Cómo decorar una habitación juvenil

0
1032

Tu hijo se ha hecho mayor y seguramente huya de todo lo ñoño que decora su habitación. Es su refugio, el lugar donde pasará más tiempo para estudiar, jugar, leer, pensar, estar con sus amigos… Sin mucho dinero podrás redecorar su habitación para que sea la envidia de toda su pandilla.

Adiós al celeste y al rosa palo
Arranca las cenefas, guarda los muñecos, los juegos más infantiles… Pero nunca hagas nada por tu cuenta. Es una cosa de dos; tuya y de tu hijo, porque al fin y al cabo son sus pertenencias. Apuesta por los colores vivos; verdes, naranjas, fucsias, rojos.

Su dormitorio es un pequeño espacio para grandes ideas
Debe tener un rincón de lectura, de juego, de descanso… y tan importante es la cama como la silla, lugar en el que pasará buena parte de su tiempo estudiando o -por mucho que te indigne- cateando.

Una cama supletoria
Es básica para que pueda invitar a algún amigo a dormir a casa. Puede ser un modelo nido, una litera, etc.

Espacios más que necesarios
Para almacenar sus libros y su ropa pero también su mochila, sus juegos, su ordenador, cd’s… Saca partido al espacio. Echa un vistazo a los nuevos muebles de Ikea. Seguro que te encajan.

Muebles polivalentes
No es más limpio el que más limpia sino el que menos ensucia. Y como en el caso de los jóvenes lo de limpiar no está a la última, te recomiendo que compres muebles con ruedas y que sean ligeros para que se puedan mover con facilidad. Compra grandes contenedores para sus cosas. Seguramente lo abras y estén siempre desordenados pero no tirados por el medio de la habitación.

Deja un comentario