Nueva colección: Mosaicos del Tiempo de Oscar Figeroa

0
507


La inspiración

Hay diseñadores y orfebres que hacen de la joyería una forma de ganarse la vida, Aprenden un oficio ancestral y con sus manos hacen unos objetos que han estado aquí desde tiempos inmemoriales. Y con ellos pueden construir una marca. Aquí esta el caso de Oscar Figueroa.
Oscar demuestra la creación de objetos híbridos entre el objeto tradicional y la tecnología, y con un papel importante del diseño en las fases de conceptualización y desarrollo.

Esta es una nueva colección de inspiración ancestral en la propuesta, que incluso remite a un origen y a unos materiales concretos, eso es lo que busca esta nueva sociedad, productos con poesía.

Las mascaras de los dioses, de los emperadores, los poderosos gobernantes mayas dominantes de una época culturalmente maravillosa son la fuente y el origen.
Mascaras fragmentadas, craqueladas por el tiempo, mosaicos de piedras colocadas con armónica belleza, esculturas que escondían el poder, la magia y la eternidad.

Las piezas:
Jugando con las raíces culturales locales, se pueden pensar en mercados más amplios o bien incorporando valores y conocimientos externos, se pueden satisfacer los mercados más próximos. Oscar Figueroa también representa acertadamente estas teorías de mercado y sabe muy bien como embellecer a sus futuras clientas.
La nueva artesanía es aquella en donde la función del diseño se expresa en el inicio de la obra, y la función del artesano al final, cuando da al producto el toque humano y pone unos límites a la supuesta perfección del producto industrial .

Así Oscar diseña una colección de joyas facetadas, un final cosmopolita y moderno de su nueva inspiración.

Y todo esto sin perder de vista los valores de la marca Oscar Figueroa. Joyas grandes de volúmenes compactos, composiciones sólidas de pesada decoración y genuinamente escultóricas que su dominio del oficio permite reflejar bellamente en el metal.
Rigor en el espacio, cuerpos de grandes dimensiones armoniosamente pensados para integrarse en el cuerpo.
Joyas para hacerse ver, donde la luz incide y refleja en miles de espectros plateados, y así, brillar y lucirse festejando el placer de poseerlas.

Ricardo Domingo

Deja un comentario