tres elementos son importantes desde el embarazo hasta los primeros 5 años de vida, ya que es el momento en el que los pequeños se programan genéticamente, presentan el crecimiento más acelerado de su vida y se logra la maduración de sus órganos.

Existen puntos claves de la alimentación que deben tomarse en cuenta para apoyar el óptimo desarrollo del bebé:
• En el embarazo los requerimientos de vitaminas y minerales incrementan hasta en un 80%, por lo que se sugiere el consumo de suplementos ricos en nutrimentos como: hierro, ácido fólico y calcio.
• En los primeros 6 meses de vida, los bebés deben ser alimentados con lactancia materna exclusiva. En caso de que las madres no pueden lactar, existen sustitutos a la leche materna con los que pueden nutrir a los bebés y con los cuales se busca evitar el consumo de alimentos inadecuados como leche de vaca o atoles, que pueden alterar la salud del pequeño.
• La siguiente etapa de crecimiento del bebé es la alimentación complementaria (6 a 12 meses), durante este periodo los pequeños pueden presentar deficiencia de nutrimentos como el hierro; para ello, es recomendable alimentarlos con cereales infantiles fortificados con dicho mineral, mismos que favorecerán el desarrollo físico y mental. Estos son muy importantes en la alimentación de los bebés ya que incentivan la masticación y el habla a través de las texturas que presentan; asimismo, en este periodo, las papillas de frutas y verduras sin sodio ni azúcar añadida son una excelente opción para fomentar los hábitos saludables desde edad temprana.
• A partir del primer año de vida, los niños empiezan a explorar su mundo, por ello, necesitan no solo tener sus defensas fuertes si no un desarrollo mental óptimo. De esta manera, el consumo de alimentos lácteos fortificados con inmunonutrientes y DHA son una alternativa, ya que protegen su sistema inmunológico y a partir de ello, los pequeños exploran mientras aprenden libremente.

Por ello, Nestlé Nutrición reafirma su compromiso con la alimentación materno-infantil, atendiendo las necesidades en cada etapa y así, ayudar a formar generaciones de niños más sanos a través de: I) Investigación científica centrada en nutrición materno-infantil y composición de leche humana; II) Educación a padres sobre nutrición y desarrollo en los primeros 1,000 días de vida y III) Desarrollo de productos que respondan a las necesidades de salud pública y nutrición.

¨Buscamos que nuestros productos cubran los requerimientos nutricionales en cada etapa y al mismo tiempo, contribuyen a la motricidad, estimulación y desarrollo oral de los niños¨ comentó Javier Luna, Director de Asuntos Médicos y Científicos de Nestlé Nutrición México. “Con el amor y la atención de los padres al momento de alimentar a su pequeño, se cierra el círculo para lograr un desarrollo integral óptimo” agregó.

Con el programa educativo Comienzo Sano, Vida Sana, Nestlé busca ser un acompañamiento para los padres de familia al brindar información sobre nutrición basada en ciencia e invita a los papás a registrarse en el programa: www.comienzosano.nestle.com.mx/.

Deja un comentario