Tácticas de arrendamiento de inmuebles a la altura de la pandemia

0
235

Hoy por hoy, no hay quien no se pregunte cómo enfrentar o cuando menos, cómo suavizar los efectos económicos y financieros de la pandemia por coronavirus. Dependiendo del sector, distintos expertos ya brindan opiniones y recomendaciones, tal es el caso del inmobiliario y más específicamente, de la renta de espacios.

Si tienes una o más propiedades en alquiler y no sabes cómo mostrarte flexible con tus inquilinos, sin arriesgarte a perder parte de esos ingresos que las rentas te representan, la firma de hogares residenciales plus, Agatha Premium Living te sugiere cuatro acciones con las que generarás empatía y asegurarás tu participación en el mercado del arrendamiento, durante y después de esta emergencia sanitaria.

Además, considera que en la Ciudad de México, 90% de nuevos los inmuebles nuevos se destinan para venta y tan solo 10% para rentar, de acuerdo con el Instituto Nacional de la Vivienda (Invi), de modo que tienes sólidas oportunidades. Intenta lo siguiente, sobre todo, si aún no terminas de pagar esa propiedad:

1.- Llega a acuerdos razonables para el aplazamiento, condonación o pago diferido de alquiler. Se necesitará una buena comunicación con cada inquilino, cada uno es un caso único, así que, trata de conocer quiénes están en posibilidad de liquidarte después de pasada la emergencia, quiénes podrían ser candidatos a descuentos por buen historial e incluso, quienes podrían estar exentos del pago de renta, de manera total y definitiva.

Señala claramente en una carta compromiso firmada por ambos, la fecha a partir de la que se pospone o anula el monto, fecha de reanudación de cobros y en el caso de pagos diferidos, estipular en cuántas partes se habrá de retribuir (si es posible).

De ser conveniente, intercambien el pago de renta, por el de servicios como agua, luz, etc. Así no los cubrirás por cuenta propia cuando de por sí, ya no percibirás la parte correspondiente a la renta del espacio en sí.

2.- Sigue promoviendo tus propiedades. Si algún inquilino prefirió desalojar a deberte la renta, es momento de lanzar algunos descuentos u ofertas, para que tu inmueble vuelva a ocuparse en esta época en la que los inquilinos potenciales lo necesitan.

Proporciona medidas, captura y publica fotografías del departamento en tus redes sociales y a través de tu e-mail, para sustituir las visitas presenciales. Muéstrate abierto a negociar. Si puedes, capta un testimonial positivo de tus anteriores o actuales inquilinos, acerca de la experiencia de vivir en tu espacio. Y recuerda: todo debe quedar por escrito.

3.- Incursiona en la economía naranja. También conocida como economía colaborativa, representa un esfuerzo mínimo para ti como prestador de un servicio y un ahorro atractivo para tus posibles inquilinos. Consiste en auxiliarte de plataformas (como Airbnb), a la medida de las necesidades del contratante o consumidor, el cobro se da en función o proporción de cuánto use el servicio y es por ello que resulta conveniente para ambas partes.

En esta época, por ejemplo, hay personas que recorren largas distancias para llegar a hospitales a dar seguimiento al estado de salud de familiares internados, independientemente del tema COVID-19. Así que, si tienes un espacio extra en tu departamento o uno completamente vacío, podrías integrarte al esquema para rentarlo por lapsos cortos, algo más conveniente a tenerlo deshabitado indefinidamente.

La generación millennial, la más apegada a estos modelos, representa el blanco ideal, además, representan casi 50% de la fuerza laboral en México y para 2027 serán el 75%, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

4.- Considera el Coliving. Especialistas del mercado inmobiliario en España aseguran que este arrendamiento temporal es 7.5% más rentable que los de largo plazo o tradicionales y ya goza de buena aceptación en Estados Unidos, Alemania y Reino Unido, porque incluso, algunas empresas especializadas brindan un seguro a los propietarios, ante su preocupación por saber si sus inquilinos podrán pagar al término del confinamiento, otorgando una amplia garantía.

Y como su principal valor reside en la afinidad de perfiles de los habitantes que compartirán el lugar e incluye servicios como limpieza semanal, resulta muy atractivo para los quienes, principalmente, con perfil profesional, ingresos periódicos y que desean permanecer un tiempo determinado. Esto descarta al 99% la posibilidad de que se genere algún tipo de morosidad, de acuerdo con la empresa especializada en el ramo, Inèdit.

Bajo cualquiera de las dos anteriores opciones, para continuar rentando, debes esforzarte por ser muy visible en Internet, enumera todas las ventajas, servicios y comercios del vecindario como nosocomios, restaurantes, museos, parques, centros de justicia, comerciales, de trabajo, escuelas, transporte, etc.

Desconocer cuándo finalizará la situación actual y a qué nuevas circunstancias deberá enfrentarse el sector inmobiliario en general, es más que suficiente para estar intranquilos, sin embargo, hay que explorar alguna de las posibilidades recomendadas, actuar rápido y decididamente para conservar un lugar en el futuro.

Deja un comentario