ManualidadesVida y Estilo

MASA DE PORCELANA FRIA

250 gr. de fécula de maíz
50 gr. de fécula de maíz (para estirar la masa una vez cocida)
500 gr. de cola vinílica
1 cucharadita de ácido esteárico
1 cucharadita de benzoato de sodio
1 ½ pastilla de alcanfor
1 cucharadita de óxido de zinc
1 cucharada de glicerina
1 cucharada de vaselina líquida
1 cucharada de crema para manos
3 cucharadita de extracto de blanco
100 cc. de agua
1 cucharadita de formol al 5%
5 cc. de alcohol
Colocar en un recipiente descartable y pequeño el alcohol y colocar allí las pastillas de alcanfor. Romperlas y dejar reposar hasta que estén diluidas.
Mezclar todos los ingredientes en un bol (menos el formol y los 50 gs. de fécula de maíz). Revolver hasta unir todo muy bien y dejar descansar la preparación durante 20 minutos.
Verter la mezcla en una sartén grande de teflón y cocinar a fuego lento, revolviendo continuamente con cuchara de madera. Hay que tener en cuenta que la masa debe resultar sequita y no se tiene que quemar, si fuera necesario disminuya el calor del fuego. Retirar la masa del fuego y dejarla entibiar. Incorporar el formol y amasar agregando lentamente los 50 gs. de fécula, hasta que la masa esté fría. Tomar trozos de masa y hacer cilindros, dejarlos sobre la mesada espolvoreada con fécula. Una vez bien fríos, envolver cada cilindro en trozos de film transparentes y sin aire y guardar en frascos de vidrio.
Esta masa puede colorearse con colorantes vegetales (los que se utilizan para repostería) y dura mucho tiempo si se guarda de la manera indicada.

author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar