ViajesVida y Estilo

Israel celebra el Sucot, la Fiesta de las Cabañas

Para la comunidad judía, el mes de septiembre está lleno de celebraciones que reafirman su fe a Dios. El mes comienza con el Rosh Hashaná, el Año Nuevo Judío, continúa con Yom Kipur o el Día del Perdón, y finaliza con el Sucot, la tradicional Fiesta de las Cabañas. Durante 7 días, las familias judías se mudan a una “sucá”, que son pequeñas cabañas improvisadas hechas con paredes de tela y techo de ramas.

Esta festividad tiene origen bíblico y es una conmemoración a las vicisitudes del pueblo judío durante su deambular por el desierto Sinaí después de salir de la esclavitud de Egipto para llegar a Tierra Santa. Las cabañas son un recuerdo de las condiciones precarias en que vivieron durante este trayecto.

Hoy en día, se hace un recuento de este pasaje bíblico como forma de agradecimiento a Dios por haberlos protegido y permitirlos llegar hasta su destino. Durante los 7 días, todos los integrantes de la familia consideran el “sucá” como su hogar; ahí se come, cena y se hacen todas actividades cotidianas.

Al igual que en el Rosh Hashaná y el Yom Kipur, el Sucot también tiene momentos dedicados a la oración. Una de las más importantes es el “Arba Minim” (las cuatro especies) en la que se usa un etrog (un cítrico especial), ramas de un mirto, un sauce y una rama de palmera. Este conjunto se agita dentro de la “sucá” en las seis direcciones cardinales al mismo tiempo que se recitan las oraciones correspondientes. Estas especies representan las diferentes personalidades del pueblo judío, acentuando así su unión.

El Sucot también es conocido como la época de “Nuestra Alegría; las sinagogas y calles se llenan de canciones, música y baile. El último día de esta celebración se le llama Hoshaná Rabá o Gran Salvación, cerrando así el juicio divino.

author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar