Fácil, disponible en cualquier lugar, desde tu móvil y las 24 horas. Así será el eBanking en México

0
692

Por Danilo Ochoa, Director de ventas de eBanking y eCommerce para América Latina de Gemalto

Aunque México está detrás de otras naciones en el uso de sistemas de pagos electrónicos, este sector está a punto de beneficiarse gracias a las últimas decisiones tomadas por el gobierno federal.

De entrada, hace unas semanas el Banco de México (Banxico) anunció que el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) será ampliado a partir de este año con el fin de incrementar el uso de los sistemas de pago electrónicos.

La primera estrategia será dejar atrás el horario de servicios de 07:00 a 17:30 horas para convertirse en 24 horas.

A este anuncio se suman las reformas estructurales emprendidas por el gobierno federal, las cuales ayudarán a que el comercio electrónico mexicano duplique su valor para el 2018 gracias a la inclusión de más mexicanos a internet y a la presencia de nuevos productos y servicios su alcance.

La industria tiene la capacidad de ofertar servicios y productos que impulsen el e-commerce, sólo requiere el respaldo de la banca, el cual será posible gracias a la reforma financiera recientemente aprobada.

En la medida en que los cibernautas se familiaricen con más y mejores formas de aprovechar sus conexiones, aceptarán probar los servicios financieros. Estudios revelan que los segmentos de compras y banca por internet muestran crecimientos saludables en la medida que aumenta el nivel educativo del usuario y la confianza en la seguridad de las transacciones.

Actualmente 59.2 millones de personas utilizan internet en México, de las cuales, según la AMIPCI, menos de un tercio realiza compras en línea, lo que habla de que aún se está lejos del potencial de este mercado.

Durante 2013 el comercio en línea creció un 43 por ciento y alcanzó un valor estimado de 121 mil millones de pesos; se estima que para el 2018, año en el que se espera que la banca comprenda a cabalidad lo lucrativo que resulta la oferta de productos específicos para los e-consumers, valga 250 millones de pesos.

Otra estrategia para lograr el crecimiento sostenido del comercio electrónico es la eliminación de los costos marginales de las transacciones, las cuales actualmente cuestan hasta 25 pesos según el banco. Banxico también trabaja para lograr que el tiempo de transferencia no supere los cinco segundos.

Estas mejoras ayudarán al impulso de las contrataciones de productos financieros por internet, rubro que avanza lentamente pues sólo el 2 por ciento de los encuestados tiene esta práctica.

Por el contrario, el pago de servicios por internet también crece. De 2011 a 2013 la población que lo realiza pasó de 12 a 21 por ciento.

Aunque el tema dominante en los últimos tres años ha sido el de las redes sociales, utilizadas por el 91 por ciento de los usuarios de internet bancarizados, las compras por internet viven un rápido crecimiento así como el uso de diferentes aplicaciones y descargas que, poco a poco, estimulan otras formas de intercambio comercial.

El número de contactos mensuales entre el usuario bancarizado con acceso a internet y su propio banco asciende a 10.9 en promedio. De ellos, 5.3 contactos se efectúan a través del cajero automático, tres son visitas a la sucursal, dos son ingresos a la banca en línea.

Ante este panorama, las entidades bancarias se interesan cada vez más en la creación de ofertas atractivas que incentiven a los usuarios a utilizar sus servicios en línea con mayor frecuencia.

Por esa razón, una visión de largo es muy significativa y hay tres cuestiones claves que deben tomarse en cuenta para no sólo captar clientes, sino para conseguir su lealtad.

La calidad del servicio: una experiencia eficiente del cliente en todas las plataformas, en los bancos, en línea y por teléfono es fundamental para mantener una base de clientes variada con todas sus necesidades.

La elección de la plataforma de interacción: cada vez más clientes jóvenes exigirán servicios móviles y de banca en línea avanzados y, sin embargo, todavía existen bancos cuyas ofertas relacionadas con los teléfonos inteligentes son relativamente rudimentarias, ya que carecen de la capacidad de asegurar las transacciones de la banca móvil.

Aunque en América Latina el 60 por ciento de los internautas es menor de 34 años y en México más del 60 por ciento del tiempo online es consumido por jóvenes, no se deben dejar de lado otros sectores; será de vital importancia mantener una gama de opciones.

Mantener una reputación inmaculada respecto a la seguridad: Con el aumento de casos de delitos cibernéticos es fundamental garantizar la seguridad de los datos para mantener la lealtad de los clientes. No hay que olvidar que la percepción de falta de seguridad en este tipo de transacciones es uno de los principales frenos para el desarrollo de la banca electrónica.

Gemalto, líder mundial en seguridad digital, ha desarrollado soluciones efectivas y sencillas para los bancos y sus clientes, las cuales van desde aplicaciones móviles, el diseño y fabricación de dispositivos personales seguros como tokens, tarjetas inteligentes (SIMs) y pasaportes, hasta la administración de servicios de implantación para sus clientes.

Gemalto trabaja en el desarrollo de nuevos y mejores servicios de banca electrónica mediante sistemas que brindan soluciones de protección de identidad, seguridad en pagos, servicios electrónicos verificados, acceso a equipos desde la nube (acceso seguro a un espacio virtual propio), comunicación de máquina a máquina, atención médica electrónica, gobierno electrónico y servicios financieros.

Deja un comentario